almohadón

(redireccionado de almohadones)
También se encuentra en: Sinónimos.

almohadón

1. s. m. Cojín usado para acostarse o recostarse le arrellenó el almohadón para que se sintiese más cómodo.
2. Funda en que se mete la almohada de la cama bordó el almohadón con las iniciales. almohada
3. ARQUITECTURA Piedra de donde arranca un arco.

almohadón

 
m. Colchoncillo, a manera de almohada, para sentarse, recostarse o apoyar los pies en él.
Sinónimos

almohadón

sustantivo masculino
Traducciones

almohadón

hassock, pillowcase

almohadón

povlak na polštář

almohadón

pudebetræk

almohadón

Kissenbezug

almohadón

tyynyliina

almohadón

jastučnica

almohadón

federa

almohadón

枕カバー

almohadón

베갯잇

almohadón

kussensloop

almohadón

putetrekk

almohadón

fronha, almofada

almohadón

örngott

almohadón

ปลอกหมอน

almohadón

ra gối

almohadón

枕套

almohadón

възглавница

almohadón

כרית

almohadón

SM (= almohada grande) → large pillow, bolster (Rel) → hassock
Ejemplos ?
¿Qué es esto, amigo mío?, me dijo Charvet, que, sentado al lado del diván, espiaba mi sueño, acomodando los almohadones que me sostenían la cabeza...
De ahí hasta el despertar en la alcoba, con la cabeza apoyada en los almohadones y los ojos de Charvet fijos en los míos, no tengo recuerdo ninguno.
En el centro del piso había un trono, soportado por cuatro esqueletos de caballo, con guarniciones hechas de rojas arañas de fuego; el trono propiamente dicho era de cristal blanco como la leche, y los almohadones eran negros ratoncillos que se mordían la cola unos a otros.
Estos parásitos de las aves, diminutos en el medio habitual, llegan a adquirir en ciertas condiciones proporciones enormes. La sangre humana parece serles particularmente favorable, y no es raro hallarlos en los almohadones de plumas.
«Sí, decían; durante la celebración de cierta solemnidad secreta, la robasteis traidoramente de entre los mismos almohadones de la madre de los dioses.
Una parecía decir: – Mi belleza sabe reanimar el corazón helado de un hombre viejo. Otra: – Adoro estar recostada sobre los almohadones pensando con embriaguez en aquellos que me adoran.
No crea usted por esto que digo que mi mujer me abandona; no, mil veces no. Se instala a mi cabecera; no se mueve de casa; llama al médico con gran prisa; me hace cocimientos; me mulle los almohadones.
En aquella ocasión salió del lugar montada en un poderoso mulo romo, sobre muy lujosas y cómodas jamugas, con blandos almohadones de pluma y con su tablilla para apoyar los piececitos.
Con doña Beatriz Enríquez, que es la cordobesa dama, tan discreta como hermosa, tan buena como gallarda, entra el genovés piloto en una soberbia cuadra, de guadamecí vestida con las molduras doradas, y un estrado de almohadones de terciopelo con franjas, y con grandes borlas de oro sobre alfombras de Granada; mas tan turbado y confuso, que no acierta a hablar palabra, y tan solo en que respira se ve que no es una estatua.
La tarde entorna los cansados ojos, y al sucumbir, doliente y abrasada, cual sobre inmensos almohadones rojos, la cabeza reclina destrenzada.
El gran salón estaba atestado de gente; los jueces ocupaban sus sillones, con las cabezas apoyadas en almohadones de pluma, pues tendrían que pensar no poco.
El consejo en pleno aparecía sentado en sus poltronas de blandos almohadones, y el anciano Rey llevaba un vestido nuevo; la corona de oro y el cetro habían sido pulimentados, y todo presentaba aspecto de gran solemnidad; sólo la princesa estaba lívida, y se había ataviado con un ropaje negro como ala de cuervo; se habría dicho que asistía a un entierro.