adueñarse


También se encuentra en: Sinónimos.

adueñarse

1. v. prnl. Apoderarse de algo o de alguien aún no saben cómo logró adueñarse de la herencia. apropiarse
2. Hacerse dominante un sentimiento o un estado de ánimo el cansancio se adueñó del excursionista. apoderarse

adueñarse

 
prnl. Apropiarse de una cosa, hacerse dueño de ella.
Sinónimos

adueñarse

Traducciones

adueñarse

appropriate

adueñarse

VPR adueñarse de (= apropiarse) → to take possession of (fig) → to master
Ejemplos ?
Yo no sé si Alberto se lanzó ó no en esa candente arena de la política, matadora de las ilusiones y del entusiasmo, vida en que, a la postre, se ostenta joven la faz y anciano el corazón; vida de prosa y materialismo, vida de ideales, absurdos casi siempre, y en la que, como el médico que armado de escalpelo intenta adueñarse de los misterios del organismo humano, sólo se cosechan decepciones.
Y, sin embargo… Pero, después de todo, para demostrarnos que la Junta de Representantes procedió en este malhadado episodio, perfectamente agradada con su solución, ¿no se ha visto antes que buscaba adueñarse del contralor directo y total de la administración que ahora iba a lograr?
Si yo me retirara pura y simplemente, mi retirada equivaldría a abandonar el poder en manos de los que ahora quieren adueñarse de él, o a entregárselo a cualquiera otra personalidad que pudiera fácilmente convertirse en instrumento de los conservadores enemigos de la revolu­ción.
Con el fin de adueñarse del Poder y de contener el desarrollo del gran capital, el partido democrático pide la reforma de las leyes de la herencia, e igualmente que se transfieran los servicios públicos y tantas empresas industriales como se pueda a las autoridades del Estado y del Municipio.
Por lo demás, eso queda explícito en la siguiente frase: "Muy bien pudo permitirse a las masas adueñarse de esos medios y proceder ante los hechos consumados".
Porque cuando esas corporaciones se vuelven monopólicas, cuando esas corporaciones pretenden adueñarse de la vida, de la opinión, del patrimonio y del honor de los argentinos, vivimos en una sociedad menos democrática, vivimos en una sociedad más extorsiva, más sometida a la presión del qué van a decir o qué me van a poner si digo o hago tal o cual cosa.
Hubo en Lima, por los años de 1850, un caballero acaudalado, al que bautizaremos con el nombre de don José Francisco, pero muy metido siem­ pre en belenes de política, el cual calculó que el hombre que consiguiera adueñarse de los aguadores sería siempre el mimado por los magnates de Palacio, lo que se llama una potencia.
Se sintieron muy padres y se han hecho verdad sus entusiasmos. Pretexto para adueñarse del mundo, con dagas y cruces promotoras, casi ya todo.
Del 12 de enero al 11 de abril de 1851. Sucumbe en sus tentativas por volver a adueñarse del poder administrativo. El partido del orden pierde su mayoría parlamentaria propia.
Con este apéndice entre los muslos, somos los únicos áticos de pura sangre, verdaderamente au­tóctonos, raza valiente por excelencia y que, en la guerra, rindió los mayores servicios a la Patria, cuando la invasión de los bárbaros, cuando éstos cegaron a la ciudad con las humaredas del incendio y con el designio de adueñarse por la fuerza de nuestras colmenas.
Mexicanos: Cuando creímos que la defección del Ejército Federal acaudillado por el General Félix Díaz era para bien de la patria y de los ideales de la Revolución, palpitantes en vuestro espíritu, alimentamos la esperanza de que la paz se restablecería bajo las bases de la Reforma Política y Agraria proclamada desde 1910, y que el triunfo sería radical y efectivo, no en los hombres, sino en los principios pero desgraciadamente los que desertaron de las filas del Dictador Madero, para volver las armas contra él, no han tenido otra bandera que la criminal intención de dar un sangriento cuartelazo en la Capital de la República, para adueñarse del poder y burlar una vez más a la Revolución y a las nobles aspiraciones del pueblo mexicano.
Pide otra vez a la asamblea que le permita adueñarse de ella, pero se le— objeta que deben esperarse las narraciones de la Desgrangés.