almagrera

almagrera

 
f. art. y of. Bote en que llevan el almagre los que lo utilizan para marcar (carpinteros, canteros, etc.).
Ejemplos ?
Mientras Hardy abandona estos aspectos del personaje de Venn al final de la novela, durante su fase "almagrera", Venn dota de elementos de realismo mágico y lo que los modernos lectores entenderían como elementos superheroicos de la novela.
Especialmente, su desarrollo ha estado afectado por las migraciones que se han sucedido en la zona a partir de comienzos del siglo XX, y sobre todo con las emigraciones masivas de agricultores alpujarreños hacia las minas de Sierra Almagrera (Almería) y de Linares (Jaén).
Las explotaciones más representativas fueron la minería del plomo en la Sierra de Gádor y Sierra Almagrera, en Cuevas del Almanzora, desde aproximadamente 1820 y fundamental hasta finales del siglo XIX; el hierro, extraído de las sierras del interior, la producción minera más relevante entre 1890 y la década de 1930.
Este nuevo ciclo regentado por empresas internacionales de mayor tamaño sería el motor impulsor de la construcción del ferrocarril en la provincia. En 1839 se descubre en la Sierra Almagrera el filón de plomo argentífero del Jaroso.
En 1.838 se produce una vuelta de hoja en la historia contemporánea de la zona, convirtiéndose en el centro neurálgico de la minería y metalurgia mundiales gracias al descubrimiento casual de una veta de galena argentífera en el barranco del Jaroso, por parte de un labrador de Cuevas del Almanzora (Andrés López, alias “El Perdigón”), supuso el inicio de una frenética actividad extractiva a gran escala que nutrió de trabajo y riqueza la zona, a las minas de plomo de la Sierra de Gádor, se les sumaba, de esta forma, la producción de la galena argentífera de Almagrera.
Todo este proceso estuvo acompañado por movimientos especulativos y operaciones fraudulentas sin precedentes; así, desde 1.839 hasta 1.845 se realizaron en España más de 13.000 transferencias de acciones de las minas de Almagrera, alcanzando un valor en el mercado financiero superior a los 60 millones de reales.
En ellas se pueden contemplar panorámicas del Barranco Jaroso, Las Herrerías y la Sierra Almagrera, también de otros puntos de Mazarrón y Águilas.
Con el descubrimiento, la actividad minera en cuanto a metales preciosos, hasta ese momento centrada esencialmente en los yacimientos costeros de Sierra Almagrera en la provincia de Almería, llegó al interior peninsular.
Entre los periódicos que se editan en la región se encuentran: El buen deseo, El Ideal político, El Noticiero de Murcia, El obrero (Murcia), El minero de Almagrera, El aura murciana, El ateneo lorquino, Cartagena ilustrada, etc; sin embargo, pocos consiguen sobrevivir varios años.
A su valor estratégico y comercial, se añadía su importancia como centro de control de la explotación de los cercanos distritos mineros de Sierra Almagrera y Herrerías, así como la disposición de un territorio en el que destacaba la presencia de tierras de gran riqueza agrícola alimentadas por tres cauces fluviales, los ríos Almanzora, Antas y Aguas.
Esta última gran remodelación de finales del siglo XIX fue realizada por Antonio Abellán Peñuela, primer Marqués de Almanzora. La fortuna familiar proviene de las minas de plata que poseía en la Sierra de Almagrera.
En 1884, con 26 años, viaja a Lorca para conocer a su familia murciana y para visitar varias minas en Carboneras y Almagrera de las que era accionista junto a su familia.