algarada


También se encuentra en: Sinónimos.

algarada

(Derivado de algara, incursión de guerra < ár. al-gara.)
1. s. f. HISTORIA, MILITAR Algara, tropa y la correría que realiza.
2. Vocería, alboroto, disturbio callejero las algaradas se fueron sucediendo a lo largo de la tarde. tumulto

algarada

 
f. Algara.
Vocerío grande; tumulto, motín.
Sinónimos

algarada

sustantivo femenino
Traducciones

algarada

SF
1. (= griterío) → outcry
hacer o levantar una algaradato kick up a tremendous fuss
2. (Hist) → cavalry raid, cavalry troop
Ejemplos ?
Luego de esto, Pedro regresa a España y sigue FVP con presentaciones en España como en el Ateneo Libertario de Madrid y en la Casa Okupa de Algarada.
Hubo 11 muertos y 193 heridos, en su mayoría transeúntes que no participaban en la algarada estudiantil, incluyendo ancianos, mujeres y niños.
La noche inaugural de Artaxerxes (2 de febrero de 1762) en el Teatro Royal del Covent Garden de Londres, fue muy exitosa. La obra se repuso en el teatro al año siguiente, aunque esta segunda temporada se vio ensombrecida por una algarada.
Muchos de ellos se convirtieron en guías, lenguas, aladides, leventes o incluso capitanes y, ya en tierra, contaban con la connivencia de los otros andalusíes que reclamaban, e incluso varios musulmanes actuales siguen reclamando, aquella tierra invadida como suya. De esta manera, las viejas incursiones medievales, como la cabalgada o la algarada, vuelven a practicarse desde el mar.
El día 2 de mayo de 1808 partió de Madrid rumbo a su pueblo natal, ante la delicada situación política en que se hallaba el país y el inminente estallido de una algarada en Madrid contra la invasión napoleónica.
En Portugal en cambio, el motín antifiscal más típico consistía en una algarada popular rural, reunida al toque de campanas, en la que los aldeanos expulsaban a los funcionarios del catastro cuando estaban midiendo las propiedades, o asaltaban y destruían el edificio público en el que se registraban las obligaciones fiscales de cada uno de ellos.
Los señores feudales y los adelantados de las fronteras, los walíes y caballeros árabes hacían mutuamente correrías en sus respectivos litorales, y a eso decían "hacer algarada", "irse de escaramuza", porque según las leyes de guerra entabladas podían acometer cualquier castillo y hacer los unos o los otros correrías o cabalgadas de improviso y con estratagema que no durase más de tres días.
En abril de 1570, informado Abén Aboo, cabecilla de la rebelión, de los acontecimientos de Ronda, envía a su hermano El Galip para que encabece la algarada desde la Axarquía hasta la Serranía de Ronda.
En 1974, al final de la dictadura franquista, el general Franco gravemente enfermo le confesaba a su médico personal, Vicente Gil: «Vicente, los falangistas, en definitiva, sois unos chulos de algarada»; a lo que Vicente Gil replicó: «Mi General, eso es algo que no consiento y desearía que ésta fuese la última vez que hable de este tema.
Recuerdo que usted, mi General, fue a felicitarme a Posada de Llanera y a felicitar a mi centuria de falangistas de esos a los que usted llama hoy “chulos de algarada”.
Existen tres ramales: Ramal de la Algarada de Álvar Fáñez (Guadalajara: une la ciudad de Guadalajara con Castejón de Henares y sigue el ataque lanzado por Álvar Fáñez desde Castejón.
Yo, que ni quito ni pongo rey, ni entro ni salgo en sanhedrín de candidaturas, y que presencio la algarada politiquera tranquilamente arrellanado en mi poltrona, sin inquietarme por tirios ni troyanos, moros ni cristianos, gutibambas ni muzife- rrenas, siéntome hoy también atacado de la influenza episto- tolar; sólo que mientras la mayoría de escritores mis paisa- nos esgrime la péñola sobre eleccionario asunto, á mí antó- jaseme discurrir, y disparatar acaso, en la tranquila región de las letras.