Ejemplos ?
Azrami, advirtiendo que nadie la veía, corrió a buscar al niño, que estaba solo en aquel momento, y lo arrojó al horno, y se alejé de allí.
El sitio web HitFix describe el comienzo de la pista «con un arreglo escaso en el teclado y una enamorada lírica (We kissed, I fell/ Under your spell/ A love no one could deny/ Don't you ever say/ I just walked away/ I will always want you —en español: "Nos besamos, caí bajo tu hechizo/ un amor que nadie puede negar/ no vuelvas a decir que solo me alejé/ siempre te voy a querer"—) antes de arrancar hasta 11 en el coro, en el que Cyrus se lamenta: I came in like a wrecking ball/ I never hit so hard in love/ All I wanted was to break your walls/ All you ever did was wreck me —en español: "Vine como una bola de demolición/ nunca golpeó tan duro en el amor/ todo lo que quería era romper sus paredes/ todo lo que hizo fue romperme"—».
Por suerte, derrotaron a muchos Tarkatas. Cuando una figura con aspecto de dragón se acercaba a los cuerpos, me alejé lo suficiente como para ver qué hacia.
Nunca, pensé para mí. Apoyé el arma en una cabaña y me alejé. Esto se conoció en nuestro grupo rápidamente, desconozco como salvé esa situación, pero salí adelante.
Linyera (también con Filiberto, fue primer premio Max Glücksmann en 1930 y grabado ese año por Ignacio Corsini y Francisco Canaro).:: Cierta noche fue,:: no quisiera recordar::: ¡por mala estrella me alejé:: del barrio y de mi hogar!
Vuelve, ¡oh madre!, a mirarme con cariño; tus caricias y halagos tórname; yo de ti me alejé, pero era un niño, y el mundo me engañó, ¡perdóname!
He hecho desde que me alejé de España un viaje más de recreo que de estudio; nada ocurrió durante él digno de mención, no hubo peligros, ni impresiones, ni ningún descubrimiento notable; he visto desde una inmensa altura, en la barquilla de mi globo, que es nuevo y le he puesto el nombre de usted, montañas que no son las de su aldea, y mares cuyas olas no han arrullado su cuna jamás; no he deseado descender sobre las unas ni sobre los otros; no he querido añadir un capítulo a la novela empezada en ese rincón de la tierra y que no se acabará nunca.
Me alejé mientras mis antiguos compañeros se levantaban y emprendí el camino por la larga carretera polvorienta que me habían indicado, cuando formaba parte de los alumnos de míster Creakle, como la de Dover en un tiempo en que no podía ni figurarme que nadie pudiera verme un día viajando de ese modo por aquel camino.
¡Oh, tío mío, tío mío; si hubieras podido saber el dolor que me causaba el recuerdo punzante de tu ternura cuando me alejé del buen camino, no me hubieses demostrado tanto amor, habrías hablado, por lo menos, una vez con dureza a tu Emily, y eso le hubiese servido de consuelo!
-¡Se está muy cómodo! -decían-. Aquello ya era demasiado y me alejé, en dirección a la morada de Ole. -¡Es día de mudanza! -dijo-.
Madre, aquí estoy; en alas del destino me alejé de tu lado una mañana, en pos de la fortuna que para ti soñé desde la cuna; mas, ¡oh, suerte inhumana!
La detuve con un gesto y enfrentándome con el hermoso adolescente, le grité restallando las palabras como latigazos -Esta mujer es mía, y su deuda también. Y me alejé, arrastrando a la Niña Chole.