albores


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

albores

sustantivo masculino plural
principios, comienzos. albor
Traducciones

albores

dawn
Ejemplos ?
Ante de los albores fueron bien recabdados, Quando el sol isio, fallolos bien domados, Diçienles los omnes traydores probados, Que contra la Gloriosa fueron tan denodados.
El Manco, ante el habitual numeroso auditorio, en los albores de una embriaguez elocuentísima, acompañado siempre de su inseparable don Teodomiro, lloraba una nueva elegía por la pérdida de nuestro glorioso imperio colonial.
Artista y observador, parecíale mirar y comprender ahora las imágenes de muy otro modo que lo hiciera allá en los albores de su infancia.
Cuando Mercedes entró en su dormitorio y abrió la ventana a los albores del día, aún llegaba resonante de la montaña el eco lejano del triste cantar: :«La vi llorando y dije: :-¿Por quién suspiraaas?...» ¡Oh, misterio!
Gracias, queridos compañeros. (Aplausos.) Pero la historia ya nos vinculó en los albores de nuestra lucha por la independencia. Y no lo traigo a colación por la generosa proposición de Fide) -que la ignoraba-.
IX Descendiendo capsular de las alturas, lejano de las torres de marfiles, un mañana inconocido en sus albores surcó superficies despobladas –detenidas en vicios circulares– y alfombrando rumores herbazales que labraban sembradíos ilímites de verdores...
Nada caracteriza a un niño como su estilo, aquel genuino modo de expresarse y decirlo todo con cuatro letras, y aquella gramática prehistórica, como los primeros vagidos de la palabra en los albores de la humanidad, y su sencillo arte de declinar y conjugar, que parece la rectificación inocente de los idiomas regularizados por el uso.
Si así no fuera, si no viésemos que la invasión de bárbaros que asoló la Europa romana, trajo regeneración y nueva vida a un mundo, ya caduco y corrompido, yo deploraría la suerte de nuestro continente, que no pudo alimentarse con su propia sustancia, sino hasta los primeros albores de la décima sexta centuria.
en los que los primeros albores de la inteligencia se reflejaban con una chispa maligna; de brazos largos y pies prensiles, con todas las irregularidades esqueléticas que delataban el reciente escape de la animalidad original.
Comprendemos, por tanto, que lo moderno, en los albores del siglo XXI, es muy diferente a lo moderno en el siglo XIV: Vivir a la manera libre de los mercantilistas de Florencia y Venecia, entre otros; donde el aliento de la burguesía incipiente, con su empuje liberador de feudos, diera otro sentido a la vida retomado de tradiciones herméticas, pitagóricas, neoplatónicas, etc.
Aquellos volúmenes eran terribles recopilaciones de secretos y fórmulas inmemoriales que el tiempo ha ido sedimentando desde los albores de la humanidad, y aun desde los oscuros días que precedieron a la aparición del hombre.
O como otras formas de agresión contra las libertades de los pueblos; tal cual es el caso del sometimiento del Tíbet por parte de la China comunista desde 1959, que ya en los albores del siglo XXI había castigado al pueblo con más de un millón de muertos; y asimismo, el anhelo del propio pueblo chino, que en la revolución de Beijing en junio de 1989, clamó multitudinariamente en la plaza Tianannem junto a su juventud y con sus caídos, por el fin del sistema de dominación comunista maoísta en su Nación.