alentador

(redireccionado de alentadores)
También se encuentra en: Sinónimos.

alentador, a

adj. Que anima o da aliento las últimas noticias sobre el conflicto son alentadoras.

alentador, -ra

 
adj. Que infunde aliento.

alentador, -ra

(alentaˈðoɾ, -ɾa)
abreviación
que da ánimos, que motiva Las buenas notas son alentadoras para los estudiantes.
Sinónimos
Traducciones

alentador

encouraging

alentador

povzbudivý

alentador

opmuntrende

alentador

ermutigend

alentador

rohkaiseva

alentador

encourageant

alentador

ohrabrujući

alentador

励みになる

alentador

격려가 되는

alentador

bemoedigend

alentador

oppmuntrende

alentador

zachęcający

alentador

encorajador

alentador

uppmuntrande

alentador

ที่ให้กำลังใจ

alentador

đáng khích lệ

alentador

鼓勵

alentador

עידוד

alentador

ADJencouraging
Ejemplos ?
139) nos cita el siguiente hecho: «Cuando Jerjes, antes de su campaña contra Grecia, se veía disuadido de sus propósitos bélicos por sus consejeros, y, en cambio, impulsado a realizar por continuos sueños alentadores, Artabanos, el racional onirocrítico persa, le advirtió ya acertadamente que las visiones de los sueños contenían casi siempre lo que el sujeto pensaba en la vida.» En el poema didáctico de Lucrecio titulado De rerum natura hallamos los siguientes versos (IV, v.
Si hace tres años había sólo un puñado de liceos públicos de excelencia, como el Instituto Nacional y el Carmela Carvajal, este Gobierno ya ha inaugurado 60 liceos de excelencia, en todas nuestras capitales regionales y en lugares tan postergados como Alto Hospicio, Puente Alto, Renca, Cerro Navia, Conchalí, Quilicura, San Bernardo, Loncoche, Purén, Angol, Lota, Coronel y Lebu. Y sus resultados son alentadores.
Trabaja ya con resultados alentadores, el Comité Promotor de Desarrollo Económico de Yucatán, creado por Decreto de este Ejecutivo y se integra con representantes de varias dependencias federales, del Gobierno del Estado y de los sectores privados; tiende a la diversificación y aumento de las actividades productivas en esa Entidad.
Esto se logra a través del turismo que, además de ingresar divisas, genera abundante empleo, directa o indirectamente. Los resultados registrados en 1979 por la actividad turística son alentadores, en términos de afluencia y gasto.
Con estos signos alentadores estamos en el umbral de un nuevo siglo, de un siglo que, sin duda, será de asombrosos avances, pero igualmente de grandísimos desafíos; el mayor de ellos será el vencer la pobreza y la desigualdad.
La campaña para destruir sembradíos de adormidera, el combate a la siembra y cultivo de mariguana dieron alentadores resultados y merecieron reconocimiento internacional.
Se avanzó en el uso eficiente de energía, con resultados alentadores; se ha reducido la participación de los hidrocarburos en el total de la energía primaria.
Más de la mitad de los Estados de la República han decretado o iniciado reformas a sus Constituciones para instituir el sistema de Diputados de Partido y algunas otras Entidades estudian, en distintos grados de avance, esta posibilidad. El Gobierno Federal ratifica, su mayor simpatía por estos alentadores signos de democratización y madurez política.
El Pacto de Solidaridad Económica incluyó un ajuste inicial de precios y tarifas del sector público; la acumulación de certificados de promoción fiscal para determinar la base del impuesto sobre la renta; la depuración de subsidios; el ajuste a la tarifa a personas físicas, para evitar la sobregravación por efecto de la inflación; la corrección de rezagos acumulados en derechos; en apoyo a la apertura de la economía, la eliminación del impuesto adicional a las importaciones, y la reducción a 20% del arancel máximo; y para reforzar la economía familiar, la disminución del 6% a una tasa cero en el impuesto al valor agregado para las medicinas y alimentos procesados. Los resultados son alentadores.
La invitación pública que realicé, que formulé a los candidatos de los distintos partidos para que pudiéramos contrastar programas y puntos de vista, tuvo aceptación. Existen - pues - signos alentadores de una voluntad democrática compartida.
Respecto a las tasas de interés, ya entrado el sexto año del gobierno de Zedillo y hacia la segunda semana de febrero de 2000, el encabezado de la sección de Negocios de Reforma anunciaba: "Regresan tasas a niveles de 1994 " Mientras la cabeza secundaria resultaba todavía más explícita: Cierran tasas de 91 días en 16.44%, el más bajo desde el "error de diciembre" Por el "error de diciembre" se perdieron los efectos positivos de los años de crecimiento más elevados y sostenidos de la economía norteamericana. Por el contrario, se necesitaron cinco años para que el país volviera a registrar los resultados alentadores de 1994.
La ley revolucionaria no la hicieron los ortodoxos abogados al servicio del dinero, ni los pudibundos juristas que se oponen a cada avance del interés colectivo, alegando supuestas violaciones a los sagrados recintos de la acumulación y el despojo, ni los académicos de mentalidad organicista, protectores del inmovilismo, alentadores de modelos jurídicos de dominación que justifican las desigualdades y pretenden perpetuar la servidumbre y la ignorancia.