alborada

(redireccionado de alboradas)
También se encuentra en: Sinónimos.

alborada

1. s. f. Tiempo del amanecer en que no se ve el sol, pero brillan sus rayos en el horizonte a la alborada salieron los excursionistas hacia el norte. alba
2. LITERATURA Composición poética o musical dedicada al amanecer.
3. MILITAR Toque militar que se ejecuta al amanecer.
4. MILITAR Acción de guerra que tiene lugar al alba.

alborada

 
f. Tiempo de amanecer.
Toque o música militar al alborear.
Música al amanecer y al aire libre, para festejar a alguien.
Composición poética o musical destinada a cantar en la mañana.
Sinónimos

alborada

sustantivo femenino
1 albada.
2 diana.
Traducciones

alborada

dawn, reveille

alborada

SF (= alba) → daybreak, dawn (Mil) → reveille (Mús) (poét) → aubade, dawn song (Méx) (Rel) → night procession
Ejemplos ?
Un tibio añico de alboradas idas nos amortaja las veredas fatuas que pretendieron construir guadañas para atajar la mortandad de espigas.
Vintimilla Flores, vació todo el vigor de su talento que amanecía en alboradas, en anchas formas de acción fecunda del universitariado ecuatoriano.
El rayo tibio del sol, el esmaltado verdor de los campos, las alboradas de rosa y oro, el manto azul de los cielos, todo había sido arrebatado por aquel Shylock inexorable que, llevando en la diestra su inmensa talega, iba recogiendo en ella los tesoros de color y luz que encontraba al paso sobre la faz de la tierra.
Nunca sintió las alboradas tristes, nunca sintió las bellas alboradas, ni el ascender solemne de los días ni la caída de las tardes mansas, ni el canto de los pájaros, ni el ruido de las aguas, ni las nostalgia del rumor del mundo, ni los silencios que el erial encalman.
Tú solito vas errante con el sello de tus hambres en la cara, con tus fríos en los tuétanos del cuerpo, con tus nieblas en la mente aletargada que reposa en los abismos de una negra noche larga, sin anuncios de alboradas en los ojos, orientales horizontes de las almas III Por la cuesta del serrucho pizarroso va bajando la paupérrima jurdana con miserias en el alma y en el cuerpo, con el hijo medio imbécil a la espalda...
El padre de Beethoven, ¿no se detendría a escudriñar lo que decían las abejas en sus zumbidos? El padre de Rafael Sanzio, ¿no sería el embelesado contemplativo de las alboradas y de los crepúsculos de Fíésole?
Entre tan solo y sin habla, arte mágica, me van tasando senderos y labranzas calculando mis nocturnos y alboradas, descifrando mis sonrisas y mis rabias y en delirante vocerío de calmas me desnudan los ropajes de las ansias.
En las madrugadas está incansable la voz de la campana, esprimida en todos los corazones católicos como jugo de fruta madurada en el silencio y en la paz de las alboradas; en las tardes la luz de la alegría, reflejándose en los semblantes; en las noches, la actitud bondadosa para el hospedaje al visitante, y al amanecer de cada día, desfila una colmena humana que solamente enseña ejemplos, con labios frescos de afecto y corazones piadosos, acercándose a su Templo para la comunión con Dios.
a viene el revuelto otoño Recogiendo frasco y flores; Pasó el sol con sus calores, Y alumbra al fin otro sol; Pasaron las alboradas Deliciosas de la aurora, Que el horizonte colora De purpurino arrebol.
La modestia de usted no le ha permitido reconocer que, en las páginas de Tabaré, palpitan y se respiran las auras uru- guayas, que los árboles, rumores, alboradas y siestas que us- ted describe, son propios de la región que habitaran el guaraní y el charrúa, héroes sin redención y sin historia, sin tiunbas y sin lágrimas; que el ave que canta, y la enredadera que trepa, y la loma que se arropa en su neblina, y la estrella que tiembla en su luz.
Y aún miro aquellos ojos que robaron a los cielos su azul, y las rosadas tintas sobre la nieve, que envidiaron las de mayo serenas alboradas; y aquellas horas dulces que pasaron tan breves, ¡ay!, como después lloradas, horas de confianza y de delicias, de abandono y de amor y de caricias.
La fiesta comienza el día 14 por la noche con un baile tradicional amenizado con gaiteiros y al amanecer del día 15 los gaiteros rondan por las calles tocando alboradas y llamando a romería.