alejandrino

(redireccionado de alejandrinos)

alejandrino, a

1. adj. De Alejandría, ciudad de Egipto.
2. s. Persona natural de esta ciudad.
3. adj. HISTORIA De Alejandro Magno, rey de Macedonia.
4. adj./ s. m. POESÍA Se aplica al verso que tiene catorce sílabas divididas en dos hemistiquios.

alejandrino, -na

 
adj.-s. De Alejandría.
filos. y lit. escuela alejandrina Escuela neoplatónica, constituida a principios del s. III y cuyos principales representantes fueron Amonio Sacas, Plotino, Porfirio y Jámblico.
m. lit. Verso castellano de arte mayor, formado por dos hemistiquios de siete sílabas.
rel. Escuela catequística del s. II. Sus figuras principales son Orígenes y san Clemente.
Traducciones

alejandrino

alessandrino

alejandrino

Александрийский

alejandrino

Alexandrijnse

alejandrino

亚历山大

alejandrino

亞歷山大

alejandrino

Alexandrijská

alejandrino

SMalexandrine
Ejemplos ?
Su elegía francesa consta de ciento setenta alejandrinos, y es verdaderamente maravilloso que, sin haber viajado, sin roce con los hijos de la Galia y sin más profesor que los pocos libros que el Santo Oficio permitía venir de Europa, hubiese nuestro compatriota alcanzado a versificar correctamente en lenguas extrañas.
Véanse algunos de sus alejandrinos: Numes, à qui la Peur a dressé des autels, Est-il vrai, dites-moi, que vos ciseaux cruels D' un sacrilègue coup ont déjà terminé Ce grand fil qui jamais devait être coupé?
Se levantaron unos de la sinagoga llamada de los Libertos, cirenenses y alejandrinos, y otros de Cilicia y Asia, y se pusieron a disputar con Esteban; 10.
–Pues le he oído contar a Manuel Machado, el poeta, el hermano de Antonio, que una vez le llevó a don Eduardo Benoit, para leérselo, un soneto que estaba en alejandrinos o en no sé qué otra forma heterodoxa.
Todos los poetas, cuando hacen verso grande, endecasílabos, o alejandrinos en sonetos u octavas, tratan de ser cultos, incluso Lope, cuyos sonetos son a veces oscuros.
9 Levantáronse entonces unos de la sinagoga que se llama de los Libertinos, y Cireneos, y Alejandrinos, y de los de Cilicia, y de Asia, disputando con Esteban.
Muy vinculados con las enseñanzas judías, los proverbios están dedicados a Pedro I de Castilla y están escritos en cuartetos heptasilábicos o dípticos alejandrinos con rima interna; su contenido expresa un relativismo moral muy pesimista basado en la contemplación de la vida cotidiana.
Este conflicto desembocó en la famosa "Carta a los Alejandrinos", que reafirmaba los derechos judíos en la ciudad pero que también les prohibía trasladar más familias de forma masiva.
En manos de los alejandrinos, la filología se convirtió, así, en un conjunto de conocimientos sistemáticos y ordenados, aunque amplios y poco profundos, puesto que el filólogo debía poseer no sólo conocimientos lingüísticos y literarios, sino también históricos, geográficos, artísticos, retóricos, etc.
Por ello, rechazó la petición de los griegos alejandrinos de dedicarle un templo como divinidad, argumentando que sólo los dioses podían escoger a los nuevos dioses.
A pesar de ello, es importante recordar las figuras del latino Servio Macrobio (siglo IV) y, mucho más tarde, el bizantino Focio (siglo IX); también puede destacarse la edición de las Suidas (siglo X) bizantinas siguiendo métodos alejandrinos.
Por lo tanto, la figura de Claudio se ha convertido en un enigma, y desde el descubrimiento de su Carta a los Alejandrinos, el pasado siglo, se ha llevado a cabo un gran trabajo para rehabilitar su figura y tratar de determinar dónde está la verdad.