airón


También se encuentra en: Sinónimos.

airón

(Del fr. ant. hairon, garza.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Penacho de plumas ornamentales que tienen algunas aves sobre la cabeza.
2. INDUMENTARIA Y MODA Adorno de plumas o imitación que se coloca en sombreros, cascos, gorras o en el tocado. martinete

airón

 
m. Adorno de plumas en cascos, sombreros, etc.
Antiguamente, penacho de plumas en los sombreros de caballero.
Plumero que adorna la cabeza de los caballos que tiran de los coches de gala, fúnebres, etc.
bot. Conjunto de pelos de formas variadas que coronan la semilla o el fruto de algunas plantas.
Sinónimos

airón

sustantivo masculino

airón:

penachoplumero,
Traducciones

airón

SM
1. (= ave) → heron
2. (= penacho) → tuft, crest
Ejemplos ?
Salió un toro del toril y a Tarfe tiró por tierra, y luego a Benalguacil, después con Hamete cierra, el temerón de Conil. Traía un ancho listón con uno y otro matiz hecho un lazo por airón, sobre la inhiesta cerviz clavado con un arpón.
Porta en alto su nombre, como el lirio Su estambre, la palmera su verdura, Su airón el casco, su fulgor el cirio, La fe su emblema y el volcán su albura Y a veces los antojos de un delirio Infiernan a la extraña criatura.
Un sayo de paño verde con franjas de oro guarnido es su traje, y lleva al hombro, más blanco que los armiños, un gran manto, en cuyos pliegues la cruz roja, distintivo de maestre de Santiago, luce en recamo prolijo, y una toca de velludo negro con bordados picos, mas sin airón ni garzota, es de su cabeza abrigo.
Los cínifes zumbaban en torno de un surtidor que gallardeaba al sol su airón de plata, y llovía en menudas irisadas gotas sobre el tazón de alabastro.
No estaba famélico porque no husmeaba ni adulaba; no estaba triste porque no se dolía; no buscaba lecho porque su cola era altiva como un airón.
Lleva pretal de cadena De malla los paramentos, Su ferrado casco suena, Bebe los helados vientos Y ellos rizan su melena. De una labor peregrina Viste el gallardo jinete Delicada jacerina Y un airón sobre el almete Con plumas gualdas se inclina.
La fuerte ciudadela, Baluarte del que fué Montevideo, Desnuda ya del generoso arreo, Entre las sombras vela El verde airón de su imperial señora, Que, en las almenas al batir el aire, Encarna macilenta, La sombra vil de la paterna afrenta.
Aquí asoma un pie pequeño, allí unos ojos azules, acá una falda de encaje, allá un airón de tisúes; aquí un cuello alabastrino, y allí una mano que pule un centenar de brillantes que por mano y dueño arguyen.
En primer término, sobre una espléndida alcatifa de Persia, y sentado en mullidos almohadones de seda, admirablemente bordados, se parecía un señor, en la flor de la juventud, cubierto de blanca y rozagante vestidura y coronada la gentil cabeza de un amplio turbante, cándido también, sobre el cual se erguía un airón o copete de rizadas y lindas plumas, sujeto el airón al turbante por una enorme piocha de perlas, diamantes y rubíes, que debía valer un imperio.
Contra nosotros viene Pílades, irresistible, semejante al frigio Héctor, ó tal que Ayax el del casco de triple airón, á quien vi á las puertas de Príamo.
Un birrete de velludo con un blanco airón, sujeto por un joyel de diamantes y un antiguo camafeo, descubre por ambos lados, tanta majestad cubriendo, rubio, cual barba y bigote, bien atusado el cabello.
Los jinetes del Plata, como el viento Que barre sus llanuras, se estrellaron Con empuje violento En la muralla de templado acero; Y se vio largo tiempo confundidas Sobre la alta barranca, Y entre el solemne horror de la batalla, ¡La naciente bandera azul y blanca Y el rojo airón del pabellón ibero!