ajero

ajero, -ra

 
m. f. Persona que vende ajos.
m. Dueño de un ajar.
Ejemplos ?
Su padre, Juan José de la Torre y Arocena, fue un médico especializado en enfermedades cutáneas, de familia oriunda de Cuenca y de larga trayectoria política en los partidos liberales y republicanos, en la que destacó su tío Mariano de la Torre Ajero, que fue alcalde de la ciudad de Segovia.
El edificio correspondiente a un antiguo centro religioso conectado con el convento franciscano de Montevirgen de Villalba, fue restaurado con notable acierto en 1920, presentándose hoy impecablemente encalado y cuidado. Producto especialmente característico de Aceuchal es el ajo, del que a su vez resulta inseparable la figura del ajero.
En homenaje a tan significada figura, el pueblo tiene un monumento dedicado al "ajero", expresiva obra en bronce de Fulgencio León Manchego, erigida en 1985.
Los principales refranes hacen referencia a los meses del año. Enero En el menguante de enero siembra los ajos el ajero. Enero, el friolero entra soplándose los dedos.
Los 13 concejales municipales se repartieron de la siguiente forma: Euzko Alderdi Jeltzalea-Partido Nacionalista Vasco (EAJ-PNV): 6 concejales (1.875 votos, el 26,87% del censo y el 41,32% de los votos válidos) Saulo Nebreda Trevejo Borja Kristobal Peña Jasone Hernández Marcos Gonzalo Rodríguez Díaz Amaia González Novo Asier Galdames Iglesias Borobil: 3 concejales (857 votos, el 12,28% del censo y el 18,88% de los votos válidos) Ernesto Docampo Ajero Aitor González Lenizbarrutia José Iriondo Tamayo Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra (PSE-EE/PSOE)...
Yolanda González Martín fue asesinada por los miembros de Fuerza Nueva Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez, que contaron con la colaboración de varios sujetos más (José Ricardo Prieto, Félix Pérez Ajero, Juan Carlos Rodas Crespo y David Martínez).
El asesinato fue reivindicado mediante Emilio Hellín, con un télex enviado a la agencia EFE, por el denominado "Grupo 41" del Batallón Vasco Español con estas palabras: La Audiencia Nacional procesó (1980), juzgó, sentenció y condenó (1982) por dicho acto criminal a: Emilio Hellín Moro, Ignacio Abad Velázquez, José Ricardo Prieto, Félix Pérez Ajero, Juan Carlos Rodas, y David Martínez Loza, a diversas penas según su implicación penal, bajo el Código Penal vigente en su momento, en los hechos enjuiciados: Emilio Hellín Moro (algo más de 43 años de condena), asesinato, allanamiento de morada, detención ilegal, depósito de armas de guerra, armas de defensa, municiones, tenencia de explosivos, falsificación de DNI, uso público de nombre supuesto.
Ignacio Abad Velázquez (algo más de 28 años de condena), asesinato, allanamiento de morada, detención ilegal, tenencia ilícita de armas. Félix Pérez Ajero (algo más de 6 años de condena), allanamiento de morada, detención ilegal, tenencia ilícita de armas.
Esto provoca que cambie de residencia a Madrid con su familia sobreviviendo de la venta ambulante vendiendo ropas, frutas y ajos. De ahí saldría el apodo artístico, las vecinas le llaman el ajero, y se quedaría en Jero.