advenir

(redireccionado de adviene)

advenir

v. intr. Llegar un tiempo o un acontecimiento advino el invierno entre nieves y hielos.
NOTA: Se conjuga como: venir

advenir

 
intr. Llegar, venir.

advenir

(adbe'niɾ)
verbo intransitivo
llegar un acontecimiento La crisis advino sin anuncio.

advenir


Participio Pasado: advenido
Gerundio: adveniendo

Presente Indicativo
yo advengo
tú advienes
Ud./él/ella adviene
nosotros, -as advenimos
vosotros, -as advenís
Uds./ellos/ellas advienen
Imperfecto
yo advenía
tú advenías
Ud./él/ella advenía
nosotros, -as adveníamos
vosotros, -as adveníais
Uds./ellos/ellas advenían
Futuro
yo advendré
tú advendrás
Ud./él/ella advendrá
nosotros, -as advendremos
vosotros, -as advendréis
Uds./ellos/ellas advendrán
Pretérito
yo advine
tú adviniste
Ud./él/ella advino
nosotros, -as advinimos
vosotros, -as advinisteis
Uds./ellos/ellas advinieron
Condicional
yo advendría
tú advendrías
Ud./él/ella advendría
nosotros, -as advendríamos
vosotros, -as advendríais
Uds./ellos/ellas advendrían
Imperfecto de Subjuntivo
yo adviniera
tú advinieras
Ud./él/ella adviniera
nosotros, -as adviniéramos
vosotros, -as advinierais
Uds./ellos/ellas advinieran
yo adviniese
tú advinieses
Ud./él/ella adviniese
nosotros, -as adviniésemos
vosotros, -as advinieseis
Uds./ellos/ellas adviniesen
Presente de Subjuntivo
yo advenga
tú advengas
Ud./él/ella advenga
nosotros, -as advengamos
vosotros, -as advengáis
Uds./ellos/ellas advengan
Futuro de Subjuntivo
yo adviniere
tú advinieres
Ud./él/ella adviniere
nosotros, -as adviniéremos
vosotros, -as adviniereis
Uds./ellos/ellas advinieren
Imperativo
adven (tú)
advenga (Ud./él/ella)
advenid (vosotros, -as)
advengan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había advenido
tú habías advenido
Ud./él/ella había advenido
nosotros, -as habíamos advenido
vosotros, -as habíais advenido
Uds./ellos/ellas habían advenido
Futuro Perfecto
yo habré advenido
tú habrás advenido
Ud./él/ella habrá advenido
nosotros, -as habremos advenido
vosotros, -as habréis advenido
Uds./ellos/ellas habrán advenido
Pretérito Perfecto
yo he advenido
tú has advenido
Ud./él/ella ha advenido
nosotros, -as hemos advenido
vosotros, -as habéis advenido
Uds./ellos/ellas han advenido
Condicional Anterior
yo habría advenido
tú habrías advenido
Ud./él/ella habría advenido
nosotros, -as habríamos advenido
vosotros, -as habríais advenido
Uds./ellos/ellas habrían advenido
Pretérito Anterior
yo hube advenido
tú hubiste advenido
Ud./él/ella hubo advenido
nosotros, -as hubimos advenido
vosotros, -as hubísteis advenido
Uds./ellos/ellas hubieron advenido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya advenido
tú hayas advenido
Ud./él/ella haya advenido
nosotros, -as hayamos advenido
vosotros, -as hayáis advenido
Uds./ellos/ellas hayan advenido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera advenido
tú hubieras advenido
Ud./él/ella hubiera advenido
nosotros, -as hubiéramos advenido
vosotros, -as hubierais advenido
Uds./ellos/ellas hubieran advenido
Presente Continuo
yo estoy adveniendo
tú estás adveniendo
Ud./él/ella está adveniendo
nosotros, -as estamos adveniendo
vosotros, -as estáis adveniendo
Uds./ellos/ellas están adveniendo
Pretérito Continuo
yo estuve adveniendo
tú estuviste adveniendo
Ud./él/ella estuvo adveniendo
nosotros, -as estuvimos adveniendo
vosotros, -as estuvisteis adveniendo
Uds./ellos/ellas estuvieron adveniendo
Imperfecto Continuo
yo estaba adveniendo
tú estabas adveniendo
Ud./él/ella estaba adveniendo
nosotros, -as estábamos adveniendo
vosotros, -as estabais adveniendo
Uds./ellos/ellas estaban adveniendo
Futuro Continuo
yo estaré adveniendo
tú estarás adveniendo
Ud./él/ella estará adveniendo
nosotros, -as estaremos adveniendo
vosotros, -as estaréis adveniendo
Uds./ellos/ellas estarán adveniendo
Condicional Continuo
yo estaría adveniendo
tú estarías adveniendo
Ud./él/ella estaría adveniendo
nosotros, -as estaríamos adveniendo
vosotros, -as estaríais adveniendo
Uds./ellos/ellas estarían adveniendo
