afeitarse

afeitarse

(afejˈtaɾse)
verbo pronominal
rasurarse, cortarse el pelo a ras de piel Se afeita todas las mañanas.
Traducciones

afeitarse

shave, have a shave, to shave

afeitarse

holit se

afeitarse

barbere (sig)

afeitarse

rasieren

afeitarse

ajaa parta

afeitarse

raser

afeitarse

brijati se

afeitarse

剃る

afeitarse

면도하다

afeitarse

scheren

afeitarse

barbere (seg)

afeitarse

golić

afeitarse

fazer a barba

afeitarse

raka (sig)

afeitarse

โกน

afeitarse

tıraş olmak

afeitarse

cạo râu

afeitarse

剃须
Ejemplos ?
Cuando se le preguntó acerca de la demora, McAdams dijo "Acabamos volviendo a filmar una escena y Eric fue el impedimento... él tenía que afeitarse la cabeza para un papel diferente, creo que para Star Trek...
Los Amish y los hombres Hutterite deben afeitarse hasta que se casen, y después dejarse crecer la barba y desprenderse de ella, aunque se le dé una forma particular a la misma.
Aunque la mayoría de los cristianos protestantes hoy siguen la moda imperante de su cultura, algunos históricamente han asumido el liderazgo en la moda abiertamente alentando el crecimiento de la barba como «un hábito más natural, sugerido por las escrituras, varonil y beneficioso» o por la prohibición de afeitarse por completo, como en el caso de algunas iglesias presbiterianas.
En la cárcel, en la que pasó sus últimos tres años de vida, los presos estaban obligados a afeitarse, incluso fueron encontrados en su celda después de su muerte una navaja de afeitar y un espejo.
De ahí una de las acepciones de la palabra hippie, el que lleva los pantalones a la cadera. Entre las mujeres apareció la tendencia de no llevar sujetadores y de no afeitarse axilas o piernas.
Los griegos también rizaban la barba con tenazas. En la época de Alejandro Magno, se introdujo la costumbre de afeitarse. Según se informa, Alejandro ordenó a sus soldados estar bien afeitados, temiendo que sus barbas sirviesen como asas para que sus enemigos los tomaran y los tirasen de los caballos.
Además, algunos judíos se abstienen de afeitarse tras la muerte de un pariente cercano, durante el período de treinta días de luto, conocido en hebreo como el Shloshim (treinta), así como durante los períodos de la «Cuenta del Omer» y las tres semanas.
-¿Y qué son cuatro púas, que son las que yo gano; qué son cuatro púas teniendo que darles, manque no sea más que un pistolete por barba a los seis gurripatos y a mi María, y a la madre de mi María, y a mi sobrina Cloto? Y además de los pistoletes, tener que vestir, y que pagar casa, y que fumar, y que afeitarse y que...
Diferentes arreglos ingeniosos de su invención, para disimular la cómoda o para esconder las botas, el espejo de afeitarse, etc., me recordaban con una exactitud completamente peculiar las costumbres de Traddles en los tiempos en que gastaba el tiempo en tonterías, o cuando se consolaba de sus penas con las famosas obras de arte de las cuales he hablado más de una vez.
Todos iban con el pelo recién cortado, con las orejas despejadas y bien afeitados; incluso algunos que se habían levantado antes del amanecer, como no veían bien para afeitarse, tenían cortes en diagonal debajo de la nariz o a lo largo de las mejillas raspaduras del tamaño de una moneda de tres francos que se habían hinchado por el camino al contacto con el aire libre, lo cual jaspeaba un poco de manchas rosas todas aquellas gruesas caras blancas satisfechas.
Cuando encendí la luz cayó en arrebatos de admiración ante mis habitaciones; y cuando hice el café en un sencillo cacharro de estaño, que a mistress Crupp le gustaba muy particularmente para aquel use (quizá porque no estaba hecho para eso, sino para calentar el agua de afeitarse, y quizá porque había una cafetera de gran precio oxidándose en la despensa), manifestó tal emoción, que tuve gams de vertérsela en la cabeza para escaldarle.
Picardo era calvo, engurruminado, pequeñito; no tenía cejas, y cuando tardaba en afeitarse, le salía un pelo de barba como hierba pobre.