adversidad


También se encuentra en: Sinónimos.

adversidad

1. s. f. Fatalidad, calidad de adverso sufrió la adversidad del clima polar.
2. Situación desgraciada, infortunio se crece ante las adversidades de la vida. revés

adversidad

 
f. Calidad de adverso.
Suerte adversa, infortunio.
Situación desgraciada en que se encuentra una persona.
Sinónimos

adversidad

sustantivo femenino
infortunio, desgracia*, desventura, desdicha*, fatalidad, mala suerte, tumbo en tumbo, mala pata, infelicidad. felicidad, fortuna, prosperidad.
Preferimos adversidad cuando nos referimos a una situación o estado de cierta duración, y no a un solo acto desgraciado o desdichado. Tiene, pues, un carácter más abstracto, parecido a infelicidad, desventura, y se opone a prosperidad, fortuna. Decimos, p. ej., que a fulano le ha ocurrido una desgracia, una desdicha, una desventura, no una adversidad, porque esta no es accidental y única, sino más durable. En cambio, diremos que la adversidad ha sucedido a la prosperidad o buena fortuna de una familia.
Traducciones

adversidad

abaissement

adversidad

неудача

adversidad

adversity

adversidad

avversità, sfortuna

adversidad

tegenspoed

adversidad

adversidade

adversidad

الشدائد

adversidad

逆境

adversidad

逆境

adversidad

modgang

adversidad

逆境

adversidad

역경

adversidad

SF (= problemas) → adversity; (= revés) → setback, mishap
Ejemplos ?
Una terrible ventura va a su sacrificio unida, como despliega la herida que al toro desfonda el cuello, en el raudal del degüello la bandera de la vida. Es que la fiel voluntad que al torvo destino alegra, funde en vino la uva negra de la dura adversidad.
Y libre, o en cadena, y aun alzada sobre su cuello la funesta espada, en noble impavidez antes la frente a la ceñuda adversidad humilla que a un risueño tirano la rodilla.
Así, cuando nuestro Virgilio dice: (Eneida VI, 278), habla sin duda elegantemente, pero impropiamente, pues no hay ninguna alegría que sea mala. Da el nombre de alegrías a los placeres, y así expresó su pensamiento, pues dio que los hombres eran felices de su adversidad.
Como Presidente de la República, me siento muy orgulloso de haber liderado un Gobierno y haber visto a un país entero mostrar tanta fortaleza ante la adversidad, compasión ante el sufrimiento y voluntad ante el desafío, como lo demostró durante y después de esa tragedia.
Las naciones se construyen atravesando épocas de infortunio y adversidad, se levantan pese a las miserias de los líderes y los hombres; frente a épocas de victoria y bonanza, de la grandeza de sus caudillos y sus pueblos.
Sin desconocer sus riesgos, encuentro en la situación actual en vez de un motivo para el desaliento, una razón para encender nuestro ánimo; a cada golpe de la adversidad hemos respondido con paciencia, tenacidad y decisión, hemos resistido, hemos persistido, y al final, estoy seguro venceremos.
En 1.882, los machaleños, unidos a los santarroseños se levantaron en armas contra el Dictador Veintimilla, pero la adversidad los llevó al fracaso, teniendo que dispensarse i los cabecillas huir a Tumbes.
Asístaos con su virtud Jesucristo, autor y consumador de nuestra fe; y con su auxilio e intercesión asístaos la Virgen Inmaculada, destructora de todas las herejías, mientras Nos, en prenda de nuestra caridad y del divino consuelo en la adversidad, de todo corazón os damos, a vosotros y a vuestro clero y fieles, nuestra bendición apostólica.
La primera la habéis visto indicada en la Advertencia, donde digo: "Del radical extravío que ha experimentado el espíritu bizkaino, merced a las exóticas ideas de los bizkainos más influyentes, testigo ha sido el presente siglo: en esta época ya no se habla una vez de independencia, y así en la adversidad como en la fortuna...
Las cosas adventicias tienen poco peso, y no pueden obrar con fuerza en ningún sentido: la prosperidad no eleva al sabio, ni la adversidad puede abatirle, porque ha trabajado sin cesar en aglomerar cuanto ha podido dentro de sí mismo y en buscar en su interior toda su alegría.
Ello es así, porque la mejor y la más grande lección que la patria ha recogido en la adversidad y en la experiencia de su Historia, es la de comprender que los obstáculos y dificultades que se oponen a su progreso y desenvolvimiento, sólo pueden salvarse con éxito merced al esfuerzo coordinado de pueblo y gobierno unidos.
Al viejo Dougal McCallum, el mayordomo, que había servido a Sir Robert en las duras y en las maduras, en los buenos y en los malos tiempos, en la adversidad y en la fortuna, le gustaba muchísimo la gaita, y de ahí le venía a mi abuelo su buen cartel ante el señor, porque Dougal hacía lo que quería con su amo.