alabardero

(redireccionado de alabarderos)

alabardero

1. s. m. HISTORIA Soldado que estaba armado de alabarda.
2. HISTORIA Soldado del cuerpo de infantería que daba guardia de honor a los reyes de España.

alabardero

 
m. mil. Soldado armado de alabarda.
mil. Soldado que, armado de alabarda, daba guardia de honor a los reyes de España.
fig.El que aplaude en los teatros, por asistir de balde u otra recompensa.
Traducciones

alabardero

alabardiere

alabardero

SM (Hist) → halberdier (Teat) → member of the claque, paid applauder
Ejemplos ?
Mientras adquiría el señorío de Menton en 1346, Carlos servía paralelamente a la corona francesa comandando una compañía de alabarderos en la batalla de Crécy, en tanto que socorría por mar el campamento francés tras el sitio de Calais.
Traía treinta hombres japones con cuchillas, con su capitán de la guardia, y doce flecheros y alabarderos con lanças pintadas y sus cuchillas de abara.
Finalmente el asalto fracasó al ser derrotados los asaltantes en las escaleras del Palacio por los alabarderos de la Guardia Real.
Varios cargos oficiales llevaban asociado el título de pachá: El gran visir (vizir-i azam, equivalente a un primer ministro) mushir (mariscal) ferik (teniente general o vicealmirante) liva (general de división) El kizlar aga (jefe de los eunucos del palacio de Topkapi, que era además jefe de los alabarderos del sultán).
Es una iglesia muy ligada a la semana santa pues en ella se representa el viernes santo el descendimiento, la guardia de los alabarderos y el sellado del sepulcro de cristo.
Las unidades básicas que nos encontramos las potencias europeas, incluyendo a los EEUU, son los arcabuceros y los alabarderos, únicamente en España, y los piqueros en el resto de las naciones.
Tiepolo fue el encargado de decorar la estancia, para lo que realizó varias pinturas de carácter mitológico: Eneas conducido al templo de la Inmortalidad por sus virtudes y victorias, Venus encomendando a Vulcano que forje las armas para Eneas, temas que parecen aludir a la función militar del espacio pero también a la figura de Carlos III como guerrero victorioso y a su madre, Isabel de Farnesio, como reina prudente y protectora. Buena parte de la superficie que ocupa el Salón de Alabarderos fue ocupada por Alfonso XII para construir el Comedor de Gala.
Así pues la operación resultó un absoluto fracaso por la contundente reacción de los alabarderos de la Guardia Real dirigidos con maestría por el coronel Domingo Dulce y Garay.
El 7 de octubre, en una noche de lluvia, los generales Diego de León y Manuel de la Concha, con la complicidad de la guardia exterior, entraron en el Palacio Real, pero no lograron apoderarse de las dos niñas, ante la resistencia que hicieron en la escalera principal los alabarderos”.
Inició su carrera como músico mayor de la Banda del Regimiento de Infantería España y en 1897 comienza a dirigir la Banda del Real Cuerpo de Alabarderos de Madrid.
Además, compuso numerosas obras para diferentes instrumentos, para ser interpretadas por los aspirantes a profesor en la Real Banda de Alabarderos cuando era Director de la misma.
Fue autor, en 1908, de la armonización de la Marcha Real en su tiempo de la Banda del Real Cuerpo de Alabarderos de Madrid, que le fue encargada por el Rey Alfonso XIII.