adorar

(redireccionado de adoraba)
También se encuentra en: Sinónimos.

adorar

(Del lat. adorare < ad, a + orare, orar.)
1. v. tr. Sentir devoción por alguien o algo adoramos a nuestros padres. amar, querer
2. TEOLOGÍA Rendir culto a la divinidad adoraban a las fuerzas de la naturaleza.
3. RELIGIÓN Ponerse un cardenal de rodillas ante el papa recién elegido en señal de reconocimiento.
4. Amar en extremo a alguien adora a su esposo. idolatrar, venerar
5. v. intr. RELIGIÓN Orar, rezar, decir una persona una oración adorar ante el altar de rodillas.
6. Tener puesta la estima en alguien o en algo adorar en sus hijos.

adorar

 
tr. Reverenciar y honrar [a Dios] con el culto religioso.
p. ext.Reverenciar [a un ser] como cosa divina; esp. prosternarse los cardenales [ante el Papa] después de haberlo elegido.
fig.Amar [a uno] con extremo.
intr. Orar, hacer oración.
Con la prep. en, tener puesta la estima en una persona o cosa: a. en su hijo.

adorar

(aðoˈɾaɾ)
verbo transitivo
1. dar culto a una divinidad Los tres Reyes adoraron al hijo de Dios.
2. querer profundamente Adora a su sobrina.
3. admirar intensamente algo o alguien Los niños adoran los juguetes.

adorar


Participio Pasado: adorado
Gerundio: adorando

Presente Indicativo
yo adoro
tú adoras
Ud./él/ella adora
nosotros, -as adoramos
vosotros, -as adoráis
Uds./ellos/ellas adoran
Imperfecto
yo adoraba
tú adorabas
Ud./él/ella adoraba
nosotros, -as adorábamos
vosotros, -as adorabais
Uds./ellos/ellas adoraban
Futuro
yo adoraré
tú adorarás
Ud./él/ella adorará
nosotros, -as adoraremos
vosotros, -as adoraréis
Uds./ellos/ellas adorarán
Pretérito
yo adoré
tú adoraste
Ud./él/ella adoró
nosotros, -as adoramos
vosotros, -as adorasteis
Uds./ellos/ellas adoraron
Condicional
yo adoraría
tú adorarías
Ud./él/ella adoraría
nosotros, -as adoraríamos
vosotros, -as adoraríais
Uds./ellos/ellas adorarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo adorara
tú adoraras
Ud./él/ella adorara
nosotros, -as adoráramos
vosotros, -as adorarais
Uds./ellos/ellas adoraran
yo adorase
tú adorases
Ud./él/ella adorase
nosotros, -as adorásemos
vosotros, -as adoraseis
Uds./ellos/ellas adorasen
Presente de Subjuntivo
yo adore
tú adores
Ud./él/ella adore
nosotros, -as adoremos
vosotros, -as adoréis
Uds./ellos/ellas adoren
Futuro de Subjuntivo
yo adorare
tú adorares
Ud./él/ella adorare
nosotros, -as adoráremos
vosotros, -as adorareis
Uds./ellos/ellas adoraren
Imperativo
adora (tú)
adore (Ud./él/ella)
adorad (vosotros, -as)
adoren (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había adorado
tú habías adorado
Ud./él/ella había adorado
nosotros, -as habíamos adorado
vosotros, -as habíais adorado
Uds./ellos/ellas habían adorado
Futuro Perfecto
yo habré adorado
tú habrás adorado
Ud./él/ella habrá adorado
nosotros, -as habremos adorado
vosotros, -as habréis adorado
Uds./ellos/ellas habrán adorado
Pretérito Perfecto
yo he adorado
tú has adorado
Ud./él/ella ha adorado
nosotros, -as hemos adorado
vosotros, -as habéis adorado
Uds./ellos/ellas han adorado
Condicional Anterior
yo habría adorado
tú habrías adorado
Ud./él/ella habría adorado
nosotros, -as habríamos adorado
vosotros, -as habríais adorado
Uds./ellos/ellas habrían adorado
Pretérito Anterior
yo hube adorado
tú hubiste adorado
Ud./él/ella hubo adorado
nosotros, -as hubimos adorado
vosotros, -as hubísteis adorado
Uds./ellos/ellas hubieron adorado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya adorado
tú hayas adorado
Ud./él/ella haya adorado
nosotros, -as hayamos adorado
vosotros, -as hayáis adorado
Uds./ellos/ellas hayan adorado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera adorado
tú hubieras adorado
Ud./él/ella hubiera adorado
nosotros, -as hubiéramos adorado
vosotros, -as hubierais adorado
Uds./ellos/ellas hubieran adorado
Presente Continuo
yo estoy adorando
tú estás adorando
Ud./él/ella está adorando
nosotros, -as estamos adorando
vosotros, -as estáis adorando
Uds./ellos/ellas están adorando
Pretérito Continuo
yo estuve adorando
tú estuviste adorando
Ud./él/ella estuvo adorando
nosotros, -as estuvimos adorando
vosotros, -as estuvisteis adorando
Uds./ellos/ellas estuvieron adorando
Imperfecto Continuo
yo estaba adorando
tú estabas adorando
Ud./él/ella estaba adorando
nosotros, -as estábamos adorando
vosotros, -as estabais adorando
Uds./ellos/ellas estaban adorando
Futuro Continuo
yo estaré adorando
tú estarás adorando
Ud./él/ella estará adorando
nosotros, -as estaremos adorando
vosotros, -as estaréis adorando
Uds./ellos/ellas estarán adorando
Condicional Continuo
yo estaría adorando
tú estarías adorando
Ud./él/ella estaría adorando
nosotros, -as estaríamos adorando
vosotros, -as estaríais adorando
Uds./ellos/ellas estarían adorando
Sinónimos

adorar

transitivo
1 idolatrar, querer, amar. despreciar.
Adorar e idolatrar son ambos intensivos de querer, amar.

