aguar

(redireccionado de aguadas)
También se encuentra en: Sinónimos.

aguar

1. v. tr. y prnl. Añadir agua a un líquido aguó la leche para digerirla mejor.
2. Hacer que fracase un acontecimiento agradable o un proyecto la verbena se aguó a causa de la pelea. frustrar
3. v. prnl. Llenarse un lugar de agua. anegarse, inundarse
NOTA: Conjugación: CONJ.: INDICATIVO: PRES.: aguo, aguas, agua, aguamos, aguáis, aguan. IMPERF.: aguaba, aguabas, aguaba, aguábamos, aguabais, aguaban. INDEF.: agüé, aguaste, aguó, aguamos, aguasteis, aguaron. FUT.: aguaré, aguarás, aguará, aguaremos, aguaréis, aguarán. COND.: aguaría, aguarías, aguaría, aguaríamos, aguaríais, aguarían. SUBJUNTIVO: PRES.: agüe, agües, agüe, agüemos, agüéis, agüen. IMPERF.: aguara o aguase, aguaras o aguases, aguara o aguase, aguáramos o aguásemos, aguarais o aguaseis, aguaran o aguasen. FUT.: aguare, aguares, aguare, aguáremos, aguareis, aguaren. IMPERATIVO: agua, agüe, agüemos, aguad, agüen. GERUNDIO: aguando. PARTICIPIO: aguado.

aguar

 
tr.-prnl. Mezclar agua [con vino u otro licor].
fig.Tratándose de cosas halagüeñas, turbarlas o frustrarlas.
prnl. Llenarse de agua algún sitio.

aguar

(a'γwaɾ)
verbo transitivo
1. añadir agua a una bebida o líquido aguar caldo
2. estropear una cosa agradable La policía aguó la fiesta.

aguar


Participio Pasado: aguado
Gerundio: aguando

Presente Indicativo
yo aguo
tú aguas
Ud./él/ella agua
nosotros, -as aguamos
vosotros, -as aguáis
Uds./ellos/ellas aguan
Imperfecto
yo aguaba
tú aguabas
Ud./él/ella aguaba
nosotros, -as aguábamos
vosotros, -as aguabais
Uds./ellos/ellas aguaban
Futuro
yo aguaré
tú aguarás
Ud./él/ella aguará
nosotros, -as aguaremos
vosotros, -as aguaréis
Uds./ellos/ellas aguarán
Pretérito
yo agüé
tú aguaste
Ud./él/ella aguó
nosotros, -as aguamos
vosotros, -as aguasteis
Uds./ellos/ellas aguaron
Condicional
yo aguaría
tú aguarías
Ud./él/ella aguaría
nosotros, -as aguaríamos
vosotros, -as aguaríais
Uds./ellos/ellas aguarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo aguara
tú aguaras
Ud./él/ella aguara
nosotros, -as aguáramos
vosotros, -as aguarais
Uds./ellos/ellas aguaran
yo aguase
tú aguases
Ud./él/ella aguase
nosotros, -as aguásemos
vosotros, -as aguaseis
Uds./ellos/ellas aguasen
Presente de Subjuntivo
yo agüe
tú agües
Ud./él/ella agüe
nosotros, -as agüemos
vosotros, -as agüéis
Uds./ellos/ellas agüen
Futuro de Subjuntivo
yo aguare
tú aguares
Ud./él/ella aguare
nosotros, -as aguáremos
vosotros, -as aguareis
Uds./ellos/ellas aguaren
Imperativo
agua (tú)
agüe (Ud./él/ella)
aguad (vosotros, -as)
agüen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había aguado
tú habías aguado
Ud./él/ella había aguado
nosotros, -as habíamos aguado
vosotros, -as habíais aguado
Uds./ellos/ellas habían aguado
Futuro Perfecto
yo habré aguado
tú habrás aguado
Ud./él/ella habrá aguado
nosotros, -as habremos aguado
vosotros, -as habréis aguado
Uds./ellos/ellas habrán aguado
Pretérito Perfecto
yo he aguado
tú has aguado
Ud./él/ella ha aguado
nosotros, -as hemos aguado
vosotros, -as habéis aguado
Uds./ellos/ellas han aguado
Condicional Anterior
yo habría aguado
tú habrías aguado
Ud./él/ella habría aguado
nosotros, -as habríamos aguado
vosotros, -as habríais aguado
Uds./ellos/ellas habrían aguado
Pretérito Anterior
yo hube aguado
tú hubiste aguado
Ud./él/ella hubo aguado
nosotros, -as hubimos aguado
vosotros, -as hubísteis aguado
Uds./ellos/ellas hubieron aguado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya aguado
tú hayas aguado
Ud./él/ella haya aguado
nosotros, -as hayamos aguado
vosotros, -as hayáis aguado
Uds./ellos/ellas hayan aguado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera aguado
tú hubieras aguado
Ud./él/ella hubiera aguado
nosotros, -as hubiéramos aguado
vosotros, -as hubierais aguado
Uds./ellos/ellas hubieran aguado
Presente Continuo
yo estoy aguando
tú estás aguando
Ud./él/ella está aguando
nosotros, -as estamos aguando
vosotros, -as estáis aguando
Uds./ellos/ellas están aguando
Pretérito Continuo
yo estuve aguando
tú estuviste aguando
Ud./él/ella estuvo aguando
nosotros, -as estuvimos aguando
vosotros, -as estuvisteis aguando
Uds./ellos/ellas estuvieron aguando
Imperfecto Continuo
yo estaba aguando
tú estabas aguando
Ud./él/ella estaba aguando
nosotros, -as estábamos aguando
vosotros, -as estabais aguando
Uds./ellos/ellas estaban aguando
Futuro Continuo
yo estaré aguando
tú estarás aguando
Ud./él/ella estará aguando
nosotros, -as estaremos aguando
vosotros, -as estaréis aguando
Uds./ellos/ellas estarán aguando
Condicional Continuo
yo estaría aguando
tú estarías aguando
Ud./él/ella estaría aguando
nosotros, -as estaríamos aguando
vosotros, -as estaríais aguando
Uds./ellos/ellas estarían aguando
Traducciones

