agrario


También se encuentra en: Sinónimos.

agrario, a

(Del lat. agrarius < ager, agri, campo.)
adj. AGRICULTURA Que tiene relación con el sector agrícola sistema agrario; reforma agraria.

agrario, -ria

 
adj. Relativo al campo.

agrario, -ria

(a'γɾaɾjo, -ɾja)
abreviación
que está relacionado con el cultivo de las tierras la zona agraria
Sinónimos

agrario

, agraria
adjetivo

agrario:

ruralagreste, campesino, agrícola, rústico, campestre,
Traducciones

agrario

agrarian, agricultural, farm‐, farm, land

agrario

agrario

agrario

landbouw

agrario

الزراعية

agrario

rolnych

agrario

селскостопански

agrario

农业

agrario

農業

agrario

landbrugsprodukter

agrario

חקלאי

agrario

農業

agrario

농업

agrario

ADJagrarian
política agrariaagricultural policy
reforma agrarialand reform
Ejemplos ?
Mermada y destruida nuestra agricultura por no haber garantías para el pequeño propietario, por haberse falseado el ideal agrario en virtud de la falaz demagogia de los líderes protegidos de Cárdenas, que a toda costa quieren hacer infructuoso el sacrificio del campesino realizado en la acción armada de la Revolución que los hizo propietarios de sus parcelas, independizándolos de la inmisericordia del hacendado y, no conformes con esa falta de garantías, pretende destruir su pequeño patrimonio conquistado a base de sangre, para comunizarlo, para sovietizarlo en beneficio de los demagogos, convirtiéndolos en sus nuevos esclavos.
Souef Mohamed El-Amine; el Ministro del Interior de Malta, Su Excelencia el Honorable Tonio Borg, y el Ministro, Director del Instituto Nacional Agrario de Honduras, Excmo.
Preocupación principal de su gobierno ha sido el tema Agrario, porque la historia de México, se ha dicho y con razón es la lucha del hombre por la posesión de la tierra.
Se les olvida a los que atacan esta acción gubernamental que José López Portillo llegó a la Presidencia de la República por ser candidato del Partido Revolucionario Institucional, integrado éste por los sectores agrario, obrero y popular, y que, precisamente, como Presidente de México está embebido en los pensamientos de los trabajadores y la clase trabajadora.
En este marco se creó el municipio libre, y se estableció un ordenamiento agrario en el país relativo a la propiedad de la tierra.
— Sustitúyase el artículo 28 de la Ley 22.248, el que quedará redactado de la siguiente manera: Artículo 28: Las remuneraciones mínimas serán fijadas por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, las que no podrán ser inferiores al salario mínimo vital de ese momento.
— Sustitúyase el artículo 108 de la Ley 22.248, el que quedará redactado de la siguiente manera: Artículo 108: Las personas desde los dieciséis (16) años y hasta los dieciocho (18) años de edad, que con conocimiento de sus padres, responsables o tutores vivieren independientemente de ellos, podrán celebrar contrato de trabajo agrario, presumiéndose la autorización pertinente para todos los actos concernientes al mismo.
Sabemos que el reparto agrario, después de una condición de semiesclavitud y a veces de verdadera esclavitud en el campo, en los viejos latifundios coloniales o del siglo XIX y principios del XX, que el reparto agrario vino a ser como una reconquista parcial para cada familia campesina de la Patria enajenada.
No basta tampoco la entrega de la tierra para resolver el problema agrario; sabemos lo exiguo de los implementos de la mayor parte de nuestros ejidos, necesitamos no sólo de crédito para las siembras, sino también para formar, aunque sea gradualmente, el equipo indispensable para obtener mejores rendimientos, así como la adquisición de los conocimientos para ser mejores ciudadanos y mejores campesinos.
Había que incluir las aspiraciones democráticas, respetar las tradiciones de verdadero liberalismo mexicano e incorporar las tendencias agrarias, de socialismo agrario, como se les llamaba, y las tendencias sociales que buscaban el mejoramiento de los trabajadores asalariados de la industria, quienes, a pesar de ser escasos, habían brindado aportaciones decisivas al movimiento revolucionario en su momento destructivo.
Haremos que se rodee de garantías la propiedad legítima del campo para que puedan cultivarla con el amor que da la seguridad de recoger los frutos de los esfuerzos que se siembran. El problema agrario requerirá la mayor atención del Gobierno para cumplir fielmente con los propósitos de la Revolución.
Es cierto que en algunas regiones del país se ha detenido hasta la fecha, por diversas y accidentales circunstancias, la dotación de las tierras que deben entregarse a los pueblos en cumplimiento de nuestras leyes, y estimo por lo mismo muy conveniente manifestar que también allí se llevará hasta su fin la resolución del problema agrario, pues hemos dicho, en multitud de ocasiones, que en esta grave cuestión no cabe otro recurso ni otro medio que el de entregar a los pueblos y a los trabajadores del campo lo que por siglos sido su fuente de vida.