agobiado


Búsquedas relacionadas con agobiado: acogedor, disimular

agobiado, a

1. adj. Que está sobrecargado y angustiado agobiado por las deudas, cayó en una profunda depresión. abrumado
2. Que está cargado de espaldas o inclinado hacia adelante.
Traducciones

agobiado

overwhelming

agobiado

ADJ
1. [persona] estar agobiado: estamos agobiados de trabajowe're up to our eyes in work
estaba agobiada por tantas visitasshe found all these visitors overwhelming o a bit too much
no puedo hacerlo porque estoy agobiado con otras cosasI can't do it, I'm rushed off my feet with other things o I've got too much else on
2. [lugar] → cluttered
el dormitorio queda muy agobiado con tantos mueblesthe bedroom is very cluttered with all the furniture
3. ser agobiado de hombros (Cono Sur) → to have a stoop
Ejemplos ?
Llenaron los sacos que a prevención llevaban y los endosaron a mis espaldas; de manera que, agobiado por la doble carga, era yo a la vez un granero y un templo ambulante.
Pero era en las horas de sol, en aquel mar de cristal azul, viendo allá bajo, a través de fantástica transparencia, las rocas amarillas con sus hierbajos puntiagudos como ramos de coral verde, las conchas de color rosa, las estrellas de nácar, las flores luminosas de pétalos carnosos estremeciéndose al ser rozados por el vientre de plata de los peces; y ahora estaba en un mar de tinta, perdido en la oscuridad, agobiado por sus ropas, teniendo bajo sus pies ¡quién sabe cuántos barcos destrozados, cuántos cadáveres descarnados por los peces feroces!
Lloraba tanto y tenía el corazón tan apretado, que me parecía que le había dicho algo horrible que le había causado mucha pena. Tuve que marcharme corriendo, y volví muy tarde, y durante toda la noche estuve agobiado por los remordimientos.
or la carretera polvorienta, agobiado por la fatiga y el fulgurante resplandor del sol, marcha don Paico, el viejo vagabundo de la mano pegada.
Te diré en primer lugar lo que tu cariño tiene prisa por saber: que no experimento ningún mal; y si no te convenzo, te demostraré hasta la evidencia que no me son intolerables las penas de que me crees agobiado.
Quéjese el pueblo que agobiado llora Solo de sí porque obedece al yugo; Mas sepa si combate á su verdugo Que sin union es fuerza perecer.
Lo supo el viejo Mateo, quien pensando que, para rondar bueyes, un gaucho viejo, aun agobiado por los años, vale tanto como un muchacho...
Si nuestra alma no es más que una especie de armonía, es evidente que cuando nuestro cuerpo está demasiado agobiado o en tensión por las enfermedades o por otros males, es necesario que nuestra alma, por divina que sea, perezca como las otras armonías que consisten en los sonidos o que son el efecto de los instrumentos, mientras que los restos de cada cuerpo duran todavía bastante tiempo antes de que los quemen o se corrompan.
Lo quedo igualm e en la asertada Provid a que el S o r Comand e de Marina ha tomado de mandar al Rio Geneyro al Cap n de Fragata D n Juan de Bargas, lo q e me sirve de mucha satisfac o n p r considerarlo utilísimo al servicio de su M d, y p r q e a su regreso podrá realizar otro Gefe sus planes de ostilidad contra aquel Pueblo infiel a su Soberano cuio rebolucionario Gov no no dudo vasile en sus provid a, y de tal público falsas noticias p a sobstenerse en su ilegítimo mando, q e mui poco debe conserbar; pues desengañado el mismo pueblo, y agobiado de los impuestos, con q e lo han de oprimir p r su absoluta falta de numerario será desde luego su mas cruel enemigo.
(207) Gozaba este juez sin tino Sin mas bien, ni porvenir, Dejándose en brazos ir De su pródigo destino. Mas habia un pensamiento En su cabeza empotrado Que le tenia agobiado, Desabrido y mal contento.
Cargaba con los enormes cubos, y agobiado bajo su peso subía la interminable escalera, pensando en el tiempo feliz en que tenía por casa toda la ciudad, durmiendo en verano sobre los cuévanos del Mercado y apelotonándose en invierno en el quicio del respiradero de alguna cuadra.
Todos sus enemigos los tiene en su antesala; su potencia abruma á sus envidiosos, y mira á sus plantas á quantos le detestan. Al fin entró en su gabinete, y vió á un viejecito agobiado de años y quehaceres, pero vivo todavia, y muy inteligente.