Ejemplos ?
Lolo y Estrella se colocan uno frente al otro; la copla sube al aire y el baile comienza, cadencioso, solemne, tal que si fuera, un rigodón de príncipes. Así, sucediéndose parejas y tañedores, copleros y bateas de cañas, adviene la noche.
35 Y vosotras igual, a la vez, íntegras vírgenes, a las que adviene semejante un día, vamos, al compás decid oh Himeneo Himen, oh Himen Himeneo, 40 para que más gustosamente, oyendo que citado es a su propio deber, aquí su entrada haga, conductor de la buena Venus, del buen amor uncidor.
A cualquier parte de mi casa al volver mis ojos 180 inmensas riquezas vense; adviene a esto mismo, digna de una diosa, mi faz; aquí mis hijas añade, siete, y otros tantos jóvenes, y pronto yernos y nueras.
De ellos tras la partida, adalid, desde el vértice del Pelión adviene Quirón portando silvestres dones, pues cuantas llevan los llanos, las que la tésala orilla 280 en sus grandes montes cría, las flores que cerca de las ondas de un río pare el aura, fecunda del tibio Favonio, éstas, en indistintas coronitas trenzadas, trajo él mismo, con cuyo agradable olor acariciada la casa rió.
El sendero que conduce a la extinción del sufrimiento en sí mismos, conlleva por tanto un adentrarse en sí mismo para reconocer, comprender y desechar, desde la pura atención, los velos mentales y emocionales que condicionan nuestra luminosa naturaleza original: La plenitud espiritual en el budismo adviene por quedar vacío del propio yo.
Nombres como Juan Sánchez de Castro, tradicionalmente llamado «el patriarca de la pintura sevillana», y Juan Núñez constituyen, junto con otros no totalmente identificados y con maestros anónimos como el llamado de Zafra, el elenco de este primer momento pictórico sevillano. Adviene a la escuela con un artista de origen germánico, castellanizado Alejo Fernández (m.
Así en su Primera epístola a los corintios les dice: Esta muerte mística es una muerte al pecado ―según Pablo de Tarso en la Epístola a los romanos 7:20―, al hombre viejo ―según Pablo en la Epístola a los romanos 6:6, Epístola a los efesios 4:22; y Epístola a los colosenses 3:9―, también significada como un «crucificar la carne con sus afectos y conscupiscencias» que, previamente, se han conocido dentro de sí mismo: Según Pablo de Tarso, es la gracia divina que adviene en la oración ― Primera carta a los tesalonicenses 5...
San Francisco de Asís (1182-1226) en su alocución, camino de Santa María de los Ángeles, al Hermano León, le asevera que la perfecta alegría adviene «venciéndose a sí mismos» y que este «vencerse» es un don y gracia del Espíritu Santo: En ocasiones, como en el caso del dominico alemán Meister Eckhart (1260-1328), la muerte mística se expresa en términos radicales que asemejan las doctrinas del budismo Zen en cuanto a la necesidad de la absoluta vacuidad interior, de sí mismos, incluso de la propia idea de lo divinal o de Dios, pues resulta también siendo un obstáculo para acercarse a Él.
Para el cristianismo el hombre es una hipóstasis de dos sustancias llamadas cuerpo y alma, concebidas al momentos del nacimiento, y cuando adviene la muerte, en una primera instancia, sólo el alma sobrevive.
Cuando el médico le adviene a que «vaya al espejo», Tommy parece mirar su reflejo y luego se obsesiona con los espejos de su casa.
Situado entre verdades definitivas, el hombre deja de sentir el paso del tiempo y su constante destrucción, deja de sentir el tiempo como oposición, como resistencia, deja de saberse en lucha perpetua contra el tiempo, contra la nada que adviene a su paso.
Este proceso de autoconocimiento, que parte de la Idea adviene en la Historia, entendida la misma como una sucesión de etapas y eventos históricos que señalan y caracterizan la utoconciencia del Espíritu (Geist) a través de tres momentos dialécticos: tesis, antitesis y síntesis -o para decirlo más propiamente, con vocablos no fichtianos que Hegel nunca usó en su obra: afirmación, negación y negación de la negación -.