alce


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con alce: arce

alce

(Del lat. alce < germ. elk.)
s. m. ZOOLOGÍA Mamífero rumiante parecido al ciervo y de gran corpulencia, de pelo oscuro, patas largas y astas aplanadas, que habita en zonas árticas. ante, anta
NOTA: Nombre científico: (Alces mactilis.)

alce

(De alzar < lat. altiare < altus, alto.)
1. s. m. JUEGOS Conjunto de cartas que se levantan de la baraja, para cortar, antes de repartirlas.
2. JUEGOS Premio que se da por el valor de la última carta, en el juego de cartas de la malilla.
3. ARTES GRÁFICAS Alzado y recogida de los pliegos para formar los ejemplares completos.

alce

 
m. En el juego de naipes, porción de cartas que se corta.
En el juego de la malilla, premio que se da por el valor de la última carta.
(Amér.) Acción de alzar en el juego de naipes.
(Cuba.) Acción de alzar o recoger la caña de azúcar después de cortada, y cargarla en los vehículos que la han de llevar al trapiche.
zool. Cuadrúpedo rumiante, de la familia cérvidos (género Alces), de conformación fuerte y pesada; patas altas, astas anchas en forma de pala, el pelaje pardo rojizo. Se encuentra en el N de Europa, Asia y América.

alce

('alθe)
sustantivo masculino
mamífero cérvido muy corpulento de pelaje marrón Los alces machos tienen astas grandes y planas.
Sinónimos

alce

sustantivo masculino

alce:

anteanta,
Traducciones

alce

Elch

alce

elk, moose

alce

elg

alce

alce

alce

alce

alce

موس

alce

łoś

alce

Лос

alce

穆斯

alce

穆斯

alce

ムース

alce

사슴

alce

Älg

alce

1 SM (Zool) → elk, moose
alce de Américamoose

alce

2 SM (Naipes) → cut
no dar alce a algn (Cono Sur) → to give sb no respite, give sb no rest
Ejemplos ?
Juega con mi corazón, Mariposa, y destrózalo a tu capricho; no me quejaré. Pero ¡que no se alce entre nosotros la sombra de otro hombre más afortunado, porque a ese le mato!
Y al abismarse Febo en occidente, Feliz yo vuele do el Señor me llama, Y al escuchar los ecos de mi fama, Alce en las nubes la radiosa frente.
Agapito Pues, como le iba contando, resolví dende esa vez no darle alce ni cuartel, y sobre el rastro ahí no más largármele por atrás, ¡y que se me iba el infiel!
Al fin, con mayor confianza y esperando en vano que la semilla, que antes había enraizado en su mente no sincera, expanda sus ramas y se alce hacia el cielo, van murmurando entre el pueblo que por ser tal será juzgada en breve por la suprema autoridad y conociendo que dicha declaración no sólo destruiría estas dos conclusiones, sino que también convertiría en condenables a todas las otras observaciones y postulados astronómicos y naturales, con los cuales se corresponden y mantienen una relación de necesidad, intentan en lo posible, en aras a facilitar el asunto, que dicha opinión casi universal sea considerada como nueva y propia de mi persona, disimulando saber que fue Nicolás Copérnico su autor, o más bien su renovador y defensor.
Y como si de noche, en sus camas, oyeran caminar a un hombre mucho antes de que el sol se alce, se preguntan: ¿adónde irá el ladrón?
Casi, casi me acordé en ese instante del borracho á quien dijo el alcalde:— Alce usted la mano para que preste jura- mento.— ¡Córchohs!
–Pero ¿es que cree usted, es que crees, Eugenia, que no estoy de veras enamorado de ti? –No alce usted tanto la voz, don Augusto, que puede oírle la criada...
¿Qué extraño es que no los alce al cielo una nación que, para estar pronta e inclinada a la tierra, tiene siempre encorvadas sus espaldas?
Huya el demonio perverso, huya el demonio beodo que incendia en mal al universo; desaparezcan las furias que con sangre de los ejércitos empurpuraron las centurias; que no más rujan los tigres marciales sino de alegría, y que a la paz se alce un templo como aquel que dando un ejemplo insigne Augusto romano ordenara elevar un día.
Dedicáronse a rebuscar en los antecedentes, en la familia y en el ayer de Severo Llamas alguna de esas historietas que ofrecidas por comidilla a la malignidad la enconan y soliviantan para que se alce goteando ponzoña; y encontraron, porque siempre se encuentra, aun en el pasado más puro, aun en la más honrada familia, algo que, interpretado y comentado por el odio, resulte infamante.
VIEJO: Una cabeza pequeña, dividido en dos mitades el cabello, y hecho rizos en torno al cuello tornátil. Perfectamente. La frente serena, espaciosa; que alce un poco menos el pelo. Así… seguid.
Punto más, punto menos que la vuestra, porque aquí todos somos unos. Conque el que se crea más guapo que yo, que alce el dedo. Y estoy seguro de que el mismo Congreso que recibió su aserción de leal...