Ejemplos ?
Salté de la cama, vestíme; y, desayunándome de prisa, corrí a despedirme de la familia que había madrugado más que yo. Agradecí a mis buenos parientes...
Salió usted perfectamente de aquella enfermedad. Le agradecí el elogio y pedí otro vaso, que trajeron enseguida. -Esto es un exceso -dijo míster Chillip moviéndolo--; pero no puedo resistir a una ocasión tan extraordinaria.
Siendo así, se daban por pasablemente satisfechos con que las fantasías amorosas del hermoso retoño se hubieran detenido en mí, Carlos Durán, ingeniero, en vez de mariposear sobre un sujeto cualquiera de insuficiente posición social. Así, pues, agradecí en mi fuero interno el distingo de que me hacía honor el joven patricio.
—No, mamá; lo que dices está perfectamente bien dicho; pero Durán me entiende. Lo que yo entendía era que Luis María quería cortar con amabilidades más o menos sosas; pero no se lo agradecí en lo más mínimo.