agradable

(redireccionado de agradables)
También se encuentra en: Sinónimos.

agradable

1. adj. Que produce buena impresión vino de sabor agradable; brisa agradable.
2. Que se muestra amable en el trato es una agradable compañera de estudios. afable

agradable

 
adj. Que agrada.

agradable

(aγɾaˈðaβle)
abreviación
1. que gusta, que resulta bueno o placentero una velada agradable El pan recién horneado tiene un aroma agradable.
2. que es amable, de trato cordial una persona agradable
Sinónimos

agradable

adjetivo
1 deleitoso, delicioso*, placentero, grato, placible, sabroso, gustoso, acepto. amargo.
Deleitoso, delicioso y placentero halagan a los sentidos; si se trata especialmente del gusto, sabroso y gustoso. Grato y placible tienen relación con el sentimiento o los afectos; por ejemplo: son gratas las pruebas de amistad, el compañerismo, las lisonjas. Cuando se trata de personas, grato y acepto. Agradable engloba en su significación a los demás sinónimos.
Traducciones

agradable

سَارّ

agradable

příjemný

agradable

behagelig

agradable

miellyttävä

agradable

ugodan

agradable

楽しい

agradable

유쾌한

agradable

plezierig

agradable

trivelig

agradable

przyjemny

agradable

agradável

agradable

angenäm

agradable

น่าพอใจ

agradable

hoş

agradable

dễ chịu

agradable

נחמד

agradable

ADJ (= grato) → pleasant, agreeable
es un sitio agradableit's a nice place
el cadáver no era muy agradable para la vistathe body was not a pretty sight
ser agradable al gustoto taste good, be tasty

agradable

a. pleasant.
Ejemplos ?
46 Ya la primavera, desheladas, vuelve a traer las templanzas, ya del cielo equinoccial el furor, con las agradables auras del céfiro, calla.
“¿Por qué no iría yo a ver ese árbol del cual se habla? Por lo que oigo decir, esas frutas son verdaderamente agradables”, se dijo ella.
¡Cuánto no sería mi gusto si pudiese yo contribuir a que Ud. pasase unos ratos agradables! ¡Qué mejor empleo podrían tener mis esfuerzos y mi dinero!
Tenían los cuatro jarrones llenos de flores, cuando se presentaron ante los rostros del jefe, de los jefes; éstos tomaron las flores, agradables de ver.
Estas esperanzas han quedado defraudadas por los hechos. En lugar de frutos agradables y sanos hemos recogido frutos amargos y corrompidos.
-prosiguieron los ratoncillos; y a la noche siguiente volvieron con otros cuatro, para que oyesen también al árbol; y éste, cuanto más contaba, más se acordaba de todo y pensaba: «La verdad es que eran tiempos agradables aquéllos.
Después, durante varios días, no tuvo queja de ella el Cachete: la Gorgoritos no separábase de su lado más que para ocuparse al galope de sus más indispensables quehaceres domésticos; no se acostaba, dormía a ratos en una mecedora junto a la cama, confortábale el espíritu hablándole de cosas agradables, entreteniéndole con los chismes de la vecindad, y hasta, desde una tarde en que él púsose mohíno al verla encorsetada y con flores en el pelo, había renunciado a toda coquetería y veíala siempre de trapillo y sin avalorar con adorno alguno sus irresistibles encantos.
Por los pliegues asomaban unos angelitos preciosos. Sí, escuchó cosas muy agradables, y al día siguiente era la boda. Regresó al bosque para instalarse en su cofre; pero, ¿dónde estaba el cofre?
Un tono filosófico sin pedantería, maneras naturales pero agradables, igualmente distantes de la rusticidad tudesca y de la pantomima ultramontana: he allí los frutos del gusto adquirido por medio de buenos estudios y perfeccionado en el trato, del mundo.
Y para hablar sólo del Perú, recordemos que ha casi im cuarto de siglo nos traía intrigados la firma Leonor Manrique que con frecuencia se leía en uno de nuestros diarios, al pie de versos muy galanos, así como las de Lncüa Monroy y Adriu- na Buendía suscribiendo poesías, si bien menos correctas que las de aquélla, no por eso menos agradables.
Pendían de sus orejas, un poco puntiagudas, pero agradables, unas arracadas adornadas con enormes esmeraldas y de su cuello, un impresionante collar de diamantes que refulgía de brillos electrónicos.
He allí lo que a la larga debe producir en todas partes la preferencia de talentos agradables a los útiles y lo que la experiencia ha suficientemente comprobado desde la renovación de las ciencias y de las artes.