alodio

alodio

(Del lat. vulgar alodium.)
s. m. HISTORIA Finca o patrimonio libre de toda carga o derecho señorial.

alodio

 
m. Heredad, patrimonio o cosa alodial. Muy usual en el léxico feudal para designar la tierra libre de toda carga, prestación o dependencia.
Traducciones

alodio

alleu

alodio

allodio
Ejemplos ?
Su hija Ragelinda recibió el alodio de Durbuy en la repartición de los bienes alodiales y lo aportó, en forma de dote, al conde Alberto II de Namur, con quien desposó.
Y por esto te damos a ti nuestro alodio que tenemos en el condado de Gerona en el término de Massanet en el lugar que denominamos Lloret, que contiene casas con corrales y huertos, árboles frutales y no frutales, tierras y viñas, bosque, cultivo y baldío...".
Puesto que es manifiesto que tú vas a hacerme concesión a precario del alodio que tenías en el condado de Besalú en el lugar denominado Palou...
Existe otro documento, hasta hace poco considerado el más antiguo, que hace referencia a Massanet de la Selva como unidad singular y delimitada el cual da fe del hecho que, en 1001, los condes de Barcelona-Gerona, Ramón Borrell y Ermessenda de Carcasona, concedieron al vizconde de Gerona Seniofred el alodio de Lloret.
Hacia el año 1000, las tierras de Durbuy constituían un alodio del duque Gotelón I de Lotaringia, hijo de Godofredo I de Verdún, descendiente de la poderosa familia de Ardenne-Verdun.
Aunque algunas fuentes atribuyen el origen del castillo en el siglo VIII para defender el paso de Las Rocasses, no es hasta el siglo XIII que queda documentada su reconstrucción por el noble Alberto de Santromá. Este lo recibió en franco alodio del rey Jaime I de Aragón en 1245, con la condición de rehacer las murallas.
En 1180 aparece la primera referencia a Comarruga, cuando el abad de Sant Cugat concedió a Arnau Sunyer y Berenguer el alodio denominado "ipsum vilare de Coma Ruga", dentro de los términos de los castillos de Calders y San Vicente.
El dominio del castillo estaba inicialmente en manos de la familia Balsareny que lo poseía en alodio porque se lo había apropiado.
l monasterio de San Pedro de Caserras fue un cenobio benedictino situado en un meandro del río Ter, que data del año 1006, cuando la vizcondesa de Osona-Cardona Ermetruit compró a su hijo el conde Ramón Borrell el alodio en el que estaba incluido un núcleo de población y una pequeña iglesia.
La primera noticia documental que conocemos es del año 1145, cuando Guerau de Cabrera, vizconde de Gerona cedió el alodio de la Fredens a un monje llamado Bernardo, para que se levantara una iglesia dedicada a Santa María.
Este alodio era dentro del término de la parroquia de Santa Eulalia de Hortsavinyà en el término del Castillo de Montpalau. En la documentación, sólo aparece Santa María como una iglesia o santuario y no es hasta 1177 cuando consta la existencia del monasterio con una comunidad de religiosos.
Finalmente la Toscana: el granducado, con la extinción de la familia de los Médici, retornó en 1737 a ser un feudo directo del Imperio y bien alodio del emperador Carlos VI, como compensación por la pérdida del Ducado de Lorena, cuya hija María teresa se había unido en matrimonio con el último duque, Francisco Esteban de Lorena.