alcornoque


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con alcornoque: cabeza de alcornoque, encina

alcornoque

(Del ár. al, el + lat. quercus, encina, cambiado en quernus, con el sufijo despectivo -occus.)
1. s. m. BOTÁNICA Árbol fagáceo, de copa muy extensa, corteza característica con una capa gruesa, agrietada y algo esponjosa, de la que se extrae el corcho, y que da un fruto en bellota.
2. Madera de este árbol, dura, pesada y tenaz.
3. s. m. y f. coloquial Persona estúpida y necia es un alcornoque, demuestra tener muy poca sesera.
NOTA: Nombre científico: (Quercus suber.)

alcornoque

 
m. bot. Árbol perennifolio de la familia fagáceas (Quercus suber), de hoja persistente, fruto en bellota y madera muy dura, cuya corteza gruesa y fofa constituye el corcho. El alcornoque es una planta típica de la región mediterránea, donde forma, junto con la encina y la carrasca, comunidades clímax.
adj.-s. fig.Estúpido, necio.
Sinónimos

alcornoque

sustantivo masculino

alcornoque:

zotezoquete, necio, ignorante, tarugo, bruto, estúpido, torpe,
Traducciones

alcornoque

alzina surera

alcornoque

Korkeiche

alcornoque

korkokverko

alcornoque

chêne-liège

alcornoque

kurkeik

alcornoque

SM
1. (= árbol) → cork tree
2. (= tonto) → idiot
Ejemplos ?
14 Y yendo tras el varón de Dios, hallóle que estaba sentado debajo de un alcornoque: y díjole: ¿Eres tú el varón de Dios que viniste de Judá?
2 Y también Saúl y los hombres de Israel se juntaron, y asentaron el campo en el valle del Alcornoque, y ordenaron la batalla contra los Filisteos.
El Monte de El Pardo, en concreto, está integrado por bosques adehesados de encina, alcornoque y enebro; posee una importante fauna de águilas imperiales, ciervos, gamos, jabalíes y conejos.
La especie característica de la zona era el alcornoque, visible aún en Benzú, pero el proceso de degradación por la acción humana ha hecho que sean el pino y el eucalipto los que constituyen los bosques secundarios producto de sucesivas repoblaciones; del primigenio bosque original aún queda un valioso reducto de Robles andaluces (Quejigo moruno de la fuente de los perros).
19 Y entrándose Gedeón aderezó un cabrito, y panes sin levadura de un epha de harina; y puso la carne en un canastillo, y el caldo en una olla, y sacándolo presentóselo debajo de aquel alcornoque.
9 Y yo destruí delante de ellos al Amorrheo, cuya altura era como la altura de los cedros, y fuerte como un alcornoque; y destruí su fruto arriba, sus raíces abajo.
Como en 1747 no había en la calle otro solar habitado que el que ocupó el famoso bandido hasta la hora en que fue a la caponera, el pueblo, que para esto de bautizar no necesita permiso de preste, ni de rey, ni de roque ni de alcornoque, bautizó la supradicha con el nombre de calle de Mogollón; y con él la conocimos hasta que vino un prosaico municipio a desbautizarla, convirtiendo con la nueva nomenclatura en batiborrillo el plano de la ciudad, y haciendo guerra sin cuartel a los recuerdos poéticos de un pueblo que en cada piedra y cada nombre esconde una historia, un drama, una tradición.
Y para decir que se pone mudas en las manos, dirá: yo traigo concallados los diez embelecos. A los chapines llamará posteridades de corcho, adicciones de alcornoque, tara de la persona, ceros de la estatura .
Digo que don Francisco se parecía mucho a mí, porque careciendo de ciencia y filosofía propias para llevar su piedrecita al edificio de los conocimientos humanos, andaba siempre moliendo, para que se la prestase, a un señor muy bruto y muy sabio, llamado, no sé si por mal o buen nombre, el Pueblo, que tiene canteras inagotables, sin saber el muy pedazo de alcornoque que hasta diamantes finos hay en ellas.
14 Cortaráse cedros, y tomará encina y alcornoque, y entre los árboles del bosque se esforzará; plantará pino, que se críe con la lluvia.
Las manos, pues, cuyos dedos desta vida fueron dioses, restituyen a Medoro salud nueva, fuerzas dobles, y le entregan, cuando menos, su beldad y un reino en dote, segunda envidia de Marte, primera dicha de Adonis. Corona un lascivo enjambre de cupidillos menores la choza; bien como abejas, hueco tronco de alcornoque.
Dilatóse su muerte hasta la noche, y en lo que quedaba de aquel día se hicieron las ceremonias de la entrada de Andrés a ser gitano, que fueron: desembarazaron luego un rancho de los mejores del aduar, y adornáronle de ramos y juncia; y, sentándose Andrés sobre un medio alcornoque, pusiéronle en las manos un martillo y unas tenazas, y, al son de dos guitarras que dos gitanos tañían, le hicieron dar dos cabriolas; luego le desnudaron un brazo, y con una cinta de seda nueva y un garrote le dieron dos vueltas blandamente.