Ejemplos ?
Cuando Sir John hubo limpiado bien el torreón, condujo a mi abuelo al comedor, le cogió de la mano, le habló afablemente y le dijo que sentía haber dudado de su palabra, y que para compensarle en adelante sería un buen señor para él.
En el "después", aparece el individuo a que se refiere el prospecto, que es el mismo personaje, pero rollizo, rodeado de un enjambre de criaturas, y sonriendo afablemente al dicho frasco del anuncio, mientras que, a través de una ventana del dibujo, se ve correr a una multitud de dolientes hacia el boliche donde venden la mencionada panacea.
¡Era para dar vértigo la manera cómo la gente se apilaba en aquella enmarañada ciudad! La vivienda respiraba bienestar, y el padre de Juana lo recibió muy afablemente.
Ella lo miraba afablemente, pero en cuanto oyó de labios del mozo la palabra «zapato», su rostro palideció intensamente, y un estremecimiento sacudió todo su cuerpo.
Asimismo, como sabía dejarles el paso, saludándolas afablemente, las abejas le habían criado cariño, y de cuando en cuando se dignaban algunas de ellas conversar un rato con ella.
Mientras que los tribunos no presentaban la Ley, nada era más tranquilo o pacífico que aquellos mismos hombres; trataban afablemente a los plebeyos, conversaban con ellos, les invitaban a sus casas y cuando estaban en el Foro siempre permitían a los tribunos tratar de cualquier otra cuestión sin interrumpirles.
Después de que Pizarro ofreciera unas naranjas del huerto, las primeras que se cosechaban en aquella tierra, Rada se despidió, cuando afablemente el marqués le dijera que si tenía alguna necesidad se la remediaría.
El álbum 11 es afablemente obsceno, no conflictivamente desagradable, pero es un baño de suciedad verdadera en comparación con los sermones de C-SPAN, los rasgueos confesionales del terrible American Life (2003) o el auto-actualizado club trance de Confessions on a Dance Floor (2005)».
Por ejemplo, Christian Clemmensen, de Filmtracks, le otorgó 4/5 estrellas y comentó que «cómpralo si se te rompió el corazón por el tema triste y trágico de Michael Giacchino para la pareja principal en Up, la combinación de vintage jazz y ritmos de vals tanto afablemente alegres como increíblemente íntimos en el primer plano de la mezcla musical de la película».