alfiz

(redireccionado de alfices)

alfiz

(Del ár. al-ifriz, ornamento arquitectónico.)
s. m. ARQUITECTURA Recuadro del arco árabe.
NOTA: En plural: alfices
Ejemplos ?
La torre se encuentra algo desplazada del cuerpo de la iglesia y puede fecharse hacia la primera mitad del siglo XIV, como prueban sus arcos polilobulados enmarcados en alfices.
A la primera etapa corresponden la planta rectangular de una sola nave con arcos transversales, el pórtico exterior, con tres arcos apuntados enmarcados por alfices sobre pilares ochavados, y la torre-fachada de tres cuerpos rematada por chapitel situada a los pies.
Los del tramo recto se separan mediante alfices e impostas a sardinel, mientras que los de ábside ascienden sin interrupción hasta el friso de esquinillas que les remata.
Tras ella se encuentra el patio que conserva los arcos cegados encuadrados en alfices, debajo existen unas galerías abovedadas cuyo fin era aislar el grano almacenado.
De especial belleza es su ábside semicircular, que representa tres pisos de arcos de medio punto ciegos, alternados de alfices y frisos de esquinillas.
La plaza de toros de Mérida responde al modelo monumental, con fachada en la que dominan las masas de pilastras de sustentación, los vanos de las puertas y ventanas en arcos de medio punto de la primera planta y los arcos tripartitos de los dos cuerpos superiores, que pretenden ajimeces y alfices.
En el muro perimetral izquierdo de la nave se abren cuatro vanos, uno de medio punto y tres apuntados enmarcados por alfices, que comunican con la capilla del Sagrario.
Tras la primera crujía se sitúa un patio principal, cuadrangular, conformado en sus flancos norte y oeste por pandas de arcos de medio punto de ladrillo visto enmarcados por alfices sobre columnas toscanas.
Por los materiales utilizados y las formas que tienen diferentes elementos como ventanas y puertas, se deduce la presencia de alarifes mudéjares, que eran los que ahora se suelen llamar «maestros de obras», pues los citados elementos tienen los huecos rebordeados con ladrillo y, a su vez, están enmarcados con alfices al igual que en otros castillos de la zona, que son muy similares a este, como el Castillo de Herrera del Duque.
Las naves laterales están formadas por cubiertas góticas, realizadas por Hernán Ruiz "el Viejo", que descienden en módulos de tres arcos califales; la nave central se separa de las laterales por arcos de medio punto trasdosados con otros apuntados y alfices, apoyados en pilares rectangulares y cegados por las capillas y el coro.
Son escasos los restos de portadas mudéjares, que tenía arcos de herradura, alfices de ladrillo, ventanas dobles con arco de herradura, con decoración de cintas y nudo (almohades).
Cabe destacar de su exterior la torre situada en la parte izquierda de la cabecera del templo, siendo de fuerte fabrica de mampostería y ladrillo, de planta cuadrada sin más detalles que dos pequeñas ventanas de ojiva. En su último cuerpo muestra en cada cara dos arcos de ojiva inscritos en alfices.