algodonero

(redireccionado de algodoneras)

algodonero, a

1. adj. Del algodón producción algodonera.
2. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que trata el algodón o lo cultiva.
3. s. m. BOTÁNICA Planta herbácea malvácea, originaria de la India, cuyas semillas están recubiertas de una sustancia fibrosa y blanca.
NOTA: Nombre científico: (Gossypium.)

algodonero -ra

 
adj. Relativo al algodón.
m. f. Persona que trata en algodón.
m. bot. Algodón.

algodonero, -ra

(alγoðo'neɾo, -ɾa)
abreviación
que está relacionado con el algodón la industria algodonera

algodonero, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona que cultiva el algodón los algodoneros de la plantación

algodonero


sustantivo masculino
planta del algodón plantar algodoneros
Traducciones

algodonero

cotton

algodonero

Baumwolle

algodonero

cotone

algodonero

coton

algodonero

хлопок

algodonero

katoen

algodonero

algodão

algodonero

القطن

algodonero

bawełna

algodonero

βαμβάκι

algodonero

памук

algodonero

棉花

algodonero

棉花

algodonero

bavlna

algodonero

bomuld

algodonero

כותנה

algodonero

綿

algodonero

bomull

algodonero

ฝ้าย

algodonero

/a
A. ADJcotton antes de s
B. SM/F (= persona, cultivador) → cotton grower; (= comerciante) → cotton dealer
C. SM (= planta) → cotton plant
Ejemplos ?
La industria lanera inglesa sufría quebrantos como la francesa, y otro tanto ocurría con la manufactura de la seda. Y si las fábricas algodoneras inglesas seguían trabajando, no era ya con las mismas ganancias que en 1849 y 1850.
Entre las resoluciones de más importancia durante el tiempo a que se contrae este Informe, están las ejecutadas en las regiones algodoneras de Coahuila, Durango y Baja California y en la henequenera de Yucatán y Campeche; resoluciones que se dictaron después de los estudios y planeaciones que fue preciso anticipar para la mejor aplicación de las leyes agrarias en la zona de referencia, habiéndose beneficiado 85,000 campesinos en la forma y términos ya conocidos por esta Honorable Representación.
La plaga de gusano rosado, que por desgracia acaba de invadir toda la Comarca Lagunera, está siendo combatida con eficacia, no habiéndose podido dictar desde luego las medidas apropiadas para su extinción, por ser plaga desconocida en las regiones algodoneras de México y de los Estados Unidos.
En cumplimiento de tales instrucciones se han entregado ya, prácticamente, todas las despepitadoras algodoneras que fueron propiedad de dichas instituciones.
Las industrias parisinas tienen todo el trabajo que necesitan, y también marchan bastante bien las fábricas algodoneras de Ruán y Mulhouse, aunque aquí, como en Inglaterra, los elevados precios de la materia prima han entorpecido este mejoramiento.
El 27 de mayo de 1881 las tropas chilenas ocuparon Pisco, siguiendo el plan del General Patricio Lynch ya que en Pisco se encontraba fuertemente armado y con hombres a caballo el terrateniente Manuel Vicente Del Solar Gabas, propietario de las haciendas algodoneras de San Jacinto en Pisco, departamento de Ica y Sinto en Castrovirreyna, departamento de Huancavelica.
A partir de la década de 1990 uno de los principales productores de algodón de Guatemala, la familia Molina Espinoza, comenzó a reconvertir zonas algodoneras y ganaderas de su propiedad, en plantaciones de palma africana.
Hasta 1828 se construyeron treinta y cinco fábricas algodoneras textiles, que procesaban anualmente de 3.000 a 4.000 toneladas de algodón.
Güell, Ramis y Compañía se convirtió en una de las mayores industrias algodoneras de España y, a su vez, en epicentro del incipiente movimiento obrero.
PBI - Tasa de crecimiento real: 1,6% (estimación para 1998) PBI - per capita: GDP - composición por sector: agricultura: 5,5% industria: 22,5% servicios: 72% (1996) Tasa de inflación (a precios del consumidor) 1% (1998 est.) Fuerza laboral: 18.172 (junio de 1995) Tasa de desempleo: 4,5% (1997) Presupuesto: Ingesos: $64,1 millones Gastos: $73,3 millones, incluyendo gastos de capital por $10,4 millones (1997 est.) Industrias: Azucareras, turismo, algodoneras...
En esta expedición fueron afectados edificios y servicios públicos, haciendas azucareras y algodoneras como Puente, Palo Seco y Rinconada, donde sus dueños se negaron de pagar los cupos de guerra de acuerdo a la legislación vigente.
De ese modo, en 1906 los industriales italianos eran propietarios del 56,60 % de los establecimientos mecánicos, del 46,30 % de las sombrererías, algodoneras, camiserías, del 57 % de las industrias alimentarias y del 78,60 % de la industria de la construcción de la ciudad de Buenos Aires.