alodial

(redireccionado de alodiales)

alodial

 
adj. Díc. de la heredad, patrimonio, etc., libre de carga y derecho señorial.
Traducciones

alodial

allodiale
Ejemplos ?
El siglo XI se caracteriza en Cataluña por el desarrollo de la sociedad feudal, como consecuencia de las presiones señoriales para desarrollar lazos de vasallaje con los campesinos libres (alodiales, en catalán aloers).
El poema describe cómo debe ser la imagen, el comportamiento y el tipo del trabajo que se espera de cada uno:: Un muchacho parió Módir, lo vistió con sedas,: con agua le roció, Jarl le llamaron;: rubio era su pelo, brillantes sus mejillas,: agudos sus ojos cual los de una sierpe.: Creció allí Jarl entre los bancos;: blandía escudo de tilo, trenzaba cuerdas de arco,: tensaba los arcos, hacía puntas de flecha,: lanzaba los dardos, agitaba las lanzas,: montaba a caballo, azuzaba los perros,: empuñaba la espada, se echaba a nadar.: Llegó luego al bosque Ríg por el camino,: Ríg por el camino, y le enseñó las runas;: le dijo su nombre y que era hijo suyo;: entonces le ofreció los bienes alodiales...
El uso del término realengo no implica que el rey sea el propietario de las tierras, que tienen sus propietarios alodiales, obligados a pagar al rey los impuestos y cargas que correspondan.
También les será permitido, como en virtud de este tratado y de las cláusulas mas por menor estendidas en dicho acto de cesión del reino de Sicilia se les permite en la mas ámplia forma posible, el vender, enajenar ó trocar en todo ó en parte, en una ó mas veces, los dichos bienes que tienen ó que puedan tener en adelante en el dicho reino de Sicilia á cualquier persona, sean regnícolas ó estranjeras, y retirar en una ó mas veces su valor, y hacerle llevar adonde mejor les pareciere, y esto sin distinción de bienes francos, libres, alodiales ...
Con la invasión lombarda de Italia en el siglo VI, los lombardos habían parcelado el gobierno del territorio del reino entre los generales con el título de duque, en total en torno a una treintena, a los que propietarios libres alodiales servían para la defensa pública.
Junto a estas posesiones alodiales estaban las posesiones de la Corona administradas por los gastaldos. Tras la restauración de la monarquía en la persona de Autario (584-590), pasado el periodo de anarquía, la posición del rey lombardo era difícil de determinar, puesto que la política administrativa y judicial oscilaba entre el poder real centralizador y la resistencia del poder ducal.
Pero por otro lado, los propietarios alodiales libres (arimanni) buscaron protección y seguridad en los grandes propietarios, dada la incapacidad de la corona de frenar no solo los saqueos y rapacidad de piratas y húngaros, sino también la ambición territorial de los grandes propietarios.
El duque Bernardo murió en 1212 y sus dos hijos supervivientes dividieron la herencia sajona: el mayor Enrique se quedó con las posesiones alodiales de los ascanios alrededor de Ballenstedt donde él estableció el condado de Anhalt ascanio, mientras que su hermano menor, Alberto I heredó el título de un duque de Sajonia y retuvo tres estados de Eastphalia desconectados sobre el río Elba alrededor de las ciudades de Wittenberg y Belzig así como el señorío norteño de Lauenburgo con Amt Neuhaus y Land Hadeln en el estuario del Elba.
Incluso cuando Rodolfo III de Borgoña, su señor, vendió muchos de los derechos restantes sobre algunas villas reales, Godofredo los entregó como estados alodiales.
En este sentido, entorno a 1030 en el condado de Provenza, los señores obligan a los campesinos libres (alodiales) a entrar en dependencia a cambio de algún bien o remuneración.
Además, Hans Jobst von Wessenberg adquiere por su matrimonio con una rica heredera, Maria Elizabeth von Krotzingen (alias Barbara), Feldkirch y varios otros bienes, tanto feudales como alodiales.
En 1647, y tras el permiso expreso del Rey Luis XIV, del 23 de febrero de ese año, adquiere, en Alsacia, el señorío de Biss (Beiß) con un castillo, hoy destruido, y el señorío de Didenheim; luego, en 1654, suma las tierras de Brunstatt y de Riedisheim, tierras alodiales situadas todas cerca de Mülhausen, con los derechos señoriales, la alta y baja justicia y fija su residencia en el castillo de Brunstatt.