alcántara

alcántara

s. f. TEXTIL Caja grande del telar de terciopelo, donde se va recogiendo la tela.

alcántara

 
f. art. y of. En los telares de terciopelo, caja grande para guardar la tela que se va labrando.

Alcántara

 
Feligresía de Portugal, distrito y mun. de Lisboa. Célebre por la batalla de su nombre (1580).
Ejemplos ?
Francisco Carroz Pardo de la Casta, Caballero del hábito de Alcántara, subdelegado de Baile general de la presente ciudad y reino de Valencia, D.
Extremadura BADAJOZ: ALBURQUERQUE: Alburquerque, Codosera (La), Puebla de Obando, Roca de la Sierra (La), San Vicente de Alcántara, Villar del Rey.
Yace en su frondosa orilla, Y al pie de un monte sentada, La nobilísima villa, Por las armas de Castilla Defendida y almenada. Y hoy aunque en menos grandeza, En mas honra y mejor fama Sustenta bien su nobleza, Y con altiva fiereza Aun Alcántara se llama.
Fructuoso Rivera manifestó á los señores oficiales, las incalculables ventajas que resultarían al Estado Cisplatino de unirse á los demás cuerpos de tropas veteranas, pueblos y cabildos de las provincias del Brasil, que habían declarado solemnemente su independencia y confederación, aclamando por su primer Emperador Constitucional al señor don Pedro de Alcántara, antes Príncipe Regente y Defensor Perpetuo del Brasil, bajo el juramento de guardar, mantener y defender la Constitución Política del Imperio que hiciese la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Brasil, compuesta de los representantes de todas las provincias confederadas, cuya aclamación hizo el día 12 del corriente, el Excmo.
En la Ciudad de Santiago de Guayaquil, en doce de Julio de mil y seiscientos y setenta y dos anos, se juntaron a Cabildo los Señores Justicia y Regimiento de esta Ciudad, es a saber: el Señor General Don Antonia de Paz Duque de Estrada, Caballero del Orden de Alcántara...
-Lo mismo me parece a mí que es -respondió Avendaño- considerar un don Diego de Carriazo, hijo del mismo, caballero del hábito de Alcántara el padre, y el hijo a pique de heredarle con su mayorazgo, no menos gentil en el cuerpo que en el ánimo, y con todos estos generosos atributos, verle enamorado, ¿de quién, si pensáis?
A pesar de gangas y mercedes de tanto calibre, Trujillo fue la primera ciudad del Perú que en el día de Inocentes (28 de diciembre de 1820) proclamó en pleno Cabildo la independencia patria, extendiendo y firmando acta por la que los vecinos juraban defender, no sólo la libertad peruana, sino también (a usanza de los caballeros de Santiago, Alcántara y Calatrava) la pureza de María Santísima (sic).
Y pródigo con los pobres, Con sus amigos leal, (57) Piadoso sin finjimiento, Modelo en la sobriedad, Afable en el corregir, Cariñoso en el tratar, El primero en el egemplo Y en virtud el principal, Era el ídolo de Alcántara, Dó el rey no podia enviar Ley que no se consultara Con su recta voluntad.
Melchor Portocarrero Lazo de la Vega, conde de la Monclova, comendador de Zarza en la orden de Alcántara y vigésimo tercio virrey del Perú por su majestad D.
Pizarro, con la coraza mal ajustada, pues no tuvo espacio para acabarse de armar, la capa terciada a guisa de escudo y su espada en la mano, salió a oponerse a los conjurados, que ya habían muerto a un capitán y herido a tres o cuatro criados. Acompañaban al marqués su hermano uterino Martín de Alcántara, Juan Ortiz de Zárate y dos pajes.
Pablo Fernández de Castro, diputado por Galicia. Pedro Alcántara Díaz de Labanderos, diputado por Palencia. Valentín Zorrilla de Velasco, diputado por Burgos.
«En el presente año de 1819 sacó este Estandarte Real el señor don José Manuel Blanco de Azcona, de la orden de Alcántara, teniente coronel de milicias, Regidor de este excelentísimo Cabildo y teniente alcalde de primer voto».