adorar:

estimardistinguir, considerar, amar, querer, valorar, apreciar, idolatrar, justipreciar, respetar,
Traducciones

adorar

worship, adore, to adore, love

adorar

verehren

adorar

adorar

adorar

zbožňovat

adorar

beundre

adorar

ihannoida

adorar

obožavati

adorar

あこがれる

adorar

흠모하다

adorar

aanbidden

adorar

tilbe

adorar

beundra

adorar

บูชา

adorar

yêu tha thiết

adorar

崇拜

adorar

崇拜

adorar

VTto adore, worship
Ejemplos ?
Venía fugitivo; le perseguían; para una guerra sin cuartel le esperaban allá lejos, muy lejos; pero había hecho un voto, un voto a la imagen que él adoraba, que era ella, su María; herido en campaña, próximo a morir, había jurado presentarse a su novia, desafiando todos los peligros, si la vida no se le escapaba en aquel trance.
Yo quería dedicar estos pocos y breves minutos para agradecer a todos y a todas, a todos los hombres y mujeres que se movilizaron, que quisieron verlo, que quisieron despedirlo, que rezaron por él, que lloraron por él, que no pudieron llegar tal vez acá porque vivían lejos pero se reunieron en otros lugares, que me entregaron rosarios; los rosarios de él los tengo todos, colgados en mi casa, de Río Gallegos; agradecerles las flores y las cartas; las camisetas de Racing, que él adoraba, hasta también las otras camisetas que me regalaron que eran de otros clubes, pero igual a él el fútbol les gustaba mucho y las banderas también que me entregaron.
Nada los dos del lance han comprendido, nada responderán, pues nada saben: lo que han visto dirán, lo que han oído, mas no habrá a quien agraven el crimen cometido. ¡A Genaro!, ¡imposible!, la adoraba, más luz ni pensamiento no tenía; sólo en ella pensaba, a ella tan sólo por doquier veía.
Lucía estimaba en muy poco, no digo su libertad, mas aun su vida, para que quisiera salvarla a expensas de la fe conyugal prometida a su esposo que adoraba.
«Ven amigo mío, mi idolatrado Sebastián, a los brazos de tu adorada LUCÍA.» Sebastián toma el papel, y devorándolo con la vista, besa mil veces aquel escrito precioso, sale de su habitación con todas las precauciones imaginables, y guiado de la india, se dirige adonde su esposa, llena de júbilo, lo esperaba. Lucía al verlo cayó desmayada en sus brazos ¡tanto había sufrido la infeliz separada del esposo que adoraba!
Bernardo, en la aldea, aun con tanto afán, ganaba apenas lo indispensable para que no se muriesen de hambre los cinco hijos que le había dejado su Petra, y aquella queridísima y muy anciana madre suya, siempre enferma, que necesitaba tantas cosas y que le consumía la mitad del jornal misérrimo. Su madre era una carga, pero él la adoraba; sin ella la negrura de su viudez le parecería mucho más lóbrega, tristísima.
Más tarde había vivido catorce meses con la viuda, que en la cama tenía los pies fríos como témpanos. Pero ahora poseía de por vida a esta linda mujer a la que adoraba.
Tenía fe en mí mismo; me adoraba como si fuera un dios, como pudiera adorarse el propio Goethe, y a tales extremos llegué de amor calológico que, de haberme sentido en trance de muerte, como aquel pintor Nani Grosso, del Renacimiento italiano, tampoco yo hubiera podido morir tranquilo sujetando con mis manos un Crucifijo tosco, y también hubiera necesitado que me trajeran un Donatello.
¡Qué lástima! ¡Yo creí que me adoraba! Contemplando a la joven, no vio venir al pastor seguido del caballero anciano, del que paseaba con él y de otros dos hombres.
Llegó la ocasión de ver el personaje imposible, pretendientes no mal recibidos al lado de su ídolo, y supo hacer, a fuerza de sinceridad y humildad y cordura, compatible con la dignidad más exquisita, que Elisa, en vez de encontrar desairada la situación del que la adoraba de lejos, sin poder decir palabra, sin poder defenderse, viese nueva gracia, nuevas pruebas en la resignación necesaria, fatal, del que no podía en rigor llamar rivales a los que aspiraban a lo que él no podía pretender.
Orso se desesperó, porque a su manera, adoraba a aquel último retoño de su raza; mas no hubo remedio; la voluntad de Lucía se impuso, y la niña entró en un monasterio de la Orden de Santo Domingo, en que había florecido Catalina, llamada Eufrosina, a quien el mundo venera hoy con el nombre de Santa Catalina de Siena.
Una y otra cosa eran en mí gemelas, agudas y mezcladas; porque si la deseaba con todas las fuerzas de mi alma incorpórea, la adoraba con todo el torrente de mi sangre substancial.