alguacilillo

(redireccionado de alguacilillos)

alguacilillo

s. m. TAUROMAQUIA Jinete que va delante de la cuadrilla durante el paseíllo y recibe del presidente las llaves del toril.
Ejemplos ?
Hacen su aparición a caballo y en pareja, realizando de forma simbólica la ceremonia de «despejo» de la plaza, dando una vuelta al ruedo, en recuerdo de cuando había que desalojar al público de la plaza pública para que pudiese comenzar el festejo sin peligro. Los dos alguacilillos son los primeros miembros de la comitiva del paseíllo que salen al ruedo de la plaza de toros.
La mayor parte de los aficionados no encontraban la plaza, primero y después no daban con su localidad en los enormes tendidos de la misma. El paseíllo fue encabezado por cuatro alguacilillos.
Picadores. Banderilleros. Mozo de espadas. Alguacilillos. Monosabios: Mozos que ayudan al picador en la plaza. Areneros: Mozos encargados de mantener acondicionada la arena del ruedo durante la lidia.
Uno de ellos daba la orden con un pañuelo para que carretas provistas con agua regaran la arena, pues así evitaban así se levantara polvo. Luego, los alguacilillos recorrían nuevamente el ruedo retirando a las personas que no deberían estar allí.
Otra de las curiosidades que anota el cronista de la época era cómo el público se divertía cuando los toros perseguían a los alguacilillos, pues éstos eran funcionarios públicos encargados, entre otras cosas, de recaudar los impuestos.
Después de que la realeza ocupaba sus palcos aparecían en el rectángulo de la plaza seis alguacilillos en caballos ricamente enjaezados.
Toros en el campo, en chiqueros, en el ruedo. Toreros y sus cuadrillas, alguacilillos, rejoneadores, picadores. Todas las suertes de una corrida, desde el paseíllo y el capote hasta la espada, el descabello y el arrastre.
Archivo:Feria de San Lucas - Jaén.jpg Vista nocturna de la feria en 2011. Archivo:Alguacilillos.jpg Alguacilillos en el paseíllo de una corrida.
Por la tarde, es vistoso es desfile de "caballeros en plaza": los alguacilillos y las mulillas van a la plaza de toros desde la Plaza del Castillo.
Trabajó en el estudio de Marcelino de Unceta, de cuyo estilo neoclásico asimilará muchos aspectos en sus obras de género al gusto decimonónico, como en los temas de timbaleros y alguacilillos del Ayuntamiento zaragozano.
Se encarga de mantener el orden en la plaza y entre sus funciones se encuentran la de ordenar el comienzo del festejo, los cambios de tercio y otorgar los premios –orejas y rabo– a los matadores. Alguacilillos: Son los agentes encargados de transmitir las órdenes del presidente durante las corridas.