Ejemplos ?
Su partida a un simbólico cielo, de todos modos, es más reminiscente a figuras del Antiguo Testamento como Enoch y Elías. Ya que Lewis no era un estricto alegorista, es bastante posible que estas tres asociaciones fueran intencionales.
Heracleón era aficionado a explicar la sagrada escritura de un modo alegórico y buscar un sentido misterioso en las cosas mas sencillas, y de tal modo abusaba de este método que Orígenes, aunque también gran alegorista, no pudo menos de censurárselo.