aeronauta


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con aeronauta: SNA

aeronauta

(De aero- + gr. nautes, navegante.)
s. m. o f. AERONÁUTICA, OFICIOS Y PROFESIONES Piloto o tripulante de un avión.

aeronauta

 
com. Persona que profesa la aeronáutica.
Sinónimos

aeronauta

cosustantivo masculino

aeronauta:

pilotoaviador, tripulante,
Traducciones

aeronauta

aviateur

aeronauta

aeronauta

aeronauta

aeronaut

aeronauta

aeronaut

aeronauta

aeronaut

aeronauta

aeronaut

aeronauta

aeronaut

aeronauta

SMFaeronaut
Ejemplos ?
En cuanto al oficio de poeta, Meireles refiere: Espectros, 1919 Criança, meu amor, 1923 Nunca mais..., 1923 Poema dos Poemas, 1923 Baladas para El-Rei, 1925 Saudação à menina de Portugal,1930 Batuque, samba e Macumba, 1933 O Espírito Vitorioso, 1935 A Festa das Letras, 1937 Viagem, 1939 Vaga Música, 1942 Poetas Novos de Portugal, 1944 Mar Absoluto, 1945 Rute e Alberto, 1945 Rui — Pequena História de uma Grande Vida 1948 Retrato Natural, 1949 Problemas de Literatura Infantil, 1950 Amor em Leonoreta, 1952 Doze Noturnos de Holanda e o Aeronauta...
H.G.Wells, Guerra en el aire, 1907. Mark Twain, Tom Sawyer aeronauta (historia corta). Rudyard Kipling, series ABC; un mundo donde los dirigibles se usan como medio común de transporte.
En 2008 se publica el libro Insólita ilusión, insólita certeza de Lolita Bosch basado en La maravillosa leyenda del intrépido aeronauta Don Joaquín de la Cantolla y Rico.
Las primeras fotografías aéreas fueron tomadas en 1858 por el aeronauta Nadar; en 1860 James Wallace Black tomó las fotografías aéreas más antiguas conservadas, también hechas con un globo.
Smith ha sido esta vez menos afortunado; después de algunos días de incesantes riesgos, el aeronauta y dos amigos que le acompañaron en su ascensión, se han estrellado contra unas rocas donde el destrozado globo, que bajaba con una rapidez vertiginosa, los arrojó.
Mezclado de horizontes estelares, en ansias reflameadas de electrones, desintegra sus moléculas de antaño y las vuelve donación de espacios, místico aeronauta de su entrega cuadrafónica para alcanzar la colectiva euforia...
Al fin, mucho tiempo después de la partida del aeronauta, recibió la joven una carta fechada en Londres, que estaba escrita en un español bastante correcto y que decía poco más o menos así: «Si usted, amiga María, hubiese continuado siendo mi profesora, hace muchos meses que hablaría su idioma a la perfección; pero por desgracia no he encontrado un buen maestro hasta hace poco y esta ha sido la causa de mi inconcebible y prolongado silencio.
La botella salió del jardín para volver a la tienda del cosechero, donde otra vez la llenaron de vino para el aeronauta que el próximo domingo debía elevarse en globo.
De pronto, cortaron las amarras que lo sujetaban, y el aeróstato se elevó en el aire con el aeronauta, el cesto, la botella y el conejo.
Mucho lloró la pobre niña al leer estas líneas, mucho rezó para que Dios librase de todo peligro al intrépido aeronauta, pero los días de aquel extranjero a quien amaba ardientemente estaban contados y María no tuvo ya más cartas de él.
El aeronauta previo, colgado de los dedos de los pies, era un bravo cosmógrafo al revés que, si subía hasta asomarse al polo norte, o al polo sur, también tenía cuestiones personales con Eolo.
Esta distinguía perfectamente al aeronauta en su globo, y pudo ver cómo soltaba el conejo con el paracaídas y luego arrojaba la botella proyectándola hacia lo alto.