alodio

(redireccionado de alodios)
Búsquedas relacionadas con alodios: laudemio

alodio

(Del lat. vulgar alodium.)
s. m. HISTORIA Finca o patrimonio libre de toda carga o derecho señorial.

alodio

 
m. Heredad, patrimonio o cosa alodial. Muy usual en el léxico feudal para designar la tierra libre de toda carga, prestación o dependencia.
Traducciones

alodio

alleu

alodio

allodio
Ejemplos ?
El 20 de julio de 1094, Ramón encomendó el feudo de Llimiana y Mur a Artal y le concedió como alodios El Castellet, Claverol y Vall d'Escós.
A pesar de que el cenobio aumentó su patrimonio con la donación de algunos alodios en el año 965, el año 983 el conde Oliva Cabreta cedió el monasterio al de San Lorenzo de Bagá y a mediados del siglo XI ya no residían monjes.
El Libro I contiene las «Disposiciones aplicables en la Isla de Mallorca», ocupándose en tres Títulos de las siguientes instituciones: régimen económico conyugal, sucesiones y especialidades relativas a los derechos reales, como lo son el «estatge» (variedad consuetudinaria del derecho de habitación) y algunas peculiaridades de los censos, alodios y derechos de naturaleza análoga.
El templo fue construido entre los siglos XI y XII y aparece citada por primera vez en el año 1076 en un acta de donación de los alodios de Son en Santa Maria de la Seu.
Los arimanni eran pequeños propietarios de alodios y estaban libres de dependencias personales, con la excepción del poder público, lo que les suponía prestar asistencia militar por petición del rey, mantener puentes, caminos y edificios públicos y religiosos, y sustentar a funcionarios públicos y prelados en el ejercicio de sus funciones cuando estaban en la localidad.
En una época en la que el poder público ofrecía una protección insuficiente, se desarrolló la relación de vasallaje, que era una forma de encomienda en la que un hombre libre entraba en obediencia y prestaba un servicio militar a un poderoso, a cambio de protección y asistencia; de este modo, los guerreros, que eran hombres libres y propietarios de tierras (alodios), se transformaron en una clientela en torno a un señor.
Mientras los arimanni realizaban un servicio público, los vasallos realizaban un servicio a su señor, y este les procuraba un sustento otorgándoles un beneficio territorial, esto es, un usufructo vitalicio. Estas tierras otorgadas en beneficio fortalecían a los vasallos, que a la misma vez eran propietarios de alodios.
El poder coercitivo requería de una clientela de vasallos que ofrecía un servicio armado tanto a señores laicos como religiosos. Estos vasallos recibían como remuneración un beneficio de los propios alodios del señor.
Además, estos funcionarios, en tanto tenían una responsabilidad pública, recibían del monarca un beneficio del fisco, pero como pertenecían a una familia poderosa, podían mantener a sus propios vasallos otorgándoles tierras de entre sus alodios como beneficios, sin embargo, cuando los funcionarios ya dejaban de prestar el servicio al rey, no por ello dejaban de mantener a los vasallos a su servicio.
Se estableció la propiedad privada de la tierra (alodios (en lituano atolai), lo que daría lugar con el paso de los años a la aparición del feudalismo.
Lo que quedaba del monasterio y de la iglesia se fue cayendo paulatinamente, hasta el estado en que se encuentra actualmente. Alodios Castillos Castillo de Gironella Castillo de Vilba Celdas y antiguos prioratos San Genís de Bellera Celda de San Vicente del Sas Priorato de San Miguel de Cellers San Juan de Viu Iglesias Prioratos Santa María de Fontclara...
Abandonó sus derechos sobre toda la tierra que el vizconde de Marsella, Fulco, deseaba donar al monasterio en 1044, mientras que en 1032 había consentido en devolver tierras a la iglesia como alodios.