alambre

(redireccionado de alambres)
También se encuentra en: Sinónimos.

alambre

(De arame < lat. vulgar aeramen, objeto de bronce.)
1. s. m. Hilo de cualquier metal con un maleable alambre formó las más variadas figuras.
2. GANADERÍA Conjunto de cencerros o campanillas de una recua o un hato de ganado.
3. alambre conejo CAZA El de hierro o latón con que se hacen trampas para cazar conejos.

alambre

 
m. Hilo de cualquier metal. Dábase antiguamente este nombre al cobre y a sus dos aleaciones, el bronce y el latón.
Conjunto de cencerros, campanillas, etc., de una recua o hato de ganado.
alambre conejo El de hierro o latón con que se hacen los lazos para cazar conejos.
alambre espinoso El que tiene púas del mismo alambre.

alambre

(aˈlambɾe)
sustantivo masculino
hilo de metal Cerraron el terreno con alambres.
Traducciones

alambre

wire, ironwire

alambre

Draht

alambre

سِلْك

alambre

drát

alambre

wire

alambre

σύρμα

alambre

vaijeri

alambre

žica

alambre

針金

alambre

철사

alambre

ståltråd

alambre

drut

alambre

arame

alambre

ledning

alambre

ลวด

alambre

tel

alambre

dây kim loại

alambre

电线

alambre

SMwire
estar hecho un alambreto be as thin as a rake
alambre cargadolive wire
alambre de espino, alambre de púasbarbed wire
alambre de tierraearth wire, ground wire (EEUU)
alambre espinosobarbed wire
alambre forradocovered wire

alambre

m. wire.

alambre

m wire; — de púas barbed wire
Ejemplos ?
Tiene un lindo color rojizo, casi bermellón. Sus patitas parecen alambres aterciopelados y su cabeza, ¡Ah, su cabecita!, un simpático alfiler dorado.
Que hay quien gusta de unas caras Barnizadas como puertas, Y a merced del albayalde Hechas blancas de morenas, Y de unos ojos que brillan Bajo dos postizas cejas, Y de unos ahuecadores Convertidos en caderas, Y de unos rizos espesos Añadidos con destreza, Y de un punto de que el sastre Forma pechos, brazos, piernas Y cinturas a su gusto Y al de la flaca o la gruesa, Y da académicas formas A gente de alambres hecha.
Madres, si me matan, y muero en los bosques o en mitad del llano, pide a los soldados que te den tu muerto; que los labradores y las labradoras y tú y mis hermanas, derramando flores, hasta un pueblo manso se lleven mi cuerpo; que con unos juncos hagan angarillas, que pongan mastranto y hojas y cayenas y que así me lleven hasta un cementerio con cerca de alambres y enredaderas.
Rahutia hizo jugar los alambres de oro que se arrollaban a sus muñecas; luego, cruzándose de piernas y mostrando sus pantalones de seda recamada de plata, apoyó el mentón en el puente de las manos entrelazadas.
Estos alambres componen el límite de un mundo pequeñito, donde se realizan escenas de ventura como las que yo he soñado en momentos felices, que por ser felices huyeron pronto.
Nuestro aliento ruge en las calderas o clama con la dinamita; nuestros músculos de metal aplastan las rocas; nuestras uñas y nuestros dientes abren las montañas; nuestros nervios son una red de alambres que aprisiona la tierra.
Un día, el macho, al saltar desde los alambres a uno de los travesaños, lo hizo con tan mala fortuna que quedó preso en uno de los hierros, oscilando con angustia y al tratar de hacer un esfuerzo para incorporarse, se tronchó una pata y cayó al suelo piando tristemente, mientras la hembra, dando vueltas en derredor suyo, le miraba con unos ojos tan tristes que daban ganas de llorar.
En aquel bienhadado asilo, casi solo, porque, si no es dos o tres días en el año, pocos son los concurrentes a los jardines del Alcázar, oyendo el ruido de las tijeras de los jardineros, que, cortando las fibras del boje y del arrayán, las forzaba a exhalar por doquiera sus esencias perfumadas, mi imaginación se gozaba en su propio recogimiento, como el ave criada en una pajarera, que nada desea de lo que está más allá de sus alambres.
Ya era una vagoneta volcada en medio de la vía, que le interceptaba el paso, o un madero atravesado a la altura de su cabeza, contra el cual chocaba violentamente; mientras alambres invisibles se enredaban entre sus piernas y lo derribaban en el lodo negro y viscoso de las galerías.
En el Sanatorio — limpia atmósfera de fanal — ha construido el pío médico sobre su sistema nervioso, como sobre unos alambres, la espiritualidad estrictamente necesaria para penetrar en el mundo moral.
En otra lo pulen, que es cosa muy curiosa, parecida a la de las piedras de amolar, sólo que la máquina de pulir anda más de prisa, y la rueda es de alambres delgados como cabellos, como un cepillo que da vueltas, y muchas, como que da dos mil quinientas vueltas en un minuto.
Y mientras tanto, los toritos y vaquillonas amansados en el tambo, habían aprendido a colocarse en el maizal por entre los alambres y destrozaban las plantas antes que madurase el grano.