aldeano

(redireccionado de aldeanos)
También se encuentra en: Sinónimos.

aldeano, a

1. adj./ s. Que es natural de una aldea los aldeanos bajaban a la ciudad para vender sus cosechas.
2. adj. Que tiene relación con la aldea o con los aldeanos.
3. Que se comporta de manera poco educada. patán
4. Se aplica a la mentalidad o a la idea que es estrecha, cerrada y tosca.

aldeano, -na

 
adj.-s. Natural de una aldea.
Relativo a ella.
adj. fig.Inculto, grosero, rústico.

aldeano, -na

(aldeˈano, -na)
abreviación
1. persona que nació en una aldea un joven aldeano
2. que es de una aldea instituciones aldeanas
3. refinado que es inculto y rústico comportamiento aldeano

aldeano, -na


sustantivo masculino-femenino
persona que vive en una aldea las tierras de los aldeanos
Sinónimos

aldeano

, aldeana
Traducciones

aldeano

قروي

aldeano

村民

aldeano

村民

aldeano

村人

aldeano

/a
A. ADJ
1. (= de pueblo) → village antes de s; (= de campo) → rustic
gente aldeanacountry people
2. (pey) (= pueblerino) → provincial, parish-pump antes de s
actitud aldeanaparish-pump attitude
B. SM/Fvillager
los aldeanosthe villagers
Ejemplos ?
Los antiguos servidores de Indrah huyeron y al huir dejaron caer el cuerpo de la virgen sobre el que se precipitaron los aldeanos.
Cuando vieron asomar por la calle Mayor a una hembra de la raza maldita, los aldeanos prorrumpieron en exclamaciones que resumían la sorpresa y el odio.
A aquella hora, cuando Revenga penetraba en su morada lujosa, en su comedor que la electricidad alumbraba espléndidamente y la leña de encina calentaba, intensa y crujidora; cuando la intimidad del hogar le sonriese, y las golosinas de Nochebuena lisonjeasen su apetito, ¿dónde estaría la abandonada? ¿En qué casucha de aldeanos, en qué glacial dormitorio del Hospicio?
Ello corrido andaba por el país; que en Valdelor existían onzas, un montón de oro, encanfurnado en un rincón que sólo el amo y el mayordomo sabían, los muy zorros, ladinos... La propia furia de Carmelo cuando los aldeanos aludían al secreto de las onzas, era delatora, era imprudente.
Otros contaban que unos aldeanos que venían de pueblos cercanos habían visto árboles grandes arrancados de raíz y cuyas ramas cubrían los caminos y el campo.
Pero éstos hacían penitencia, oraban, mientras que el conde escribía no se sabía qué cosas que publicaban los periódicos y que los aldeanos no habían leído ni leerían nunca, entre otras razones, porque no sabían leer.
Los soldados convalecientes paseaban: La fiebre les había descarnado las mejillas y hundido los ojos: A la luz del amanecer parecían espectros: Casi todos eran mozos aldeanos enfermos de fatiga y de nostalgia.
¡Ojalá tuviera cada aldea y en cada semana, por lo menos, un orador de aquel género, que conservara viva y consoladora en el pecho de los pobres aldeanos la fe de sus mayores!
-A mí me parece que no habrá compromiso en que le cojamos por la palabra, -añadió el alcalde, dejando entrever ya el fondo receloso que, como opinaba muy bien el personaje, forma el carácter de los aldeanos montañeses.
El tío Merlín reunía a la condición de listo la fama de célebre, nombre que entre los aldeanos equivale a decidor, oportuno, chistoso; circunstancia que, por sí sola, dice bastante para que todos los lectores comprendan el dominio que el tío Merlín ejercería sobre sus convecinos.
Religiosos. Caballeros de Geszler y de Landenberg. Aldeanos y aldeanas de los tres cantones. = Rocas escarpadas que ciñen el lago de los Cuatro cantones, frente a Schwyz.
Uno de los aldeanos tomó la palabra, desde lo alto de un ciprés: «Lejos de ser bandidos y solicitar vuestros bagajes, hemos creído defendernos de vuestro ataque.