albaicín

albaicín

 
m. Barrio costanero, pendiente.
Ejemplos ?
¿Qué vale que en tu despecho A tus soldados alientes Y quieras dar a tus gentes Todo el valor de tu pecho, Si en tanto, a pasos gigantes Van arrastrando a su fin Sus muy poderosos antes Alcázares elegantes, La Alhambra y el Albaicín?
«De más a esos perros ya la villa estuvo sujeta, dijeron; vamos allá, que por nosotros está la voluntad del Profeta.» Misteriosa expedición propusieron a tal fin; y para aquesta ocasión dieron gentes en unión la Alhambra y el Albaicín.
Festejos y diversiones Para que luzcan sus gracias Quiere dar a las hermosas El Rey Chico de Granada: Vanegas y Almoradíes Con Gomeles y con Mazas Al son de mil instrumentos En la vega juegan cañas: También en Torre Bermeja Y en el Albaicín hay zambra, Dulce escuela del amor Dó se aprende la esperanza.
Allá las galerías del Generalife con sus azulejos parecidos a piedras preciosas y sus tejas relucientes como el oro puro, destacándose entre los sicomoros y las palmas y teniendo los mirtos y laureles por alfombra y los olorosos jazmines y los trepadores rosales por corona; acullá los barrios del Albaicín con sus patios misteriosos engarzados en una orla de oscuros áloes y claros nopales, entre cuyas pencas espinosas levantan sus ramos y sus flores las poéticas adelfas!...
¡Allí están los que edificaron el Generalife, los que habitaron el Albaicín, los que hicieron un paraíso de esta vega, los que bordaron de jardines las márgenes de los ríos, los que esmaltaron de oro las rocas, los que alfombraron de flores su camino.
A partir de 1990 se establece en la iglesia de San Juan de los Reyes, en el Albaicín bajo, que estaba prácticamente derruida al hacerse cargo de ella la cofradía, actualmente está restaurada.
1475 Archivo:Juan de Flandes Nativity Granada 012.jpg Atribuido a Juan de Flandes - Nacimiento de Cristo, 1435-1438 Archivo:OrazioneOrtoBotticelli.jpg Sandro Botticelli - Oración del Huerto;Albaicín El Albaicín (o Albayzín) es un barrio de origen andalusí, muy visitado por los turistas que acuden a la ciudad, debido a sus connotaciones históricas, arquitectónicas y paisajísticas.
Es tradicional asimismo el silencio que mantienen quienes presencian la Estación de Penitencia, silencio roto por el tambor que ininterrumpidamente suena durante todo el recorrido, que es de una belleza y dificultad excepcional, pues no en vano se inicia en la Carrera del Darro, a los pies de la Alhambra y termina en lo más alto del Albaicín, a donde asciende por calles estrechas y empinadas.
Para finales del siglo XI, ya estaba urbanizada la mayor parte de la colina, rodeada por una muralla que aún subsiste en buena medida embutida parcialmente en el caserío urbano. La ciudad zirí tenía una extensión de 75 ha y unas 4.400 casas repartidas en varios barrios situados en la colina del Albaicín.
Esta política generó graves revueltas en el Albaicín, especialmente tras la conversión por Cisneros de mezquitas en iglesias, que se extendieron a otras zonas del reino, y que fueron sangrientamente reprimidas (1499-1501).
En 1982, con Francisco Izquierdo, inició la serie de fascículos sobre el barrio granadino del Albaicín "Los Papeles del Carro de San Pedro".
Participa en Iberia de Carlos Saura, con una coreografía propia (Albaicín) y otra ideada en colaboración con José Serrano (Asturias).