Ejemplos ?
En el año 1814, su valor se hace legendario en la Batalla de Urica, cuando al mando del escuadrón “Rompe Líneas” logra embestir el ala derecha de los realistas, hasta llegar a su comando con José Tomás Boves a la cabeza y el propio Zaraza o uno de sus soldados consigue alancear y dar muerte al temible asturiano.
La fiera lo alcanzó en ella y, cuando el rey se dispuso a alancear al animal, su brazo quedó paralizado, lo que le hizo comprender que estaba en lugar sagrado.
Mide 1,65 x 1,60 m. Muestra a San Jorge a caballo en el momento de alancear al dragón que está a sus pies. El Santo viste de caballero militar romano con armadura y casco con penacho de plumas.
Del arte de alancear toros a caballo —en sus dos variantes: rostro a rostro y al estribo — se ocupa en el capítulo XXXIX, titulado «De la forma que se ha de tener en dar a los toros lanzada», y que empieza evocando la gracia con que ejecutaban esta suerte aquellos dos caballeros: Su arte como jinete y alanceador de toros también es elogiada por Gregorio de Tapia y Salcedo en sus Exercicios de la gineta publicados en 1643.
El torneo consiste en la caza o persecución de un toro por decenas de picadores y lanceros, en la cual algunos de estos últimos intentan alancear a la res hasta la muerte, después de que esta haya sido soltada cerca de la plaza del pueblo y conducida por los corredores y aficionados hasta la vega del río Duero, en donde comienza propiamente el torneo.
De los textos copiados se deduce que no era muy riguroso el canon de la lanza para torear.Las muescas o cortaduras que recomienda Pedro de Aguilar,parece que al callarlas los demás es por darlas por supuesto.El quebrar la lanza debió de ser condición precisa de la suerte,pues en otro caso el desaire del caballero de perderla parece evidente,y el asegurar sustentarla en forcejeo con el toro poco gallardo y de éxito forzosamente desgraciado.Siendo el asta de madera quebradiza podría acaso lograrse,aunque sin lucimiento,ya que este quedaba encomendado al acaso;preparado el lugar de quebrarse,se aseguraba el lucimiento.Lo que sí parece claro es que la lanza usual,que en un principio sirvió para alancear toros...
Fue un muchacho atlético durante su adolescencia, capaz de romper una lanza con sus manos, cabalgar hasta la extenuación de los caballos y alancear toros.
Es partícula de composición en muchos verbos, no solo en los que se forman de nombres subtantivos, fino en los que salen de otras varias palabras: pues del mismo modo que de boca, brasa, carro, coto, deuda, ferro, garra, lanza, palo, sierra, tierra, se forman abocar, abrasar, acarrear, acotar, adeudar, aferrar, agarrar, alancear, apalear, aserrar, y aterrar, tambien de blando, breve, bueno, delante, claro, largo, manso, se forman ablandar, abreviar, abonar, adelantar, aclarar, alargar, y amanfar.
De su sucesor, Felipe IV, se dice que además de alancear y matar los toros, quitó la vida a más de 400 jabalíes con estoque, lanzón y horquilla.
Ninguno al riesgo se entrega y está en medio el toro fijo, cuando un portero que llega de la Puerta de la Vega hincó la rodilla y dijo: «Sobre un caballo alazano, cubierto de galas y oro, demanda licencia urbano para alancear a un toro un caballero cristiano».
No serán tus ilusiones »Ni reales ni soñadas »Ni sabrás para tu mal »Que aquel que a la tumba baja »Por soñar ofensas mías »Duerme allí sin soñar nada.» Albin Hamad en el coso Luce con primor sus galas Y de mil diversos modos Es su letra interpretada. Para alancear un toro Pide licencia, la alcanza Y después de hacer mesura Afírmase bien y aguarda.
En los tramos más cercanos a la cabecera existen otros pequeños retablos, entre los que destaca el dedicado a San Miguel Arcángel, con mazonería sin dorar y talla policromada de San Miguel en la pose habitual de alancear al Diablo.