Ejemplos ?
Escancia Sancho el licor al conde con mano pródiga, y lo hace con la condesa Estrella con mano sobria. Bebe el conde cual lo exigen las fatigas que le agobian, la condesa cual permite el decoro en su persona.
Que se quite la infinidad de tributos, pechos e imposiciones que nos agobian y se señale a cada individuo un cinco por ciento de semillas y demás efectos o otra carga igual, ligera, que no oprima tanto, como la Alcabala, el Estanco, el Tributo y otros; pues con esta ligera contribución y la buena administración de los bienes confiscados al enemigo, podrá llevarse el peso de la guerra y honorarios de empleados.
Quizá lo fui yo algún día Y la délfica corona Refrescó tal vez mis sienes Con el verdor de sus hojas: Cuando del Padre Océano Canté el poder y la gloria Escuchándome las Ninfas Y aplaudiéndome las ondas; O cuando rayos lanzaba Al opresor de la Europa En ecos antes no usados De las Musas españolas. Huyó aquel tiempo: los años, Las desventuras me agobian, Y lo que antes fue osadía En desaliento se torna.
Si hoy nos agobian los males, no ha de ser lo mismo mañana; no siempre Apolo tiene el arco tirante; a veces despierta la callada Musa con su lira.
Seguiremos participando en todos los foros internacionales que sea necesario, a fin de unir esfuerzos en a creación de mecanismos que contribuyan, efectivamente, a resolver los problemas que agobian a la mayor parte de la humanidad.
Libertad de inmigración para todo extranjero útil, que venga a radicarse en nuestras tierras; amplio desarrollo industrial, en cuanto el mismo no se funde sobre el bajo nivel de vida de los trabajadores ni perjudique los intereses generales; reforma financiera que libere al trabajo de las gabelas que lo agobian y haga recaer el impuesto en forma progresiva sobre las rentas no ganadas con la labor personal restituyendo a las provincias las atribuciones económicas y financieras que le corresponden dentro de nuestro sistema federal de gobierno .
Y presa de estos pesares que su corazón agobian, de la escultura olvidado, sin emulación, sin gloria, sus ahorros de Florencia rápidamente se agotan: y en una palabra, vive, mas con la miseria próxima.
En esta casa y al son de esta música sonora, que en quien la habita supone placer, opulencia y gloria, a lentos pasos un hombre que las desdichas agobian, en el portal penetrando a la cancela se asoma.
Ociosos, solterones por lo común, egoístas hasta la pasión, sin otro afecto que el que constituye su monotonía, estos hombres, que no sueltan de la boca la palabra patria y que dejan un momento en paz a los Gobiernos que rigen sus destinos, sólo la aman por lo que les entretienen los disturbios que la agobian.
Que si distraemos la atención en un problema minúsculo y pequeño, si gastamos nuestras energías en eso, entonces no podremos hacer nada. Queremos complacer a todo el mundo, y por quererlos complacer nos vemos que nos agobian.
¡Oh suavísimo hálito de mis hijos! Salid, salid; no puedo miraros más, que mis desdichas me agobian. Ya comprendo, ya conozco en toda su extensión la horrible maldad que voy a cometer; pero la ira es mi más poderosa consejera, causa entre los hombres de las mayores desventuras.
Libertad de inmigración para todo extranjero útil, que venga a radicarse en nuestras tierras: amplio desarrollo industrial, en cuanto el mismo no se funde sobre el bajo nivel de vida de los trabajadores ni perjudique los intereses generales: reforma financiera que libere al trabajo de las gabelas que lo agobian y haga recaer el impuesto en forma progresiva sobre las rentas no ganadas con la labor personal restituyendo a las provincias las atribuciones económicas y financieras que le corresponden dentro de nuestro sistema federal de gobierno.