alerta

alerta

(Del ital. all'erta.)
1. adv. Con atención, vigilando estuvo alerta toda la noche.
2. s. f. Situación de vigilancia o atención la tropa dormía mientras la alerta les amenazaba.
3. ¡alerta! interj. Expresión usada para ordenar la vigilancia, equivale a "atención" ¡alerta! oigo voces a lo lejos.

alerta

 
adv. Con vigilancia y atención.
interj.-m. Se emplea para excitar a la vigilancia.

alerta

(aˈleɾta)
abreviación
que está atento y vigilante mirada alerta

alerta


sustantivo femenino
1. situación peligrosa que requiere atención Hay alerta permanente por contrabando en la frontera.
2. aviso de peligro Dieron alerta a la policía.
máxima atención ante un gran peligro alerta roja por las inundaciones

alerta


adverbio
con atención y vigilancia La comunidad está alerta ante posibles atentados.
Traducciones

alerta

alerte

alerta

ostražitý

alerta

opmærksom

alerta

wachsam

alerta

valpas

alerta

pripravan

alerta

油断なく警戒して

alerta

방심하지 않는

alerta

alert

alerta

årvåken

alerta

czujny

alerta

atento, alerta

alerta

vaken

alerta

ตื่นตัว

alerta

uyanık

alerta

cảnh giác

alerta

警報

alerta

A. EXCLwatch out!
B. ADJ & ADValert, watchful
estar alerta; estar ojo alertato be on the alert
todos los servicios de auxilio están alerta(s)all the rescue services are on stand-by
C. SFalert
dar la alerta; dar la voz de alertato raise the alarm
en estado de alertaon the alert
en alerta de 24 horason 24-hour stand-by
alerta previaearly warning
alerta rojared alert

alerta

a. alert, vigilant, being alert.

alerta

adj alert; f alert; — sanitaria health alert
Ejemplos ?
¡Luego la muerte, y con ella el cambio de dueño, las miserias, las patadas, estaba sobre ellos! Pasaron el resto de la tarde al lado de su patrón, sombríos y alerta.
Los prisioneros de guerra dispondrán, en la misma medida que la población civil local, de refugios contra los bombardeos aéreos y otros peligros de guerra; exceptuados quienes participen en la protección de sus acantonamientos contra tales peligros, los prisioneros podrán acudir a los refugios lo más rápidamente posible tras la señal de alerta.
Sus ojos, negras canicas, apenas si brillaban entre los níveos pelos que caían sobre su carita graciosa y redonda. La naricilla se le elevaba respingona, como alerta, como decidida a descubrir los más inolfateables olores.
La variación lingüística afecta con frecuencia la comunicación y la clase de español debe encontrarse alerta, no para impedir los cambios, sino para hacer reflexionar sobre sus motivos y dar opción a sus hablantes de elegir lo mejor para su expresión.
A lo más, sirve para defender nuestra nutrición y nuestra respiración, avisándonos con un alerta desagradable la proximidad de los alimentos putrefactos o la atmósfera enrarecida.
Sin embargo, lo importante es que ésta, quizá defectuosa y hasta incompleta muestra, también un poco subjetiva, nos da un alerta sobre lo que los educandos de las escuelas esperarían para dar vitalidad a sus estudios.
Estamos implementando un novedoso y eficaz sistema de seguridad comunitario, a través del uso del teléfono celular como alerta temprana, que ya cuenta con más de 300 mil inscritos en 153 comunas, y la meta es llegar a un millón.
El pueblo tiene que estar muy consciente de que el camino es difícil, que el camino es largo, que el camino es fatigoso, que tenemos que sudar mucho la camisa luchando. Y que no solamente hay que tener esa idea presente, sino que hay que estar siempre alerta y no dejar que el entusiasmo muera.
En aquellos años empezaron a existir voces de alerta en nuestro país diciendo: cuidado, estamos entrando en una dinámica democrática muy peligrosa, y frente a las posibilidades de crecimiento del país, eran los años del milagro mexicano, México tenía una de las economías más dinámicas del mundo y, sin embargo, aquellas voces prudentes no fueron atendidas y ahora somos poco más de 90 millones de habitantes, y esto naturalmente ha agravado muchísimo nuestros problemas económicos y sociales.
De lunes a viernes, cada día a las 14 horas, recibía el reporte del mercado cambiario y de la bolsa de valores, lo que me permitía estar alerta ante cualquier ataque especulativo contra el peso.
Como un novicio dócil, audaz como un marino, sumiso como un mártir, altivo como un rey, creyente sincerísimo, de buena fe cristiano y alerta siempre y siervo tenaz de su deber, para cumplir su sino, para alcanzar su empresa y en sus tribulaciones para encontrar sostén, buscó en la cruz amparo y pan pidió al convento; consejo pidió al monje, se confesó con él, con firme fe en sí mismo y en Dios con la esperanza, ceder no quiso un ápice ni paso atrás volver.
Y, además, porque en esta ocasión, más que en otras, hallé en México una vida más activa y vigorosa, un movimiento citadino extraordinario, un proletariado cada día más consciente y una juventud más sana, más alegre y más alerta.