alarmar

(redireccionado de alarmas)
También se encuentra en: Sinónimos.

alarmar

1. v. tr. Dar la alarma como aviso de un peligro alarmó a todos los vecinos de la virulencia del incendio. avisar
2. v. tr. y prnl. Asustar, sobresaltar, causar una cosa alarma a una persona los alarmó sin necesidad, en realidad no le habían robado, lo perdió en el viaje. inquietar

alarmar

 
tr.-prnl. Dar alarma o incitar a tomar las armas.
fig.Asustar, sobresaltar, inquietar.

alarmar

(alaɾˈmaɾ)
verbo transitivo
1. advertir de un peligro Hay que alarmar a la población sobre este tipo de fraude.
2. causar inquietud o temor alarmar a la gente con las noticias

alarmar


Participio Pasado: alarmado
Gerundio: alarmando

Presente Indicativo
yo alarmo
tú alarmas
Ud./él/ella alarma
nosotros, -as alarmamos
vosotros, -as alarmáis
Uds./ellos/ellas alarman
Imperfecto
yo alarmaba
tú alarmabas
Ud./él/ella alarmaba
nosotros, -as alarmábamos
vosotros, -as alarmabais
Uds./ellos/ellas alarmaban
Futuro
yo alarmaré
tú alarmarás
Ud./él/ella alarmará
nosotros, -as alarmaremos
vosotros, -as alarmaréis
Uds./ellos/ellas alarmarán
Pretérito
yo alarmé
tú alarmaste
Ud./él/ella alarmó
nosotros, -as alarmamos
vosotros, -as alarmasteis
Uds./ellos/ellas alarmaron
Condicional
yo alarmaría
tú alarmarías
Ud./él/ella alarmaría
nosotros, -as alarmaríamos
vosotros, -as alarmaríais
Uds./ellos/ellas alarmarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo alarmara
tú alarmaras
Ud./él/ella alarmara
nosotros, -as alarmáramos
vosotros, -as alarmarais
Uds./ellos/ellas alarmaran
yo alarmase
tú alarmases
Ud./él/ella alarmase
nosotros, -as alarmásemos
vosotros, -as alarmaseis
Uds./ellos/ellas alarmasen
Presente de Subjuntivo
yo alarme
tú alarmes
Ud./él/ella alarme
nosotros, -as alarmemos
vosotros, -as alarméis
Uds./ellos/ellas alarmen
Futuro de Subjuntivo
yo alarmare
tú alarmares
Ud./él/ella alarmare
nosotros, -as alarmáremos
vosotros, -as alarmareis
Uds./ellos/ellas alarmaren
Imperativo
alarma (tú)
alarme (Ud./él/ella)
alarmad (vosotros, -as)
alarmen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había alarmado
tú habías alarmado
Ud./él/ella había alarmado
nosotros, -as habíamos alarmado
vosotros, -as habíais alarmado
Uds./ellos/ellas habían alarmado
Futuro Perfecto
yo habré alarmado
tú habrás alarmado
Ud./él/ella habrá alarmado
nosotros, -as habremos alarmado
vosotros, -as habréis alarmado
Uds./ellos/ellas habrán alarmado
Pretérito Perfecto
yo he alarmado
tú has alarmado
Ud./él/ella ha alarmado
nosotros, -as hemos alarmado
vosotros, -as habéis alarmado
Uds./ellos/ellas han alarmado
Condicional Anterior
yo habría alarmado
tú habrías alarmado
Ud./él/ella habría alarmado
nosotros, -as habríamos alarmado
vosotros, -as habríais alarmado
Uds./ellos/ellas habrían alarmado
Pretérito Anterior
yo hube alarmado
tú hubiste alarmado
Ud./él/ella hubo alarmado
nosotros, -as hubimos alarmado
vosotros, -as hubísteis alarmado
Uds./ellos/ellas hubieron alarmado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya alarmado
tú hayas alarmado
Ud./él/ella haya alarmado
nosotros, -as hayamos alarmado
vosotros, -as hayáis alarmado
Uds./ellos/ellas hayan alarmado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera alarmado
tú hubieras alarmado
Ud./él/ella hubiera alarmado
nosotros, -as hubiéramos alarmado
vosotros, -as hubierais alarmado
Uds./ellos/ellas hubieran alarmado
Presente Continuo
yo estoy alarmando
tú estás alarmando
Ud./él/ella está alarmando
nosotros, -as estamos alarmando
vosotros, -as estáis alarmando
Uds./ellos/ellas están alarmando
Pretérito Continuo
yo estuve alarmando
tú estuviste alarmando
Ud./él/ella estuvo alarmando
nosotros, -as estuvimos alarmando
vosotros, -as estuvisteis alarmando
Uds./ellos/ellas estuvieron alarmando
Imperfecto Continuo
yo estaba alarmando
tú estabas alarmando
Ud./él/ella estaba alarmando
nosotros, -as estábamos alarmando
vosotros, -as estabais alarmando
Uds./ellos/ellas estaban alarmando
Futuro Continuo
yo estaré alarmando
tú estarás alarmando
Ud./él/ella estará alarmando
nosotros, -as estaremos alarmando
vosotros, -as estaréis alarmando
Uds./ellos/ellas estarán alarmando
Condicional Continuo
yo estaría alarmando
tú estarías alarmando
Ud./él/ella estaría alarmando
nosotros, -as estaríamos alarmando
vosotros, -as estaríais alarmando
Uds./ellos/ellas estarían alarmando
Traducciones

