aliviado

(redireccionado de aliviada)
Traducciones

aliviado

relieved

aliviado

klidný

aliviado

lettet

aliviado

erleichtert

aliviado

helpottunut

aliviado

soulagé

aliviado

koji osjeća olakšanje

aliviado

alleviato

aliviado

安心した

aliviado

마음이 놓이는

aliviado

opgelucht

aliviado

lettet

aliviado

z ulgą

aliviado

aliviado

aliviado

lättad

aliviado

ที่ผ่อนคลาย

aliviado

rahatlamış

aliviado

bớt căng thẳng

aliviado

放心的

aliviado-a

a. relieved, alleviated.
Ejemplos ?
Estas causas inclinaron al Gobierno a tener en suspenso el ejercicio de las acciones tendientes a la desocupación de los hogares, porque de lo contrario millares de familias hubiesen sido arrojadas a la calle y expuestas a las naturales consecuencias de la miseria. Aliviada un poco la situación al iniciarse el año de 1916, la medida adoptada se modificó consecuentemente al disponerse que cuando el juicio de desocupación se fundara en la falta de pago de rentas que no excedieran de veinticinco pesos mensuales, el juez podía suspender el juicio de lanzamiento si se encontraba frente a un caso de miseria excepcional y notoria, sin estorbar por ello el derecho de los acreedores para exigir el pago de las pensiones que se les adeudasen.
Si las grandes potencias se deciden a no utilizar el asunto de los alimentos como instrumento de presión política internacional, sino a resolverlo mediante la creación de un fondo eficientemente organizado y manejado; si las grandes naciones disponen en este momento -y en un futuro próximo dispondrán también- de reservas de alimentos necesarios para otros países, se deciden a brindar su ayuda con un espíritu verdadero de solidaridad, la situación del hambre en muchos países de América Latina, de áfrica y de Asia, podrá ser aliviada.
Pero la violencia de la epidemia no se vio aliviada ni por auxilio humano ni divino, y se afirma que, como las personas estaban completamente superados por terrores supersticiosos, se introdujeron, entre otros intentos de aplacar la ira celestial, representaciones escénicas, una novedad para una nación de guerreros que hasta entonces sólo tenían los juegos del Circo.
En la propia Ciudad, el gran número de colonos enviados al exterior, hizo que la plebe estuviese menos inquieta y más aliviada de sus cargas financieras.
No pueden Durar nuestras alegrías, Que son flores y las roen Insectos que las codician. Tocaba al ocaso el sol, Era la tarde sombría, Y aliviada se vio un tanto De sus dolorosas cuitas.
Ya libres de las miradas de la multitud curiosa, que grosera e imprudente, hasta cuando aplaude estorba, en delicioso retiro Rosa y don Bustos a solas, de sus amores platican en su cámara ostentosa. Ella aparece cual nunca halagüeña y seductora, suelto el cabello y los lazos, aliviada de las joyas.
Y así, por mayor, por el peligro en que estaba, haciendo el confesor algunas prevenciones y prometiendo, si a la mañana se hallase más aliviada, confesarse, la absolvió, y dando lugar al médico del cuerpo, acudiendo todos y los religiosos, que no se quisieron ir hasta dejarla curada, la desnudaron y pusieron en la cama, y hallaron que tenía una estocada entre los pechos, de la parte de arriba, que aunque no era penetrante, mostraba ser peligrosa, y lo fuera más, a no haberla defendido algo las ballenas de un justillo que traía.
- CONCLUSIÓN - Ya libres de las miradas de la multitud curiosa, que envidiosa o imprudente, hasta cuando aplaude estorba, en delicioso retiro don Pedro Ibáñez y Rosa, enamorados platican en el altar de su alcoba. Ella parece cual nunca halagüeña y seductora, suelto el cabello y los lazos, y aliviada de las joyas.
Sin embargo, ahora que ese error ha sido superado, ahora que Europa respira aliviada de su pesadilla y que al menos le es lícito disfrutar de un mejor - sueño, somos nosotros, cuya tarea es el estar despiertos, los herederos de toda la fuerza que la lucha contra ese error ha desarrollado y hecho crecer.
El médico la encontró muy aliviada a la mañana siguiente; y, como pasó también el día cada vez más tranquila, la segunda noche se retiró Angustias a su cuarto después de las dos, cediendo a las tiernas súplicas de su madre y a las imperiosas órdenes del Capitán, y Rosa, se quedó de enfermera...
Por eso aquella carne de cañón tendida en la línea divisoria se siente aliviada con la paz, y si bien consideran perjudiciales los términos en que se negocio, aspiran recuperar la dignidad con trabajo, ahora que es posible sin el temblor de los fusiles.
Eso fue que me dio la pataleta del susto... pero ya estoy aliviada... Tóme otra vez la pócima que dejó el doctor; ¡está muy sabrosa!...