aleluya

(redireccionado de aleluyas)
También se encuentra en: Sinónimos.

aleluya

(Del hebreo hallelu-Yah, alabad con júbilo a Yahvé.)
1. s. m. o f. RELIGIÓN Palabra que en la liturgia católica se emplea para demostrar júbilo.
2. s. f. RELIGIÓN Estampas que llevaban escrita la palabra "aleluya", que trataban de asuntos piadosos y que el sábado santo y en las procesiones se arrojaban a los fieles.
3. Cada una de las estampas que formando serie se vendían juntas en un pliego y que relataban una historieta en pareados. vida
4. POESÍA Pareado de versos octosílabos, de escasa calidad y de carácter popular.
5. PINTURA, POESÍA Pintura o versos de escasa calidad.
6. ¡aleluya! interj. Expresión usada para mostrar alegría.

aleluya

 
Voz de júbilo usada por la Iglesia, esp. en tiempo de Pascua.
interj. Usada para demostrar júbilo.
m. Tiempo de Pascua.
f. Cada una de las estampitas que se arrojan al pueblo el Sábado Santo y al paso de las procesiones.
p. ext.Cada una de las estampitas contenidas en un pliego de papel con la explicación de un asunto, gralte. en versos pareados.
bot. Planta oxalidácea (Oxalis corniculata) que es comestible y florece por Pascua.

aleluya

(ale'luʝa)
sustantivo
religión voz de júbilo que está en la base de ciertos cantos pascuales cantar el aleluya
Sinónimos
Traducciones

aleluya

Halleluja

aleluya

alleluia

aleluya

Aleluia

aleluya

A. EXCLhallelujah!, hurray!
B. SM o SF (Mús, Rel) → hallelujah, alleluia
C. SM
1. (= Pascua) → Easter time
2. ir al aleluya (Caribe) (= pagar a escote) → to go Dutch, share costs
D. SF
1. (= alegría) estar de aleluyato rejoice
2. (Arte) (= estampa) → Easter print, strip cartoon with rhyming couplets (originally on religious themes); (= pintura mala) → daub, bad painting
3. (LAm) (= excusa) → frivolous excuse
4. (poét) → doggerel
Ejemplos ?
Hay ejemplos del siglo XVI, como el Libro del juego de las suertes (1515) o Las maravillas del mundo, ambos de los impresores Alfonso de la Fuente y Juan Jofré. También había en esa época aleluyas de tema religioso, como La vida y Pasión de Cristo de fray Francisco Doménech.
Durante los años veinte trabajó como periodista de los diarios El Liberal y Noticiero de Sevilla, además de colaborar con las revistas Mediodía, Papel de Aleluyas, Oromana o Letras.
Las aleluyas, con el nombre de auques (plural de la voz catalana auca) o auques de redolins, Auca: Full de paper on hi ha dibuixades una sèrie de figures, en caselles o quadrets (redolins), representant la vida d'un personatge real o fictici, amb breus inscripcions explicatives al peu de cada quadret (Cat., Val.); cast.
Las aleluyas: Domingo de Resurrección:Tras la celebración de la misa, las autoridades y los miembros de la banda municipal lanzan desde el balcón de la iglesia a la plaza grandes cantidades de caramelos y una buena cantidad de dinero a los expectantes pequeños y jóvenes.
El Museo de Albacete conserva una discreta pero interesante colección de grabados, estampas y planchas de grabado. Continuó con la donación, del mismo Sánchez Jiménez, de su colección de estampas, de cromos, y de aleluyas del siglo XIX.
Estudio 1 Que viene mi marido (15 mayo 1981) Teatro estudio Las aleluyas del señor Esteve (30 abril 1981) Original El día menos pensado (10 junio 1975) Visto para sentencia La deliciosa muerte (28 junio 1971) A través de la tiniebla Un solo de violín (1 enero 1971) Páginas sueltas El club de los corazones antiguos (20 octubre 1970) Personajes a trasluz Judith (30 junio 1970) Hora once Compañerismos (8 junio 1969) El crimen de Lord Saville (13 febrero 1970) En familia (13 marzo 1970) La risa española Ni pobre ni rico...
En algunos países de América Latina se denomina despectivamente “aleluyas” a los cristianos evangélicos y, en general, a los protestantes.
Los pliegos de cordel también son conocidos como aleluyas y tienen su origen en las estampas que la Iglesia repartía a sus fieles en las grandes ceremonias.
Todos los que hallaban sus ofrendas, son-reían, se descubrían felices, danzaban, atravesa-ban las paredes como si fuesen cortinas de aire y un jolgorio de aleluyas descendía de los cielos.
Y con esto va un trozo suelto de la vida de un jugador, que más a propósito parece para hacer una colección de aleluyas, como la vida del hombre malo y del hombre bueno, que para una comedia.
Como el año ha sido bueno, la procesión no deja nada que desear en punto a brincos, cohetes, vivas, cantares, piporrazos, aleluyas, flores, ramos, tortas, plegarias.
Y el lirismo exaltado prorrumpe las murallas, las cúpulas, los altares, el incienso, hosannas y aleluyas, sin encontrar nada más que la febril sustitución del mundo real en un universo imaginario: “El universo fue mi esposo y es mi hijo”.