Ejemplos ?
En las actividades de refinación interesa aclarar que al ser expropiados los bienes de las compañías petroleras, y contra la creencia general, se encontró que las refinerías y plantas conexas constituían un conjunto de equipos anticuados en su mayoría y en estado de conservación tan deplorable que en algunas unidades no admitían reparaciones.
Saber que los incrédulos a los cuales exhortó el Mensajero de Alá –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- admitían que Alá era el Creador, el Organizador de todos los asuntos y aun así, esto no hacía que fueran musulmanes.
Los gobiernos más avanzados de mi época, mediante sus pobres leyes y sistemas, admitían vagamente esta responsabilidad, aunque la clase de provisión que hacían para los económicamente infortunados era tan exigua y acompañada de tales condiciones de ignominia que las personas normalmente preferirían morir que aceptarlas.
Independientemente de estas cuatro cenas, había todos los viernes una secreta y particular, mucho menos numerosa que las otras cuatro, aunque tal vez infinitamente más cara. A dicha cena sólo se admitían cuatro señoritas de alcurnia, raptadas de casa de sus padres a fuerza de engaños y de dinero.
Majd., por las otras causas de mayor consideración y madura atención, escogiere personas aprobadas del su abuelo, echar al pueblo algunas cosas que estaba dudoso en resolver, y en ejecutarlas se conformaba por la aprobación con que se admitían generalmente.
Yo mismo he escuchado historias más extraordinarias que ésta en las villas situadas a lo largo del Hudson, todas las cuales eran tan auténticas que no admitían la más mínima duda.
Algunos la admitían; pero a condición de que los negros y mulatos anduviesen apartados de los indios, "porque con poquita ocasión los matarían a palos y son sus enemigos' Tampoco podrían tener tratos ni granjerías con ellos.
Porque la antigúedad recibió las fábulas compuestas en ocasiones mal e impropiamente; pero estos tiempos, como son ya cultos, rechazando prinpalmente todo lo que es imposible, las admiten.» Uno de los hombres más doctos elocuentes de su tiempo, Marco Tulio Cicerón, dice que se creyó milagrosamente la divinidad de Rómulo porque los tiempos estaban ya ilustrados y no admitían las falsedades de las fábulas.
Sabido es cuanto se explayó el genio satírico en el arte gótico, en las gárgolas y en los pórticos de las catedrales, así como en los misereres y en los trascoros, donde juntamente con los ornamentos constituidos por figuras de 38 monstruos y vestiglos, se admitían representaciones burlescas, sobre todo, ridiculizando las costumbres del clero, ya en estilo de parodia, ya en forma acre y directa.
Formé el ejército en la tarde del 18 y después de haberle hablado y exhortándole al desempeño de sus deberes lo conduje en columna hasta el puerto, de modo que lo viese el enemigo. Allí hice embarcar algunas compañías en balsas, para probar la gente que admitían y no exponernos a un contraste.
No eran los capitalistas contra quienes los trabajadores estaban contendiendo, sostenían, sino contra el férreo entorno de la humanidad, y era meramente una cuestión del espesor de sus cráneos el que descubrieran este hecho y decidieran sobrellevar lo que no pueden remediar. Los menos sanguíneos admitían todo esto.
Para provar de todo, dio buelta a algunos lugarzillos, mas no se puede comparar el mal trato de los tiempos atrás con el que allí se le hizo, porque siquiera la admitían donde peor por un día, mas, desde que entró en los lugares del villanage, siempre durmió al sereno, porque olían su venida como perros de muestra y todos juntos salían a defenderla la entrada, y aun a ofenderla.