agramontés

(redireccionado de agramonteses)

agramontés, -sa

 
adj.-s. Díc. de la ant. facción de Navarra acaudillada por el señor de Agramont, y del individuo de este bando, enemigo del beamontés. Apoyó la causa del rey de Aragón, Juan II, contra el príncipe de Viana.
Ejemplos ?
El fenómeno no fue exclusivo del País Vasco, ya que había enfrentamientos similares entre los nobles de Castilla entre los Castros y los Laras y en Navarra entre los Beamonteses y Agramonteses.
Durante la Guerra Civil de Navarra entre los agramonteses y beaumonteses cuando Juan II, rey consorte que usurpó la corona enfrentándose a su hijo Carlos Príncipe de Viana, esta villa y su castillo fueron arrasados por las tropas agramontesas de Martín de Peralta en 1455.
Como consecuencia de su situación geográfica y de las cruentas luchas civiles entre agramonteses y beaumonteses, la Villa quedó despoblada hasta el año 1508.
Nacido hacia 1493 (aunque otras fuentes incluyan su nacimiento en la década anterior), estuvo preso por motivos políticos, probablemente por haber apoyado al bando de los beamonteses, partidarios de la dominación castellana, frente a los agramonteses, seguidores de Juan III de Albret, rey de Navarra, antes de que Carlos I de España devolviese los territorios bajonavarros a la casa de Foix.
Se centran en las hechos acaecidos durante las Guerras entre los Parientes Mayores (en euskera, Ahaide Nagusiak) entre Oñacinos y Gamboínos, Agramonteses y Beamonteses y en la vida medieval en general.
Los beaumonteses tomaron partido por el príncipe de Viana y los agramonteses tomaron partido por el rey Juan y estalló la guerra civil.
el sector nobiliario de los beamonteses fueron partidarios del príncipe, mientras que el de los agramonteses lo fueron de Juan II.
Por su parte, el reino de Navarra vivía una guerra civil intermitente entre beaumonteses y agramonteses, a la que se superponían los intentos de Francia y de Aragón por controlar el reino.
Se ordenó la expulsión de 200 pamploneses sospechosos de ser agramonteses fieles al rey navarro y se aseguraron, con requisiciones, los suministros provenientes de distintas localidades.
En agosto comenzaron en Tudela las negociaciones que culminaron en la firma de un acuerdo por el cual agramonteses y beaumonteses pusieron fin a su enfrentamiento y Fernando obtuvo para Castilla el control de Viana, Puente la Reina y otras plazas, así como el derecho a mantener una guarnición de 150 lanzas en Pamplona.
Mientras que las baladas épicas tratan de las luchas entre banderizos (en el País Vasco continental entre beamonteses y agramonteses y en la Vasconia peninsular entre oñacinos y gamboínos), las líricas se centran casi por completo en la temática amorosa.
En la segunda mitad del siglo XV, una vez muerto Carlos III, Tudela sufrió las consecuencias de las luchas entre agramonteses y beaumonteses.