alifato

alifato

(Del ár. alif, primera letra del alfabeto árabe.)
s. m. Serie ordenada de las consonantes árabes.

alifato

 
m. Serie de las consonantes árabes, conforme a un orden tradicional, que varía según se trata de países musulmanes orientales u occidentales.
Ejemplos ?
La rima acostumbra a ser consonante, y se presenta de forma diversa: – a – a, abab… Las jarchas fueron halladas en el año 1948 por el hebraísta Samuel Miklos Stern en colaboración con el ilustre arabista español Emilio García Gómez, y se han podido recuperar gracias a que poetas cultos árabes y hebreos de aquellos siglos las incorporaron a sus moaxajas. Las jarchas están escritas en lengua mozárabe con grafías del alifato árabe o alefato hebreo (literatura aljamiada).
l alfabeto árabe, también conocido como «alifato» en español (de alif, su primera letra), es la escritura usada en muchas lenguas de Asia y África, tales como el árabe, el persa y el urdu.
Es el segundo alfabeto más extendido a nivel mundial, sólo detrás del alfabeto latino. El alifato tiene características similares al alfabeto hebreo, en este sentido es un abyad.
Además del árabe, hay varias lenguas que usan este mismo alfabeto, entre las cuales se incluyen el urdu y el persa; el turco se escribía con alifato hasta las reformas de Kemal Atatürk en la década de 1920.
Sin embargo, durante la historia se usaron diversos alfabetos como el Cirílico, el Alifato, el griego, el latino y otros sistemas de escritura asiáticos.
La incierta situación del alifato y otros alfabetos ha dado lugar a la creación de DejaVu LGC, un subconjunto de las tipografías DejaVu que sólo contiene caracteres latinos, griegos y cirílicos.
Baik - Bien El alfabeto más ampliamente extendido para la escritura del malayo es el latino, si bien en ámbitos religiosos musulmanes se utiliza también el Jawi, una adaptación del alifato árabe para el idioma malayo.
La escritura cursiva, sin embargo, al ser más continuada y fluida, se acabó utilizando con mayor frecuencia. Esta variante cursiva es precursora del alifato árabe.
Esta —al igual que sus inmediatas derivadas— es del tipo abyad, es decir solo constaba de consonantes, el método de escritura abyad también se encuentra en otras como en la escritura aramea, la escritura hebrea basada en el alefbet o álef-bet, y la escritura arábiga, si bien la escritura hebrea precisó el valor de los fonemas utilizando el sistema de puntos diacríticos llamado masorético por el cual diversos puntos en relación a cada grafema tienen la función de vocales, algo semejante ocurre con el alifato o alfabeto árabe.
El significado religioso y cultural del alefato fue determinante, así como la educación elemental en hebreo en el medievo, y el desconocimiento o poca familiaridad con el alifato árabe.
Este, sin embargo, incorporó a su vocabulario gran número de palabras de origen árabe, sobre todo en el dominio religioso. Además, el persa abandonó el alfabeto arameo adaptado y adoptó una variante del alifato árabe, modificado.
Por otra parte, un tercio de la población habla una segunda lengua que solo hace muy poco ha sido reconocida como oficial, el bereber, tamazight o amazigue, término adaptado a la fonética del español que parece estar arraigando; cuenta con una muy rica literatura oral y posee su propio alfabeto, el tifinagh, aunque también se transcribe en alifato o en alfabeto latino.