alarmar

to alarm, alarm, alert

alarmar

alarmar

alarmar

allarmare

alarmar

Alarm

alarmar

alarme

alarmar

alarm

alarmar

إنذار

alarmar

alarm

alarmar

аларма

alarmar

报警

alarmar

報警

alarmar

alarm

alarmar

אזעקה

alarmar

アラーム

alarmar

larm

alarmar

ปลุก

alarmar

A. VT (= dar alarma) → to alarm; (= asustar) → to frighten (Mil) → to alert, rouse
B. (alarmarse) VPRto get alarmed, be alarmed
¡no te alarmes!don't be alarmed!

alarmar

v. to alarm;
vr. to become alarmed.
Ejemplos ?
Cuanto una mujer delicada y casta puede sufrir con la intervención médica; las humillaciones, las miserias de una esposa enferma; las dudas que surgen en su espíritu cuando se cree burlada en la más santa de sus aspiraciones; el temor, sugerido por un corazón que adivina, de que su compañero ha de ver en ella un sér inútil, despreciable, repugnante; los alarmas de la conciencia al pensar en la disipación del esposo; el ver al único hijo, enfermo, en manos mercenarias y extrañas; el forzado abandono de los deberes domésticos; todas estas penas, complexas, tenaces, realzadas por una sensibilidad exquisita, las sufrió Ester, sola, aislada, allá en los profundos de su alma, durante siete años.
Como es habitual en las grandes y repentinas alarmas, se proclamó una suspensión de todos los negocios y el alistamiento se llevó a cabo sin permitir excepción alguna; cuando se completó, las legiones marcharon tan rápidamente como pudieron contra los auruncinos.
–Bien pudieron concretarse a ser industriosos y ricos, al amparo de la fe de los tratados, como espectadores sin alarmas de todos los dramas de las vecindades fronterizas.
A la mañana siguiente mandamos aviso al de las alarmas contra ladrones, vino y nos explicó que la razón de que la alarma no se hubiera disparado era que sólo la primera planta de la casa estaba conectada a la misma.
Dar fin a las restricciones que fue preciso imponer a su libertad personal por consideraciones de incuestionable justicia, es un objeto en el que se ha trabajado incesantemente, y que espero obtener en breve, en términos que aseguren al ex protector el goce de una existencia tranquila y decorosa, pero que no ocasione nuevas alarmas a las repúblicas del Sur.
De modo que repasó la ventana del cuarto de los niños, nos exigió por ello una cifra remunerativa, y se marchó. Lo que sufrimos a causa de las falsas alarmas durante los tres años siguientes no hay pluma estilográfica capaz de describirlo.
Al día siguiente mandábamos llamar al técnico, quien arreglaba las ventanas culpables de la falsa alarma para que nos dejaran tranquilos una semana o así y jamás olvidaba mandarnos una factura que rezaba más o menos: Alambre $ 2,15 Tubo de unión $ 0,75 Dos horas de trabajo $ 1,50 Cera $ 0,47 Cinta aislante $ 0,34 Tornillos $ 0,15 Carga de batería $ 0,98 Tres horas de trabajo $ 2,25 Cuerda $ 0,02 Grasa $ 0,66 Crema Pond's $ 1,25 Muelles a 0,50 $ 2,00 Desplazamientos en ferrocarril $ 7,25 $19,77 A la larga ocurrió lo que tenía que ocurrir -después de haber respondido a tres o cuatrocientas falsas alarmas-, a saber: dejamos de hacerles caso.
La compañía de timbres de alarma nos dijo que lo que ahora debíamos hacer era instalarla bien, con sus nuevos muelles patentados en las ventanas para evitar falsas alarmas y su nuevo reloj patentado para desconectarla y conectarla por la mañana y por la noche sin ayuda humana.
Cuando algún marinero entraba en la «Almirante Benbow» (como de tiempo en tiempo solían hacer los que se encaminaban a Bristol por la carretera de la costa), él espiaba, antes de pasar a la cocina, por entre las cortinas de la puerta; y siempre permaneció callado como un muerto en presencia de los forasteros. Yo era el único para quien su comportamiento era explicable, pues, en cierto modo, participaba de sus alarmas.
Reunidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, el Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de la República Argentina, señor Don José Antonio Terry y el Ministro del ramo, señor Don Francisco Vergara Donoso, con el objeto de acordar las reglas a que deberán someterse las divergencias de cualquier naturaleza que pudieran perturbar las buenas relaciones existentes entre uno y otro país, y de consolidar así la paz conservada hasta ahora no obstante las alarmas periódicas nacidas del largo litigio de límites...
Varias veces, posteriormente, estando con ella, tuve, no sin fuertes sobresaltos y alarmas que terminaban es cierto en seguida, repentina impresión de hallarme en efecto ante otra mujer que no era Mirtho.
En medio de tantas alarmas, sin embargo, hubo un consuelo: se concedió la paz que pedían los latinos y éstos enviaron un fuerte contingente de acuerdo con el antiguo tratado que, durante tantos años, no habían observado.