Ejemplos ?
Entre 1921 y 1922 trabajó como médico agregado del Hospicio de las Mercedes. En 1925 pasó con similar función al Hospital Nacional de Alienadas.
La vida pública era el inglés. Se veía a los habitantes de Quebec por su nueva inteligencia emergente como alienadas y maltratadas.
Cuando falleció, Moyano apenas contaba 53 años. El Hospital Nacional de Alienadas hoy lleva su nombre. Material ampliatorio e imágenes en línea en la revista del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Como estudiante discípulo de Jakob, se formó con él como investigador en el Laboratorio de Neurobiología del Hospital Nacional de Alienadas y luego viajó a Europa.
En enero de 1972, Tripura fue convertido en estado y en 1976 la ley de restauración de las tierras alienadas fue aprobada previendo la devolución a los tripuríes de tierras ocupadas ilegalmente por los emigrantes desde 1969.
La decisión del Consejo Privado sobre Rodesia Meridional dejó preguntas abiertas sobre el reclamo de la BSAC sobre las tierras no alienadas al norte del Zambezi.
Este hospital, que corresponde al modelo asilar con una estructura manicomial, presta servicios a la población adulta femenina y es uno de los dos únicos hospitales psiquiátricos de Buenos Aires que cuenta con un quirófano, siendo el otro el hospital Borda. Originalmente fue el hospital Nacional de Alienadas de Buenos Aires.
Tomasa Vélez Sarsfield inspectora del Hospital General de Mujeres y vocal de la Sociedad Porteña de Beneficiencia, elevó un informe que generó que la Sociedad de Beneficencia, formada por las damas porteñas de la alta sociedad, le propusiera al gobierno nacional la creación de un hospital específico para las mujeres con trastornos mentales. En 1854 el gobierno nacional creó el Hospital Nacional de Alienadas.
La frontera entre el mundo real exterior y el mundo vital interior es un Leitmotiv recurrente en la obra de Panizza, como en el cuento Die gelbe Kroete ("El sapo amarillo"), de 1896, tan solo un año posterior al ensayo, junto a visiones alienadas de la humanidad, como en Die Menschenfabrik ("La fábrica de hombres"), de 1890.
Mucha de la fuerza estética de Sherman proviene de la idea de que nosotros también formamos parte de la debacle general de la humanidad, aunque resulte fácil distanciarse de estas fotografías alienadas y ordinarias.
Morales, era jefe del gobierno revolucionario, y para estas fechas emitió un decreto sobre la restitución de las tierras aldeanas a fin de probar que habían sido ilegítimamente alienadas por los terratenientes.
Prominente en la actividad literaria italiana desde 1927, cuando empezó a escribir para la revista 900, donde aparecen sus primeros cuentos, acerca de las dificultades morales de las personas socialmente alienadas y atrapadas por las circunstancias.