aguar

mar, water

aguar

VT
1. [+ vino] → to water, water down
2. (fig) (= estropear) → to spoil, mar
aguar la fiesta a algnto spoil sb's fun
3. (CAm, Cono Sur) [+ ganado] → to water
Ejemplos ?
8º - A medida que avance la actual línea de fronteras, se harán mensurar las tierras á que se refieren los artículos anteriores y levantar los planos respectivos, dividiéndose en lotes de diez mil hectáreas (cuatro leguas kilométricas cuadradas) numeradas de uno adelante, con designacion de sus pastos, aguadas y demas cualidades: Todo lo cual se hará constar en un registro especial, denominado: "Registro gráfico de las tierras de frontera".
La demarcación de los terrenos agraciables será legua y media de frente, y dos de fondo, en la inteligencia que puede hacerse más o menos extensiva la demarcación, según la localidad del terreno en el cual siempre se proporcionarán aguadas, y si lo permite el lugar, linderos fijos; quedando al celo de los comisionados, economizar el terreno en lo posible, y evitar en lo sucesivo desavenencias entre vecinos.
En los corrales, las aguadas y los alambrados, construídos sin mezquindad, y hasta con lujo, había realizado don Manuel uno de sus más caros deseos; pero ni él ni Gregoria habían soñado todavía con un bienestar que nunca conocieron; y tampoco sus hijos lo anhelan, rudos y sencillos colaboradores que son, todavía, de primera mestización, de una naturaleza apenas desbastada.
8.° A medida que avance la actual linea de fronteras, se harán mensurar las tierras á que se refieren los artículos anteriores y levantar los planos respectivos, dividiéndose en lotes de diez mil hectáreas (cuatro leguas kilométricas cuadradas) numeradas de uno adelante, con designación de sus pastos, aguadas y demás calidades; todo lo cual se hará constar en un registro especial denominado: «Registro Gráfico de la Tierra de Fronteras».
¡Mire!, que le pidió datos y más datos don Teódulo a don Florencio, sobre los campos de afuera, y lo que costaba la legua, y si eran buenos los pastos, y si había buenas aguadas, y si el agua no era muy amarga; y quiénes estaban ya por allá, si a don Fulano le iba bien, y qué tal andaba de aumento; y sino era mejor vender las ovejas y comprar vacas, y esto, y el otro; y las contestaciones algo entusiastas, por supuesto, de Florencio lo dejaron tan pensativo que su despedida, por la mañana, fue casi una promesa de ir, el año siguiente, a visitarlo por allá.
Pero ahora llegaba el momento del drama que en ocasiones pasó a tragedia: el terrateniente en cuya posesión vastísima había venido formándose y creciendo sin su previa autorización aquel nuevo núcleo, no estaba conforme con su permanencia (porque era propicio al abigeato, o simplemente porque le espantaba los ganados o le privaba de aguadas, etc.) y reclamaba inmisericorde el desalojo.
El carrero había hecho fuego y aprontaba el mate. Los bueyes bajaban lentamente por el declive áspero hacia las aguadas perdidas en el espadañal del bajo.
Cuatro leguas eran, de buena tierra, con buenas aguadas, cañadas fértiles y lomas que, aunque todavía de pastos muy duros, prometían un porvenir halagüeño.
Sin desatender su cabaña, manantial inagotable ya, con hombres formados y vigilados por él, empezó a poblar y colonizar el campo aquél alambrado, estableciendo aguadas, arando, sembrando, plantando, afanado en hacer del suelo dormido que se le confiaba un emporio de riquezas; atrayendo para ello a esa Pampa despoblada gente y más gente, dándoles a todos elementos de trabajo, haciendo surgir del desierto en pocos años una estancia modelo, con leguas alfalfadas, hacienda numerosa y refinada.
A pesar de todo, los Morales habían visto aumentar un poco más sus vacas, pues les había ido algo mejor, por la mucha extensión y el mejor campo, que en los cañadones de la primera etapa, y cuando se internaron más aún en la Pampa, en busca de las aguadas por allá escasas y de campo regular, tenían un arreo de más de mil vacas y de doscientos yeguarizos.
Y como en tiempo de sequía las tropas en camino tienen que buscar las aguadas donde las haya y a cualquier precio, empezó a sacar del pozo buenos pesos con el balde volcador.
Se edificaban más galpones para depósitos y para pesebres; se multiplicaban los potreros y las divisiones para clasificar y separar los animales. Las aguadas ya no eran los miserables jagüeles criollos de antes, de mezquino rendimiento, de labor ingrata.