almendra


Búsquedas relacionadas con almendra: avellana

almendra

(Del lat. amygdala < gr. amygdale.)
1. s. f. BOTÁNICA Fruto oval y alargado del almendro, rico en grasas y glúcidos.
2. BOTÁNICA Semilla carnosa de cualquier fruto drupáceo.
3. Cualquier objeto de forma semejante a la de una almendra la tiara estaba coronada por unas almendras diamantinas.
4. ARTE Encuadramiento elíptico, dentro del cual se representa a Cristo triunfante. mandorla
5. almendra garrapiñada COCINA Confite consistente en una almendra recubierta de azúcar acaramelado y canela.

almendra

 
f. Fruto del almendro; es una drupa oblonga, formada por una envoltura coriácea, una cáscara leñosa interior y una semilla carnosa envuelta en una película de color canela. Es comestible y muy apreciada.
Semilla encerrada en la cáscara de este fruto.
Semilla carnosa de cualquier drupácea.
fig.Lo que tiene forma parecida a la de la almendra: los guijarros pequeños, ciertos diamantes, piezas de cristal de los candeleros, adornos de moldura, etc.
almendra amarga La del almendro amargo. Es venenosa comida en cantidad.
almendra garrapiñada La que se prepara como confite envuelta en una costra de azúcar.
almendra mollar La de cáscara fácil de quebrar.
b. art. almendra mística En algunas obras de artistas medievales, aureola elíptica que envuelve a las figuras divinas.

almendra

(alˈmendɾa)
sustantivo femenino
1. fruto ovalado y marrón del almendro Las almendras maduran en verano.
2. semilla comestible del almendro Las almendras son ricas en vitamina E.
3. semilla carnosa la almendra del durazno o melocotón
4. objeto con forma parecida a la de una almendra Sus pendientes eran almendras de diamante.
Traducciones

almendra

almond, kernel

almendra

amandel

almendra

бадем, ядка

almendra

ametlla

almendra

mandel

almendra

Mandel

almendra

amando, migdalo

almendra

manteli

almendra

amande, almande

almendra

mandorla

almendra

amygdalum

almendra

amandel

almendra

migdał

almendra

amêndoa, mígala

almendra

mandel

almendra

badem

almendra

لَوْز

almendra

mandle

almendra

badem

almendra

アーモンド

almendra

아몬드

almendra

mandel

almendra

เมล็ดอัลมอนด์

almendra

quả hạnh

almendra

杏仁

almendra

SF
1. (Bot) → almond
ser almendra (Caribe) (= encanto) → to be a love, be a peach
almendra amargabitter almond
almendra garapiñadasugared almond
almendra tostadatoasted almond
2. (= semilla) → kernel, stone
3. [de vidrio] → cut-glass drop (of chandelier)

almendra

f. almond.
Ejemplos ?
– Si tuviera mi cortafrío (parecía un aprendiz de cerrajero) le saltaría esos ojos blancos como se saca una almendra de su cáscara.
-Muy bien --contestó Steerforth-, y estoy casi seguro de que también te gustaría gastar otro chelín en bizcochos de almendra, ¿eh?
El niño canta en el seno de Anunciación sorprendida. Tres balas de almendra verde tiemblan en su vocecita. Ya San Gabriel en el aire por una escala, subía.
Ocupadas las sillas y el estrado, salió Trebejos, gato remendado, y sacando a la bella Gatiparda, comenzaron los dos una gallarda, como en París pudiera Melisendra; y luego, con dos cáscaras de almendra atadas en los dedos, resonando el eco dulce y blando, bailaron la chacona Trapillos y Maimona, cogiendo el delantal con las dos manos, si bien murmuración de gatos canos.
Era más baja que otra cosa, trigueña, de cabello muy abundante, en ondas; boca fresca, ojos como los que tantas veces alaba el Ramayana, como aquellos tan nobles y tan dulces de Sita, de figura de almendra.
La mazorca ostenta su sedosa cabellera; la uva se endulza, como apercibiéndose a la vendimia; el higo ya gotea miel; la aceituna se ennegrece y se ablanda; la almendra cae de su encierro, perfumada por las olorosas gomas; el melocotón ofrece, tras la aterciopelada pelusilla, sus ricas carnes; el melón y la sandía convidan con su frescor, en tales términos, que bien puede llamarse el campo, en semejante estación, el festín de los festines.
¡Miren, miren a la gatita de Mari-Ramos, que hacía ascos a los ratones y engullía los gusanos! ¡Malhaya la niña de la media almendra!
Al cabo persuadiose don Alonso, que no era ningún niño de la media almendra, de que no rendiría la fortaleza si no ponía de su parte ejército auxiliar, y acertó a propiciarse la tercería de una amiga de doña Elvira, «Dádivas quebrantan peñas» o lo que es lo mismo, «no hay cerradura donde es de oro la ganzúa»; y el de Leyva, que tenía empeñada su vanidad en el logro de la conquista, supo portarse con tanto rumbo, que la amiga empezó por sondear el terreno, encareciendo ante doña Elvira las cualidades, gentileza y demás condiciones del mancebo.
Suponemos que esto o cosa parecida sucedería, y que Fortunato no se dejó decir dos veces que le permitían entrar en la gloria, que tal es para todo enamorado una mano de conversación a solas con una chica como un piñón de almendra.
Keller, `Der Grüne Heinrich', se relata un sueño: `un brioso caballo iba y venía por una hermosa pradera de avena, cada grano de la cual estaba formado por almendra, uva y una moneda nueva de un penique… todo envuelto en seda roja y atado con un trozo de cerda'.
El celestial humor recién cuajado Que la almendra guardó, entre verde y seca, En blanca mimbre se lo puso al lado Y un copo, en verdes juncos, de manteca; En breve corcho, pero bien labrado, Un rubio hijo de una encina hueca, Dulcísimo panal, a cuya cera Su néctar vinculó la primavera.
El duende de que hablo, oscuro y estremecido, es descendiente de aquel alegrísimo demonio de Sócrates, mármol y sal que lo arañó indignado el día en que tomó la cicuta, y del otro melancólico demonillo de Descartes, pequeño como almendra verde, que, harto de círculos y líneas, salió por los canales para oír cantar a los marineros borrachos.