alborotador

(redireccionado de alborotadores)
También se encuentra en: Sinónimos.

alborotador, a

adj./ s. Bullanguero, que promueve alborotos o disturbios expulsaron a los alborotadores.

alborotador -ra

 
adj.-s. Que alborota.
Sinónimos

alborotador

, alborotadora
Traducciones

alborotador

výtržník

alborotador

ballademager

alborotador

Unruhestifter

alborotador

rettelöitsijä

alborotador

izgrednik

alborotador

もめごとを起こす人

alborotador

말썽을 일으키는 사람

alborotador

onruststoker

alborotador

bråkmaker

alborotador

intrygant

alborotador

bråkmakare

alborotador

ผู้ก่อปัญหา

alborotador

kẻ phá rối

alborotador

麻烦制造者

alborotador

麻煩製造者

alborotador

A. ADJ (= ruidoso) → boisterous, noisy (Pol) (= sedicioso) → seditious
B. SM/F (= agitador) → agitator, troublemaker; (= alumno) → troublemaker
Ejemplos ?
Los Manso viviendo en la Misión pudieron haber sido una minoría entre las tribus, sin embargo fueron famosos como "alborotadores", junto con los apaches y Sumas que todavía vivían en las montañas y los desiertos.
Yeats regresó desde Escocia para dirigirse a la multitud en la segunda noche, con unas declaraciones famosas: "de nuevo han hecho el ridículo, ¿es así como van a celebrar siempre la llegada de un genio irlandés?" y decidió llamar a la policía. La opinión de la prensa pronto se volvió contra los alborotadores y las protestas se fueron apagando.
A pesar de ganarse una reputación de alborotadores, en otros aspectos, no obstante, los irlandeses demostraron ser unos súbditos ejemplares, construyendo iglesias, escuelas y edificios públicos y exponiendo una rígida ética basada en el catolicismo.
61 Enseñados a mantenerse alejados de cualquier ideología potencialmente subversiva y aceptando el orden social y político de la autocracia en el que se habían formado antes de la Primera Guerra Mundial, los oficiales, a pesar de su conservadurismo, se definían a sí mismos como «apolíticos», viendo la política como algo a rechazar. En general, consideraban a los políticos, en su entendimiento restringido de la política, como alborotadores y enemigos del zar.
También, los sacabullas generalmente deben resolver el conflicto dentro del establecimiento, que puede implicar advertencias verbales a los infractores de normas, separar físicamente individuos y grupos, o asegurar que alborotadores (es decir, aquellos que se ponen demasiado revoltosos, borrachos, o discutidores) abandonen el establecimiento.
Una bomba de humo fue arrojada contra el carruaje nacional por un grupo de alborotadores, provocando un violento enfrentamiento con la policía.
En los años 1990 y años 2000, aumentó la conciencia de los riesgos de pleitos y de cargos criminales (en particular en los Estados Unidos y el mundo industrializado), lo que ha llevado a muchos bares y lugares a entrenar a sus sacabullas para usar la comunicación y habilidades de resolución de conflicto más bien que la fuerza bruta contra alborotadores.
En 1560, la mayoría del territorio peruano ya estaba conquistado y sobraban muchos de los soldados que habían intervenido en el proceso; algunos de ellos, alborotadores y pendencieros, como la ociosidad era su oficio, se entretenían en promover pendencias y riñas en las ciudades donde estaban.
En el año 2005, el instituto publicó los resultados de una extensa investigación donde señala que, originalmente, el diamante había formado parte de la Colección de joyas de la Corona Francesa hasta que fue robado, en 1792, cuando el "Tesoro Nacional" (Garde Meuble, en su término original) fue tomado por alborotadores que hurtaron algunas importantes joyas de la colección.
Preocupado por el comportamiento racista de los aficionados del KoB, el propio club —a través de su presidente, Michel Denisot— fomentó la creación de un Kop rival en el otro extremo, el Auteuil, presumiblemente para marginar a los alborotadores.
El Papa y sus sirvientes se sientan entonces a cenar, Fausto y Mefistófeles, invisibles, alborotan alrededor de la mesa, gritando y moviendo los platos, por lo que los otros piensan que hay un fantasma en la habitación. El Papa comienza a santiguarse, para mucha diversión de los alborotadores.
La Sea Shepherd Conservation Society se caracteriza por ser muy radicales a la hora de enfrentarse con sus enemigos, ellos se valen de botellas llenas de ácido butírico (una sustancia que produce un mal olor y que irrita los ojos, las vías respiratorias y la piel) para ahuyentar a los trabajadores y contaminar la carne procesada, es por eso que gobiernos como el de Japón, Canadá y Greenpeace los tildan de terroristas, alborotadores y piratas.