Ejemplos ?
La corporación municipal, presidida por el alcalde Francisco del Pino Díaz, decide desligar la fiesta religiosa de la fiesta secular, lo que provoca una extrema tensión con la autoridad religiosa de ese momento, muy reacia ante las nuevas modalidades de baile moderno, especialmente el «agarrao».
Resulta curioso como, en Motilleja, uno de los temas de baile suelto más tradicionales y de arraigo más antiguo en la práctica totalidad del territorio español haya evolucionado hacia un baile agarrao, y lo que siempre había sido un baile suelto, festivo, de mocedad, de cocinilla, de reunión familiar, de amigos, se convierte por propia evolución, de motu proprio, en uno de los agarraos más populares en el primer tercio del siglo XX: nos estamos refiriendo a las Jeringonzas.
Lo cierto es que en Motilleja los músicos locales, “a su chini chana”, siguieron tocando, sobre todo en los mayos, en Santa Ana y en el Cristo, y enseñando las piezas más antiguas de la tradición, “las de siempre”, las denominadas “de baile suelto”, a los más jóvenes, junto a los temas más innovadores o modernos llamados “de baile agarrao”, a pesar del empuje de la modernidad, imparable, que imponía los bailes de gramola y tocadiscos, con más posibilidades de variedad de piezas, frente a los músicos locales de la Ronda quienes debían constantemente ponerse al día y actualizar su repertorio incluyendo siempre nuevas piezas de baile para poder competir con aquéllos.
«Su nuevo disco, Historias sin principio ni final (Perdición), está entre lo mejor que han grabado, repleto de observaciones cotidianas y costumbristas envueltas en un sonido cada vez más sobrio y estilizado.» (Ruta 66, 11 de julio de 2013) Los Marañones - 1988 Experiencia Negra - 1989 Quiero Bailar Agarrao - 1992 La Revolución - 1994 Los Marañones - 1996 Matando El Tiempo - 1997 Shangri-La - 1999 El Mundo al Revés - 2004 Extraña Familia - 2007 Las Aventuras de Los Marañones - 2008 Tipos Raros - 2010 Cruzando las galaxias - 2011 Historias sin principio ni final - 2012 Rarezas (1988-2012) - 2015 Varios...
Con la incorporación de Carlos Campoy a los teclados graban el siguiente disco, el LP Quiero Bailar Agarrao (Bucaneros/Cambayá, 1992).
Como cuarteto o como trío, según la disponibilidad de Carlos con su grupo Ferroblues, comienzan lo que se dio en llamar el Tour Agarrao, una gira eterna durante la que participan en el festival Actual '93 de Logroño y que dieron por terminada en diciembre de 1993 en Madrid.
Un ejemplo del antimaquetismo es la cruzada que emprende Arana en contra del españolista baile «agarrao» —que para él sintetizaba la «depravación» a la que había llegado la «raza española»— contrapuesto al baile tradicional vizcaíno.
No sea embelequera. Es que hoy me ha agarrao el flato (El Tullido, como toda la gente del pueblo en Antioquia, decía siempre flato por tristeza).
Cuando la luz del sol era mortecina, el rumor excesivo, general la distracción, mozas y mozos improvisaban, fuera de las catedrales de la giraldilla, otras capillitas de baile agarrao, a los acordes de algún entrometido e invasor organillo ambulante.
Porque es triste, a la verdá -el decirlo es necesario- que con el lindo prontuario que con tanto sacrificio he lograo en el servicio ¡me hayan agarrao de otario!
-Pues yo, señor juez -principió a decir Fernández medio abatatao- lo único que tengo que reclarar es del tenor siguiente: en circunstancias de que cuando iba haciendo la ronda de reglamento, que es la consigna del señor comisario, a la hora de la siesta y con un sol rajante, y de que cuando di güelta a la esquina de la casa de don Bermúdez aquí presente, me pareció oír como unos chiquillos de mujer, y como ruido de garrotazos, y como gritos de hombres peliando, y entonces, ahí no más, corrí como pude, agarrando el machete que me golpiaba las corvas, y entonces, en circunstancias que me allegué, pude darme cuenta me cuenta que, efectivamente, dos se habían agarrao fierazo y se menudiaban de lo lindo...
La noche que su compadre Suárez le mandó "envitar pa l'última", llamó a su asistente y a Melgarejo. Ninguno de los dos hacía otra cosa que fumar, de caballo "agarrao", en espera de aquel momento.