alcabalero

alcabalero

 
m. El que administraba, cobraba o tenía las alcabalas.
El que cobraba tributos o impuestos.
Ejemplos ?
Un “corredor” o “alcabalero” distribuía las mesas (propiedad del Ayuntamiento), en las que luego se exponían las diversas mercancías o, marcaban el terreno para las bestias.
El ingenioso Cervantes nos ha dejado un monumento oprobioso a estos hombres que acredita la mala opinión que disfrutaban cuando en boca de la mujer del escudero del héroe dice: no pienso parar hasta verte arrendador o alcabalero; que son oficios que aunque lleva el diablo a quien mal los usa, en fin tienen y manejan dinero.
Aunque ocupado en el oficio de alcabalero, desde Priego Hurtado continuó atendiendo los encargos que tenía iniciados en Granada (los púlpitos y el sagrario de la cartuja) y se hizo cargo de otros nuevos.
«Taita -contestó el infeliz-, amancebamiento no puede ser malo, porque corregidor tiene manceba, alcabalero tiene manceba y cura tiene también manceba».
Aliquid chupatur», y el Cabildo confirmó su primer decreto; que, como dijo Barbarán el de Sevilla, «quien no mata puerco no come morcilla». Los pulperos so arremolinaron contra el alcabalero.
Es fama que, oyendo los descargos que le daba un empleado, dijo aburrido el señor de Areche: -¿Sabe usted, señor alcabalero, que no entiendo sus cuentas?
Cuentan que Miguel de Cervantes frecuentaba a finales del Siglo XVI la Ciudad procedente de Sevilla para cobrar los tributos, en su cargo de alcabalero del Rey.